Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DIEZ RINCONES DE...

Londres en diez pasos

Una decena de propuestas imprescindibles para descubrir la capital inglesa en un fin de semana

A pesar del inabarcable aspecto de una gran metrópoli, Londres resulta una ciudad acogedora siempre que el visitante sepa cómo enfrentarse a ella, lleve información sobre cómo moverse y vaya preparado para estrujarse el bolsillo.

EL VIAJERO sugiere una decena de rutas y propuestas para optimizar al máximo una escapada breve a la capital londinense:

1. El mejor punto de partida para enfrentarse a un fin de semana en Londres es Oxford Street (metro Oxford Circus). Esta calle, junto a Regent Street, es la más comercial de la ciudad con tiendas de conocidas firmas de moda, tecnología y juguetes. Y a dos pasos de esta vía se encuentra la peatonal Carnaby Street, con boutiques y restaurantes a la última.

Para los que prefieran dejar las compras de lado y centrarse en descubrir Londres, la ruta sigue por Regent Street hasta Picadilly Circus, la plaza más animada de la ciudad con grandes letreros luminosos y enormes pantallas de vídeo publicitarias. Allí, la estatua de Cupido aguarda la incesante llegada de turistas y los flashes de sus cámaras fotográficas.

2. El Soho es el lugar donde verdaderamente reside la esencia nocturna de Londres. El barrio más bullicioso, abarrotado de restaurantes, bares, tiendas y sex shops, es conocido también por ser, desde antaño, el distrito rojo de la ciudad. Junto a Picadilly Circus, las posibilidades del Soho son infinitas: ambiente nocturno, moda, música, ... Además forma parte del Londres gay y alberga multitud de restaurantes chinos en sólo dos calles: la zona conocida como Chinatown. El paseo por el Soho acaba en Leicester Square, la plaza de las salas de cine, las obras de teatro y los musicales.

3. El recorrido por el Londres más monumental sigue por Trafalgar Square y la calle Whitehall hacia Downing Street, la sede del primer ministro británico. Al final de esa avenida, el visitante se topa con las casas del Parlamento, el inconfundible Big Ben. A su lado, la impresionante abadía de Westminster abre sus puertas a los viajeros por 12 libras esterlinas (unos 15 euros).

4. La ruta turística vira hacia el Londres de los palacios reales y los espacios verdes. St. James' Park es la puerta de entrada a The Mall, el paseo verde que conduce a Buckingham Palace y Green Park. Imprescindible asistir al famoso cambio de guardia (diariamente a las 11.30 horas) en la primera visita a la ciudad.

5. Otra de las rutas fundamentales es un paseo por la orilla del Támesis. Se puede recorrer a pie prácticamente por cualquier punto del río, pero es muy recomendable la animada zona de la orilla sur en London Eye, la noria gigante que se ve desde casi cualquier punto del centro londinense. Entre el puente de Westminster y el de Waterloo, el visitante encontrará músicos y actores callejeros, jardines, el acuario de Londres, los jardines Jubilee y el siempre aconsejable paseo en barco.

El Londres de los museos

6. A pesar de los elevados precios de la ciudad, el turista cuenta con una ventaja de partida: el Londres de los museos es gratis. EL VIAJERO recomienda la visita a tres de los más importantes. En Trafalgar Square, la National Gallery (metro Charing Cross) es una de las grandes galerías de arte del mundo y una de las colecciones más valiosas con obras desde el siglo XIII. En ella, pueden contemplarse cuadros claves de Velázquez, Van Gogh, Monet o Turner.

Y para los amantes del arte contemporáneo, la Tate Modern emerge en la orilla sur del Támesis en un edificio que recupera una antigua central eléctrica. Se puede llegar en barco, en el Tate Boat, cada 40 minutos, o a través de la pasarela que cruza el río desde la catedral de St. Paul.

El British Museum (metro Tottenham Court Road o Russell Square) cuenta con las colecciones más completas de la cultura clásica y, especialmente, de la egipcia.

7. Dejando atrás por un momento el Londres más típico y monumental, no es mala idea pasear por alguno de los parques de la ciudad. Hyde Park es el preferido por los londinenses para patinar, montar en bici, practicar deporte o descansar junto al lago. Además, en una de sus esquinas, los domingos se concentran en Speaker's Corner (metro Marble Arch) variopintos personajes que dan sus discursos, generalmente políticos, ante la multitud.

8. El domingo es también el día de los mercados. Camden Market (metro Camden Town) se ha convertido en el más famoso y multitudinario y en un lugar de culto por donde pasear en busca de recuerdos, ropa de diseño y segunda mano, discos, cocina y especias de todo el mundo. Otra opción es acercarse al mercado de pulgas de Brick Lane (metro Liverpool Street) y al cercano e innovador Spitalfields Market. La tercera vía se ubica en el barrio de Notting Hill. El pintoresco Portobello Market (metro Notting Hill Gate) ofrece antigüedades, puestos de fruta y tiendas de moda. Tres mercados para todos los gustos.

9. La catedral de St. Paul presume de tener una de las cúpulas más grandes del mundo, después de la de San Pedro de Roma. El templo está abierto al público de lunes a sábado de 7.30 a 17 horas.

10. El otro pulmón verde de Londres se encuentra al norte de la ciudad. Hampstead Heath (metro Hampstead) ofrece a los londinenses lugares de baño, naturaleza, espacios para practicar deporte y las mejores vistas. Desde Parliament Hill se contempla perfectamente la silueta de la capital inglesa.

Consulta la Guía del Reino Unido

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.