Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
VAMOS A...

Bares cofrades, bares sin carta, bares con yate...

Ruta veraniega por algunos de los locales más singulares de España

Dos polacos abrieron hace un mes un bar en Cullera. El local, Casa Pocho, concitó en su día el interés de media prensa. En un país con casi 250.000 bares y más de 70.000 restaurantes (según datos de la Federación Española de Hostelería,) Bernard Mariusz y Michal Lotocki lograron hacerse un hueco en los medios porque en su local animan a la clientela a insultarles. Si el insulto tiene gracia, el cliente obtiene una consumición gratis.

Mariusz y Lotocki entran por derecho en el listado de bares peculiares, un club en el que caben yates de dictadores, whisky bajo palio, restaurantes sin carta o rollos de papel higiénico colgando del techo.

"Y yo soy el que cobro..."

Decenas de camareros se entrecruzan por las mesas de El Tintero. Jarras de cerveza, espetos de sardinas, jibia, rosada plancha, vitorianos, dos de rusa y una de pimientos... Los camareros llevan de todo menos la carta. En El Tintero el comensal caza su plato al vuelo. ¿Un camarero lleva buenos jureles? Brazo en alto y a la mesa.

En El Tintero, situado al final del paseo marítimo de El Palo, en Málaga, tampoco hay cuenta, no como tal. Un señor se pasea constantemente al grito de ¡El que cobro, oiga, yo soy el que cobro! Y viene a tu mesa, cuenta los platos y los procesa en una libretilla. Un, dos, tres... hagas lo que hagas, siempre acaba tocando a veintitantos por cabeza (más o menos). Ruidoso pero sabrosón.

El Tintero (Playa del Chanquete, 29017 Málaga - 952 206 826). www.restauranteeltintero.com

Abrumados por la tapa

Las servilletas son rollos de papel higiénico graciosamente colgados del techo, la vajilla, finos platos de plástico blancos, la cubertería, palillos redondos... Los Amigos no es exactamente un salón de té victoriano pero, en este bar del madrileño distrito de Ciudad Lineal, con tres cañas a precio de barrio te llueven platos queso, bravas, salchichón, un poco de tortilla...

Justo en frente, su bar hermano, Los Enemigos, con la misma filosofía: tapas a granel y un ambiente agradable. Y a ver quién gana.

Los Amigos y Los Enemigos (Ezequiel Solana 115 y 116, Madrid) Cómo llegar

Franco y el escabeche...

En Casa Pepe hay más escudos de la falange que latas de perdiz en escabeche. Antiguamente, el viajero que salía de Andalucía por la Nacional IV se topaba forzosamente con este local por el que no pasó la democracia y en el que los semblantes del Caudillo y Jose Antonio se mezclan con tapas de alcaparrones y carne de monte.

Con las últimas obras de la autovía que cruza Despeñaperros, Casa Pepe ha quedado algo esquinado, ya no pilla de camino... Pero no ha cambiado su particular discurso, a la fiesta pre constitucional que supone su decoración, una sucesión kitsch de borricadas dictatoriales, se le suma una tienda con su propio merchandising, garrafas de aceite o encurtidos llenos de banderitas... Hasta los camareros lucen polo con bandera.

En Casa Pepe recalan seguro muchos convencidos de su credo y de su carta, algunos despistados y muchos, muchos viajeros que quieren comprobar que no es coña, que este sitio existe de verdad...

Casa Pepe (Ctra. N-IV, Km 243, paso de Despeñaperros). Casa Pepe en Facebook

...y Franco a babor

La proa de un destartalado barco blanco brilla bajo el sol de un árido páramo castellano. No, no es una alucinación producida por el casi lisérgico calor que caracteriza a este seco paraje en estas fechas. No es un espejismo. Aquí, a las afueras de Burgos, atracó finalmente el Azor, el yate de Franco, que fue adquirido (y expuesto) desde hace algunos años por el Asador El Labrador, restaurante del singular Motel Azor.

Junto a esta reliquia de la España franquista, algunas piezas de maquinaria de guerra pesada completan la decoración exterior de este peculiar binomio motel-restaurante, que comensales y huéspedes pueden admirar antes de sentarse a la mesa. Puertas adentro, mientras se degustan sus especialidades -micuit de pato, ensalada de filetes de perdiz escabechada o pimientos asados en horno de leña- todo un doctorado en aperos de labranza e imágenes de época del campo castellano cuelga de las paredes y el techo.

Como reza la propia web del asador, "algunos los miran con nostalgia, otros con curiosidad, pero a nadie les dejará indiferente". Pues eso.

Motel Azor (Ctra. Madrid-Irún, K.222. Cogollos, Burgos - 947 40 54 34). www.hotelazorburgos.com

Whisky cofrade

Copas bajo palio, entre santos, cirios e imágenes de La Macarena. El Garlochí es un paso de Semana Santa con copas y ambiente gay, un bar cofrade en el que se mezclan vírgenes, la Pantoja, fotos de Eugenia Martinez de Irujo, Madonna...

Suenan Serrat, Julio Iglesias, Marisol, Camilo Sesto... música española de ayer y hoy en este local sevillano con nombre de canción de la Pantoja (garlochí, corazón en caló) y que bien pudiera colarse en una película de Almodóvar.

Garlochí (Boteros 26, Sevilla, 41003). Cómo llegar

Más propuestas gastronómicas en la Guía de Restaurantes de EL VIAJERO

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.