Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
VAMOS A... ESQUIAR

Volar con los esquís puestos

Parapente, esquí, baños, termales y mil diversiones más para todas las edades en la estación de Peyragudes, una propuesta redonda para Semana Santa en el Pirineo francés.

Eso de que 20 años no son nada, como cantaba Gardel, no se cumple en el Valle de Louron. En este rincón del Pirineo francés, han dado para mucho, y muy bueno. La estación invernal de Peyragudes cumple este año dos décadas de trayectoria apostando por la innovación y lo celebra con una amplia y económica propuesta para toda la familia de cara a la ya cercana Semana Santa.

Nieve para todos

60 kilómetros esquiables aguardan a todo tipo de esquiadores en las soleadas vertientes de Peyragudes. Dos valles con orientaciones este y oeste, Peyresourde y Les Agudes, especialmente dirigidos a los menos avezados en el deporte blanco. Desde los 16 remontes de la estación, incluidas cuatro modernos telesillas desembragables, es posible descender por una pista fácil, por lo que tanto expertos como principiantes pueden disfrutar de la estación al completo, incluidas las excelentes vistas desde sus cotas más altas (2.100 metros) plagadas de picos de más tres mil metros.

Para los más lanzados, el snowpark, equipado con un remonte propio, ofrece rampas de diferentes tamaños donde poner a prueba la imaginación en saltos y acrobacias, así como una pista boardercross permanente. Quienes busquen sensaciones todavía más fuertes, Peyragudes ofrece amplísimas posibilidades para el freeride, e incluso cuenta con un recorrido fuera de pista balizado de 6 kilómetros, Le Valle Blanche.

Para los más calmados, la estación cuenta además con tres itinerarios de esquí nórdico de diferente dificultad y longitud (de 1 a 3 horas de recorrido, así como de múltiples posibilidades y rutas raquetas de nieve, siempre con un ambiente muy alpino.

Esquiar en el aire

No es extraño echar la vista al cielo en Peyragudes, pues del 'dominio aéreo' de la estación también es surcado constantemente por esquiadores. Nos encontramos es una zona excepcional para la práctica de speed-riding o paraesquí, es decir, vuelos en parapente con los esquís puestos, ya que tanto despegue como aterrizaje se realizan sobre nieve.

Peyragudes suele acoger competiciones de esta especialidad, en las que los participantes, tras el despegue inicial, deben tocar son sus esquís en diversos puntos de la estación perfectamente balizados, para remontar posteriormente el vuelo y dirigirse al punto del aterrizaje final. Quien más puntos sume completando correctamente estos mini-aterrizajes intermedios se lleva la victoria.

Por supuesto, los no iniciados tienen su oportunidad de experimentar esta atractiva modalidad, ya que existen cursos y vuelos guiados con monitor que nos permiten sobrevolar la estación y admirar desde arriba la belleza del Valle de Louron.

Relax entre montañas

Cuando cae el sol y los remontes se detienen, nada mejor que recuperarse disfrutando de las propiedades termales de Balnea, un balneario situado apenas a unos kilómetros de la estación y a orillas del de Genós Loudenvielle. Aguas calientes y naturales, procedentes de los baños de Saoussas y ricas en oligoelementos.

Con un 'espacio romano' de silencio y máxima tranquilidad para adultos, y otro 'ameridiano' más lúdico y dirigido al disfrute de toda la familia al completo, Balnea ofrece descanso, bienestar y relajación a través de las propiedades naturales del agua.

Hammam, piscinas a diferentes temperaturas, hidromasaje, jacuzzi y hasta un baño musical subacuático en un estanque redondo cubierto con una cúpula de madera, se completan con tratamientos más personalizados en el área 'tibetana', como el masaje con tazón tibetano, masaje de pies tailandés y hasta sesiones de Taiko yoga.

Cultivar el espíritu

Cultivado el cuerpo, resta cultivar la mente y el espíritu. Para lo primero, el Valle de Louron cuanta con un interesante recorrido de iglesias románicas perfectamente conservadas, que remontan al viajero a tiempos medievales y evidencian el excelente patrimonio cultural e histórico de esta región pirenaica.

Para cultivar el espíritu nada mejor que sentarse a la mesa. Desde la cocina tradicional del Valle de Louron, como el guiso Garbure, hasta nuevas tendencias e innovadoras fusiones de sabores basadas en alimentos biológicos.

Todo cabe en este acogedor rincón del Pirineo francés, cercano y asequible al bolsillo en estos tiempos de crisis, donde aislarse por unos días disfrutando de la nieve, la naturaleza, las propiedades del agua termal, la gastronomía local y el excelente trato de sus gentes.

Consulta toda la información y actualidad de la temporada de nieve en la Guía de esquí de Parasaber.com

Guía práctica

Cómo llegar

Por carretera, Peyragudes se sitúa a hora de túneles de Bielsa y Vielha, dos horas y media de San Sebastián y a siete horas de Madrid. La mejor opción es tomar la Autopista A 64 en dirección a Pau, Tarbes y Lannemezan. Después hay que seguir dirección Arreau (RD 929) y Loudenvielle (RD616), desde donde se accede directamente a la estación.

En avión, los aeropuertos más cercanos son Pau-Uzein (a 100 km), Toulouse-Blagnac (150 km) y Huesca (180 km).

Dónde comer

- Beaurivage (Pont de Valentine, Saint Gaudens). Delicias de la gastronomía local mezcladas con aportaciones de la mejor cocina vasca, gracias al gusto del chef Philippe Picabea. No renunciar a la exquisita carne de buey y al pastel vasco como colofón.

- Cosy Casa (Residencia Sérias, Peyressourde - cosycasa@orange.fr). Cálido y acogedor restaurante al pie de las pistas de Peyregudes, que se desdobla como bar lounge y salón de té en la planta superior. El cuidado diseño interior se funde a la perfección con la amabilidad de los anfitriones y las exquisitas propuestas de su carta. Una delicia.

- Planetalis. Situado en el Balnea, centro de aguas termales, nada mejor que la exquisita fusión de sabores que despliegan su carta tras una sesión de jacuzzi e hidromasaje. Siempre a base de productos biológicos, destacan sus ensaladas, la tradicional coquille Saint-Jacques, así como el magret de pato. Los postres, tremendos.

- Le Hourgarde (Residencia Le Louron, Peyressourde). Restaurante tradicional, que lleva más de 40 años ofreciendo lo mejor de la gastronomía local en la estación de Peyragudes. Especialmente recomendable es el Garbure, guiso de pato típico de la zona, así como un buen crepe para cerrar la cena.

Dónde dormir

- Hotel Agudes. Único hotel con el que cuenta la estación. Remodelado y modernizado en 2008, se encuentra la vertiente de Les Agudes. Información y reservas: 0033 561 79 07 13

- Residencia Sérias. Nuevos apartamentos totalmente equipados a pie de pista, en la vertiente de Peyressourde.

Información

- Estación de Peyragudes - www.peyragudes.com, info@peyragudes.com

- Maison de Peyragudes (65240 Peyragudes ). Para información y reservas de alojamiento. Telf: 00 33 (0)5 62 99 69 99. Fax : 00 33 (0)5 62 99 65 85

- Centro termal Balnea (65510 Genos-Loudenvielle). Telf: 0033 891 70 19 19. www.balnea.fr

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información