Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL VIAJE DE...

"A Hombres G los escuchan hasta en las guerrillas de las FARC"

Diego A. Manrique, reconocido periodista y crítico musical, desvela las mejores anécdotas de sus periplos alrededor del mundo como cronista y entrevistador. Por ejemplo, el destino más rockero del planeta

"Vengan para acá, este chavo dice que conoce a Aviador Dro". El chavo no era otro que Diego A. Manrique, una institución dentro del periodismo musical en España. Conductor del El Ambigú de Radio 3 y colaborador habitual de EL PAÍS, ha recorrido medio mundo entrevistando a los grandes de la escena internacional durante las últimas tres décadas.

Aquella mañana estaba en el que considera destino más rockero del mundo, el Tianguis de El Chopo, México DF, y flipó con el tirón que tenía entre los locales el citado grupo madrileño, precursor del pop electrónico y la música techno en nuestro país en los tempranos 80. "Eran FANÁTICOS", recuerda.

¿A qué sitios te gusta ir siempre, aunque hayas estado mil veces?

San Francisco. Como Nueva York, una isla aparte que linda con el resto de Estados Unidos. Por su alto grado de civilización; aparte de fantásticas librerías, tiene una de las mejores tiendas de discos del mundo: Amoeba. Allí muere cualquier tarjeta de crédito. También a La Habana, aunque degenera de año en año, si eso es posible. Mejor ir allí ahora, antes de que se convierta finalmente en Miami Bis.

Un viaje pendiente...

Lagos (Nigeria). Todos me lo desaconsejan pero, antes de que lo cierren, quisiera conocer el New Afrika Shrine, el local donde Femi Kuti mantiene el recuerdo de su padre, Fela.

Un destino al que no irías ni invitado...

Moscú: tiene más historia trágica de la que uno puede asimilar. Y no ha pasado por el exorcismo de Berlín.

¿Hay algún viaje concreto del que guardes un particular buen o mal recuerdo?

Primera visita a Río. Mil momentos brutales, pero recuerdo especialmente acudir a un ensayo de la escuela de samba de Mangueira y recibir el impacto físico de una batería tocando mil percusiones a tres metros de distancia.

¿Cuáles son los destinos más, digamos, rockeros?

El destino más rockero del planeta es el Tianguis de El Chopo, en México DF. Los sábados, un mercadillo que acoge exclusivamente a las subculturas del rock: descendientes de los aztecas vestidos de "siniestros" regateando con hippies del 68...te hace reflexionar sobre el verdadero sentido de estas músicas.

Algo que te llevas siempre y algo que siempre se te olvida

No me privo de las guías de viaje. Puede que luego no las utilice, pero llevarlas me tranquiliza. Y siempre se me olvidan los salvoconductos, como una foto con Pedro Almodóvar o con Sabina, que te abren muchas puertas. Aunque en muchos países latinoamericanos, te ayuda más decir que conoces a, ¡de verdad!, los Hombres G.

¿Tanto...?

Lo de los Hombres G es tremendo, oí que los escuchan hasta entre las guerrillas de las FARC. En un hotel mexicano, nos abrían el restaurante y el bar a cualquier hora después de que lo supieran. En Buenos Aires, sin embargo, el punto fue hablar de los Héroes

¿Destinos indispensables para coleccionistas del vinilo?

Depende de la música que te interese. Por precios, los mejores hallazgos han sido en el rastro de La Lagunilla, en México. Y ya que estás en el DF, si algún nativo precavido te acompaña, es indispensable el llamado mercado de los ladrones, en Tepito, los piratas fabrican allí CDs que a veces tienen más contenido que los discos oficiales. Más cercano, por variedad, precio y buen rollo, me encantan las tiendas de Ámsterdam.

¿Haces viajes como turista desde cero? Es decir, donde no conoces a nadie, tienes que llevar guía, buscar hotel, chapurrear otro idioma si procede...

¡No, si lo puedo evitar! Soy un adicto a la literatura tipo el-peor-viaje-de-mi-vida, pero la praxis se la dejo a los ingleses más masoquistas. Tener entrada a las interioridades de una ciudad, contar con contactos, compartir un idioma... eso es lo mínimo.

¿Has ido, o te gustaría ir, a algún sitio por pura mitomanía musical?

Sí, a todos los que uno se pueda imaginar: Memphis, Nashville, Nueva Orleáns, Kansas City, Santiago de Cuba, Jerez, Liverpool.

El lugar más inaudito que has conocido por tener que entrevistar a una personalidad de la música

Por ejemplo, Bangor, en los bosques de Maine. En una avioneta de cuatro plazas, creo recordar. Lo que no olvido es que llegaba al motel cuando se iban los artistas que venía a entrevistar (Dary Hall & John Oates). Hubo un error de fechas y fue necesario buscar otra cita, en otro Estado. Nunca llegué a probar las famosas langostas de Maine.

¿Has hecho alguna vez algo de esto, o lo harías?

- Un viaje organizado en grupo:

En los años dorados de la industria discográfica, se hacía algo parecido a los viajes organizados en grupo, para acudir a estrenos de discos, presentaciones de giras, grabaciones. La verdad es que eran MUY divertidos, con suficientes ecos de las excursiones escolares y su gamberreo colectivo.

- Un crucero con bufet completo y barra libre:

Lo del crucero ya me resulta más inquietante. ¿Un lugar de donde no te puedes largar llamando un taxi? No, gracias. Aunque veo que en EEUU se han especializado y hacen ofertas más que interesantes: cruceros de jazz, de rock psicodélico, de...

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.