Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
VAMOS A... LA FÓRMULA 1

Bahrein: vergel turístico en el desierto

Pistas e ideas para conocer el país más pequeño del Golfo Pérsico, próxima parada del circuito mundial de Fórmula 1. Un desafío asfáltico en pleno desierto

Al igual que el pequeño Anakin Skywalker demostró su habilidad con las vainas -los futuristas monoplazas de Star Wars-, en la Clásica de Boonta Eve, Fernando Alonso hizo lo propio ganando el Gran Premio de Bahrein en 2005 y 2006. No estamos en Tatooine, el desértico planeta creado por la mente de George Lucas, pero sino en Bahrein, probablemente, la aproximación más realista que tenemos en la Tierra. Andy Soucek, piloto madrileño de GP2, ya sabe lo que es correr aquí -lo hizo en 2007- y recuerda para EL VIAJERO lo divertido que era su paddock: "ponen alfombras persas en vez de las típicas moquetas... es como un paddock tipo árabe".

Nos encontramos en Bahrein, un pequeño estado del Golfo Pérsico formado por cinco islas que, cada año, desde 2004, se paraliza para acoger su Gran Premio de Fórmula 1. Soucek quedó impresionado por las diferencias sociales existentes en esta isla: "los árabes tienen una mentalidad muy diferente a la occidental, y es un país de contrastes. Por ejemplo, aquí no hay hostales, todo son hoteles de cinco estrellas".

Un paradigma del lujo que el fin de semana del 24 al 26 de abril visitarán unos 100.000 espectadores, los mismos que acogerá el circuito de Bahrein, construido en pleno desierto, dejando Manama, la capital, semivacía (su población es de 150.000 habitantes). "En este circuito la arena juega un papel muy importante", recuerda Soucek, "es una pista sucia, porque no la recubre una arena fina, sino gruesa". "Llama la atención que más allá del circuito no hay nada". Al charlar, le viene a la memoria de carrerilla la descripción técnica del circuito: "se caracteriza por rectar muy largas para frenadas muy fuertes en curvas de 180 grados, de modo que pueda haber adelantamientos".

1. Una plegaria por Fernando Alonso

La Gran Mezquita de Bahrein es uno de los puntos marcados en rojo como visitada obligada en nuestro itinerario. Nos encontramos en uno de los templos musulmanes más grandes del mundo, en el que pueden reunirse a rezar hasta 7.000 fieles al mismo tiempo. Está situada en la capital del emirato, Manama, cerca del Palacio Real de Bahrein, donde reside el rey, Hamad ibn Isa Al Khalifah.

Al viajero le sorprenderá la ostentación de la que hace gala esta mezquita: cuenta con la cúpula de fibra de vidrio más grande del mundo (60 toneladas). Desde 2006, también custodia la nueva Biblioteca Nacional, aunque se puede decir que es un templo "globalizado", al menos en cuanto a su decoración: lámparas francesas, 300 metros cuadrados de puro mármol italiano para la sala de rezos o una interminable alfombra de 2.774 m2 manufacturada en Escocia. Lujosa por dentro, y deslumbrante por fuera. No hay que dejar de admirar la Gran Mezquita iluminada por la noche, cuando asemeja un enorme faro en medio del desierto.

Cuando llegue a Bahrein, le sorprenderá la modernidad de Manama. Así le sucedió a Andy Soucek: "la antítesis de Bahrein sería Roma, una ciudad muy clásica. En Manama todos los edificios son muy modernos, es como si fuera una Nueva York postmoderna".

2. De compras por el zoco

Para el viajero occidental, visitar el Zoco Tradicional de Manama (Bab al Bahrain) será una experiencia única, alejada del concepto tradicional de shopping, del consumismo "puro y duro". En este zoco, no sólo se compra sin prisa -el regateo es indispensable-, sino que los productos a la venta son verdaderamente tradicionales: placeres para el olfato, con una enorme variedad de especias y frutos secos, o prendas árabes, como el kaftan o el thobe. "Para mí, el zoco es lo que más vida da a Bahrein. Es lo más característico, regatear con los mercaderes, que son dueños de sus propios productos y se permiten ese lujo", señala Andy Soucek. "Eso sí, hay unas falsificaciones increíbles, sobre todo de relojes". El Zoco de Manama está situado en el corazón de la capital, y en él, el viajero podrá encontrarse vendedores expatriados de países como India, Pakistán, Egipto o Bangladesh. Precisamente, una de las cosas que más llamó la atención de Soucek fue que "todos los obreros en Bahrein son indios, es muy curioso ver cómo en una ciudad árabe, los indios trabajan para ellos".

3. Cita con la arqueología

A pesar de ser una isla relativamente pequeña, Bahrein cuenta con un magnífico patrimonio arqueológico. Nos dirigimos a una fortaleza: Qal'at Al-Bahrain, más conocida como el Fuerte de Bahrein. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2005, esta fortificación data del siglo XVI a.C., y contiene vestigios de varias ciudades que fueron habitadas hace cinco mil años por la civilización Dilmun.

En total, el viajero podrá visitar hasta seis ciudades diferentes, en horario de 08:00 a 20:00. Un aviso de Andy Soucek: cuidado con los taxis. "Todos los coches son japoneses, y tienen entre 300.000 y 500.000 kilómetros, todos de cambio automático. Y no hay normas de tráfico, por que lo que se crean grandes atascos en la capital; Londres es una broma a su lado".

4. El Árbol de la Vida

No por ser uno de los puntos más turísticos de Bahrein, el conocido Árbol de la Vida deja de tener su encanto, al menos para los viajeros a los que les apasionen los mitos y los hechos inexplicables. En el sur de la isla, ya en pleno desierto, florece un árbol de 400 años de antigüedad. La vida de este legendario árbol es todo un misterio, ya que el agua brilla por su ausencia en esa zona. Una de las leyendas cuenta que el viajero que toque este árbol, regresará a Bahrein. La otra, que un ángel con una espada flameante lo custodia... compruébelo usted mismo.

5. ¿Vela, barco o yate?

No podíamos terminar esta breve ruta en una isla como Bahrein sin tomar contacto con el mar. Su playa más popular es la de Al Jazzaier. Sin embargo, un plan muy cómodo para el viajero será ir al Club de Vela de Bahrein. Situado a tan solo seis kilómetros del Circuito Internacional, podrá disfrutar de sus piscinas, de la playa, o podrá practicar vela o windsurf. Y si hay afición al motor, no se preocupe: también podrá alquilar lanchas a motor.

Guía práctica

Comer y beber

- Monsoon. Adliyah street, Manama, Bahrain. Excelente cocina balinesa. +009731774 9222.

- Fish Market Restaurant. PO Box 11294, Villa No.5, Gudaibiya, Manama, Bahrain. +973 1770 1201.

Dormir

- Delmon Hotel. P.O Box: 5661Manama, Kingdom of Bahrain. +973 17224000. En plena capital, a 100 metros de la Ciudad de Oro. http://www.delmonhotel.com

- Panorama Hotel. P.O.Box : 15009 - Kingdom of Bahrain. En el corazón de Manama, al lado de la Gran Mezquita y a 1,5 Km. de la playa. www.panoramahotel.com.bh

Información

- Circuito Internacional de Bahrein. www.bahraingp.com.bh

- Turismo en Bahrein. www.bahraintourism.com

- Bahrain Sailing Club. www.bhsailing.com

- Página web de Andy Soucek. www.andysoucek.com

El circuito de velocidad más viajero en el Especial Fórmula 1

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información