Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manjares de Argelia

Descubre una gastronomía muy influenciada por las cocinas árabe, francesa y turca

Lo más habitual en Argel es dejarse llevar por las calles en busca de sus puestos de comida ambulantes, ubicados a lo largo de la ciudad en zocos y mercadillos, y aunque suele ser más frecuente entre los turistas optar por alimentarse en su hotel, es una gran idea mezclarse con los argelinos en busca de recetas más auténticas.

En ese rito que consiste en relacionarse con los nativos, tampoco es mala idea dejarse caer por una de las incontables teterías que abarrotan la capital argelina y degustar un té con menta o saborear sus pastas de miel y sémola.

La gastronomía argelina está influenciada por las cocinas árabe, turca y francesa y se caracteriza por sabores intensos y mucha presencia del picante. Especias como el azafrán, el jengibre, la canela o el perejil, y platos como el arroz, los kebab o las sopas.

Pero el indiscutible plato nacional es el cuscús, elaborado con sémola de trigo, carne de pollo o cordero, verduras o huevos. Además, destacan otros platos como el burek, un hojaldre relleno de carne, huevos fritos y cebolla; el dolma, de pimiento y tomate; el kemia, de judías y sardinas.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.