Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Y al fin el AVE llegó a Barcelona

La alta velocidad une desde hoy las estaciones de Atocha y Sants en dos horas y 38 minutos, dos meses después de la fecha prevista

Parecía que nunca se haría realidad pero la conexión vía AVE entre Madrid y Barcelona ya es un hecho. A las 6.00 de hoy, entre legañas y todavía en penumbra, han efectuado su salida de las estaciones de Puerta de Atocha y Sants, simultáneamente y con puntualidad, los dos primeros trenes con pasajeros del nuevo trayecto que une la capital española con la catalana en sólo 158 minutos.

El AVE inaugural ha completado el recorrido con éxito y cinco minutos de adelanto, aunque un poco vacío de pasajeros -160, concretamente-, escasez propia de la hora intempestiva y de la dificultad de la puesta en marcha del servicio.

Del centro de Madrid al corazón de Barcelona en dos horas y 38 minutos -mejor tiempo sin paradas-. Difícil de creer, después de dos meses de retraso respecto a la fecha anunciada.

La alta velocidad debería haber llegado a Barcelona en 2004, conforme al compromiso del Gobierno de Aznar, o a más tardar, el pasado 21 de diciembre, acorde a la promesa del Ejecutivo actual.

Sin embargo, a pesar de todos los contratiempos, socavones y demoras incesantes, el AVE ya recorre los 659 kilómetros que separan ambas ciudades en un tiempo dos veces inferior al de los trenes convencionales y en una hora y veinte menos que el hasta ahora utilizado por los Alvia.

El tren que deja la estación de Atocha a las 6 horas es el primero de los 17 que circulan hacia Barcelona a lo largo del día. A la misma hora, otro AVE abandona el andén de Sants rumbo a la capital de España.

Un total de 34 trenes de alta velocidad -17 por cada sentido- comunican diariamente las dos ciudades. Sólo 15 son viajes directos (de dos horas y 38 minutos), ya que el resto incluyen paradas -Zaragoza, Lleida y Camp de Tarragona- que prorrogan el recorrido hasta las tres horas y 24 minutos.

La frecuencia de salidas, tanto desde Madrid como desde Barcelona, oscila entre los 30 y los 60 minutos, dependiendo de la franja horaria. El último AVE del día abandona Atocha y Sants a las 21.00.

Precios entre 40 y 120 euros

Los precios de los billetes también varían de acuerdo al número de paradas, el tiempo de antelación con el que se realice la compra y si ésta se hace a través de la web de Renfe.

El precio del billete sencillo en clase turista es de 102,1 euros (162,1 euros ida y vuelta) en el caso de un AVE con paradas intermedias -que puede tardar hasta tres horas y 24 minutos- y de 120,4 euros (191,2 euros ida y vuelta) en el de uno sin paradas -en torno a las dos horas y 38 minutos-, aunque con la tarifa web es posible viajar por sólo 40,8 euros -siempre que se adquiera el billete sencillo con 15 días de antelación.

En caso de una demora de 15 minutos en el AVE Madrid-Barcelona, el viajero tiene derecho a la devolución del 50% del precio del billete; si el retraso supera los 30 minutos, la compensación asciende al 100%.

Con el fin de ser más competitivo, Renfe ha puesto a la venta el Puente AVE, un billete abierto en turista con un año de validez por 163,5 euros, similar al puente aéreo pero 36 euros más barato que el avión.

A 300 kilómetros por hora

Los nuevos trenes alcanzan una velocidad de 300 kilómetros por hora, aunque en este trayecto circulan a una media de 238 kilómetros por hora. Cada AVE tiene una capacidad de entre 310 y 397 pasajeros, distribuida entres las clases Turista, Preferente y Club. Al día hay 13.498 plazas disponibles.

Barcelona se acerca así al resto de la península. Renfe ha programado conexiones con parada en Madrid entre Barcelona y Sevilla (seis horas y 30 minutos) y Barcelona y Málaga (seis horas y 35 minutos). Estos tiempos de viaje están condicionados por la entrada de los trenes en Madrid, una situación que se mantendrá hasta que se concluya la construcción del by-pass que enlazará las tres líneas de alta velocidad.

Por otra parte, hay otras tres ciudades, que ya recibían el AVE, beneficiadas por la conexión con la capital catalana: entre Zaragoza y Barcelona el tiempo de viaje es de una hora y 51 minutos; Lleida-Barcelona, una hora y 3 minutos; y Camp de Tarragona-Barcelona, 34 minutos. Siempre en sus mejores tiempos.