Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
VAMOS A...

Roma monumental, económica... y en Vespa

Disfruta de un productivo y económico fin de semana en la capital italiana, gracias a los consejos de los lectores

Roma enamora. Sus monumentos, el omnipresente legado de su pasado imperial, sus románticos rincones, la majestuosidad de sus plazas... Conocerla suele merecer varios días de estancia, pero gracias a los usuarios, EL VIAJERO ofrece una batería de consejos y recomendaciones para disfrutar de lo mejor e imprescindible de la capital italiana en un fin de semana.

Tomás Ramos sugiere comenzar por lo más destacado de la ciudad, a su juicio: el Coliseo y el Foro romano, "por sus dimensiones tanto históricas como físicas". Además, los Museos Capitolinos, donde se puede observar una extensa colección de obras de arte de la antigua Roma. Para quienes disfruten de pasear por la ciudad, este lector sugiere la Plaza Navona y el barrio del Campo de Flores, sobre todo al atardecer. Como curiosidad, Tomás reta a los viajeros a que vayan a "meter la mano" en la Boca de la Verdad, donde dicen que aquél que no es sincero, verá su mano atrapada dentro y no la volverá a sacar nunca.

La Pirámide de Cestia explica Pablo Contreras, conserva los restos del César Cayo Cestio. Situado junto a la Puerta de San Paolo, este monumento llama la atención porque su construcción típicamente egipcia se halla incrustada en plena ciudad, aunque Pablo aclara que, a pesar del parecido, "las dimensiones de ésta son mucho menores" que las de Egipto. Aún así, merece la pena.

Propuesta para curiosos. Antonio T. recomienda descender a la Cripta de los Capuchinos, escondida en la iglesia de Santa María de la Concepción. El templo alberga cinco capillas cuyas paredes están decoradas con los huesos de 400 frailes capuchinos.

Después de tanta caminata bajo techo, lo mejor es salir a sentarse en las escaleras de la Plaza de España a descansar y disfrutar de la luz del día. Marisa Solano aclara que no sólo congrega a turistas. Los romanos también acuden para disfrutar de un buen helado mientras observan la fuente de Barcaccia ideada por Bernini. Además, esta viajera aconseja visitar la Casa Conmemorativa de Keats y Shelley, convertida ahora en museo y a pocos metros de la Plaza, pues conserva algunos grabados y también poemas de estos dos autores.

Desde la Vespa

No hay mejor opción para moverse por Roma que la moto, sobre todo, como sugiere Anabel Ibáñez, "alquilar una vespa, aunque algunas calzadas como la que llega al Coliseo dificultan que los paseos motorizados sean tranquilos". Para Anabel "merece la pena", como cruzar la Plaza de Venecia y admirar todos sus monumentos "desde otra perspectiva".

La gastronomía es uno de los puntos fuertes de la ciudad, y va mucho más allá de pasta. Algo que bien sabe Lucas Barroso, quien propone a los viajeros el restaurante Ristocampo, en la zona del Trastevere, y probar sus paninis (parecidos a un bocadillo) y otros platos típicos por unos 15 euros. Además, si la época y el tiempo acompañan, se disfrutar de su cocina en la terraza del local.

Pedro Soriano aporta más propuestas culinarias, con cinco restaurantes en los que comer "bien y barato" en Roma. Algo que tiene sus inconvenientes, claro: La Montecarlo (Via Lo Savelli 13, esquina con Alexandra), muy cerca de la Plaza Navona, suele estar completo.

Muy cerca de dicha plaza encontraremos una típica enoteca italiana, Giulio Passami L'Olio (Via di monte Giordano, 28), en la que disfrutar de los vinos de la región acompañada de un buffet de platos fríos para cenar. En el Trastevere, destaca La Fraschetta (Via San Francesco a Ripa, 134) y su horno de leña, así como la Pizzeria Da Pietro (Plaza Augusto Righi ), especializada en tan típico plato italiano. Por último, podemos deleitar nuestro paladar en Re degli Amici (Via Della Croce, 33), restaurante próximo a la Plaza de España, con buffet libre para el primero, y pasta o pizza a elegir de segundo.

Una larga jornada exige, también, un buen descanso. Para disfrutar de una noche digna de emperadores se puede reservar en Traiano, ideal para los amantes de las compras por su proximidad a la Vía Nazionale, una de las calles de la moda en Roma. Ismael Royo certifica un servicio estupendo en este céntrico hotel de cuatro estrellas, donde les facilitaron el alquiler de bicis para pasear por la ciudad.

Los viajeros también piensan en opciones más baratas. Karla Zurita recomienda alquilar un apartamento a través de Rome Accomodation, que proporciona casas "céntricas, bonitas y limpias", como la que ella disfrutó en Vía Giulia. Nada mejor que estar como en nuestra propia casa para poder disfrutar al máximo de un viaje tan sugerente, ¿verdad?

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.