Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Magia negra en Turín

Álex Angulo muestra el lado más oscuro y tenebroso de la ciudad italiana

Álex Angulo acerca Turín a los viajeros en un recorrido por uno de los puntos del conocido Triángulo de la Magia negra junto a Londres y San Francisco, y de la blanca con Praga y Lyon. Y es que, tras rodar allí varias escenas de la película de terror Imago mortis, este actor ha conocido la parte más misteriosa y lúgubre de la ciudad italiana.

Famoso por su papel de sacerdote en la película El día de la Bestia, Álex recuerda con especial interés las múltiples librerías que albergan en su interior textos satánicos y de magia como Arethusa (Via Po, 2) en la que se encuentran libros de masonería, ocultismo, medicina alternativa y parapsicología, entre otros temas.

En este sentido, el actor vasco destaca el antiguo hospital psiquiátrico de la ciudad donde se rodaron varias secuencias de la película: "Un escenario excelente ya que estaba deshabitado y era muy tétrico. En el patio quedaban rastros del desequilibrio de los enfermos mentales que habían pasado por allí".

MÁS INFORMACIÓN

Este destino lleno de misterios cuenta con "el Museo Egipcio, uno de los más importantes del mundo, lleno de exposiciones muy interesantes", indica Álex. Además de estatuas, papiros, objetos de la vida cotidiana de esa civilización y varios elementos funerarios, entre los que destaca el sarcófago de Keops.

Lejos de este halo místico, Turín cuenta también con una gastronomía variada de la que el protagonista de Imago Mortis señala como indispensable "las pizzas, porque no son como las que comes en otras partes del mundo, la pasta que la sirven como un condimento en cualquier plato y de decenas de formas diferentes, y el chocolate con nueces o avellanas que se puede comer en alguna de las cafeterías y chocolaterías que hay en la ciudad".

Por otro lado, Álex sugiere "pasear por la ciudad para conocer mejor el lugar, pero merece la pena alquilar un coche y visitar el Piamonte. Allí existen varias bodegas con vinos excelentes como los Dolcetto d'Alba y Barbera d'Alba".

Gastronomía aparte, el actor confiesa que uno de los atractivos de esta ciudad son "sus cuatros ríos, el Dora, Po, Estura y Sangone, que se muestran como las venas de Turín. Son como caminos de aire dando la sensación al viajero de que el lugar donde se encuentra es un sitio abierto en todos los sentidos". Además de contar con una treintena de puentes que unen sus más de 20 barrios, en Turín se alzan decenas de edificios entre los que destaca la Mole Antonelliana por su altura. Esta antigua sinagoga hebrea es actualmente el Museo del Cine y es que, señala Álex, "esta ciudad es muy cinematográfica, prueba de ello el interesante Festival Internacional de Cine de Turín".

¿Has estado en Turín? Comparte tus fotos con otros lectores y manda tus recomendaciones

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.