Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vodka sin hielo

El bar más frío del mundo está en Estocolmo y este año celebra su quinto aniversario

"Un vodka... sin hielo, por favor". Y el camarero responde con una extraña mirada. Claro, es que aquí todo es de hielo. Las paredes, las lámparas, la barra, las sillas... y hasta la copa, que se bebe sin ningún aditivo que disuelva su sabor. Con una temperatura constante de 5 grados bajo cero, el Absolut Ice Bar propone una gélida experiencia en el corazón de Estocolmo. Aviso para frioleros: ellos son los que más van a disfrutar.

Uno llega a la capital sueca con los edredones de Ikea como única referencia sobre la calidez nórdica. Basta apenas una hora para desengañarse. A unos metros de la estación Central, y camuflado en el lounge del Ice Sea Hotel, el Absolut Ice Bar se reconstruye cada año para caldear la bienvenida a una forma diferente de disfrutar del frío.

Una capa sirve de abrigo para entrar en lo que podría ser el salón sibarita de la casa que se montó Superman en el Polo Norte. El diseño corre a cargo de David&Martin, ideólogos de la línea joyera que apadrina Karl Lagerfeld. Y la materia prima surge cada temporada de las aguas del río Torne, al norte de Suecia, que presume de tener uno de los brotes más limpios del mundo.

Los vasos, como pequeños icebergs que uno debe sostener con guantes, contienen el rigor del bar: sus combinados. Frutas silvestres y esencia de cítricos acompañan al vodka, la bebida sueca por excelencia que, frente a la sobriedad de su uso en Rusia, ha alcanzado su máxima inspiración en la armonía con estos ácidos jugos naturales.

El Absolut Ice Bar se acerca a su quinto aniversario, que se celebrará en unos meses. En 2002, su inauguración supuso la primera iniciativa de una tradición que poco a poco se extiende por todo el mundo; con franquicias en Londres, Copenhague, Milán, Tokyo y Shanghai. Consolidado como una de las propuestas más originales de la noche, conmemorará la efeméride con un rediseño a cargo de los creativos suecos Anders Eriksson y Anders Rönnlund y con la presentación de un nuevo cóctel, el Mountain Aven. Eso sí, habrá que esperar hasta el 4 de mayo para probarlo.

Más propuestas e información en la Guía de Suecia

Mountain Aven, sabor a deshielo

Para quienes no puede esperar para saborear este exótico cóctel inspirado en el verano, Carl Jonzén, creador de la bebida, adelanta sus ingredientes:

- 4 cl. de Absolut Pears.

- 2 cl. de zumo de piña amarga.

- 4 cl. de zumo de saúco.

- Un chorrito de jugo de limón.

- Servir muy frío.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información