Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pirámides con derechos de autor

Egipto trabaja en una ley para gravar las réplicas de sus antigüedades

Suena a broma pero es algo bastante serio. Las autoridades egipcias planean regular la reproducción de réplicas exactas de las pirámides y otras antigüedades reconocibles de Egipto, así como la venta de fotografías o imágenes de las mismas, para prohibir o gravar su fabricación.

A efectos prácticos, la ley propuesta, pendiente de aprobación, obligaría a fabricantes y vendedores de todo el mundo a obtener un permiso especial -y en algunos casos pagar cuotas- para vender productos relacionados con las joyas arquitectónicas del Antiguo Egipto como las pirámides de Giza, la Esfinge o la máscara de Tutankamon.

Y todo ello a pesar de que, según National Geographic News, la aplicación internacional de este tipo de regulaciones es insólita. Unas 120 antigüedades se verían protegidas por el nuevo texto, según el secretario general del Consejo Superior de Antigüedades de Egipto, Zahi Hawass.

Sin embargo, el proyecto de ley permite que las réplicas que no estén hechas a escala exacta puedan ser fabricadas. Por ejemplo, un objeto de cinco centímetros a escala no puede fabricarse sin permiso, pero una réplica de seis centímetros sería aceptable.

Fines educativos, libres de gravamen

Los legisladores también pretenden cobrar derechos de autor a aquellos que usen comercialmente imágenes de antigüedades en fotografías, televisión y películas. En cambio, esto no se aplica a aquellas imágenes que tengan propósitos educativos.

Según Hawass, los fondos generados por la ley propuesta irían destinados a la preservación de los lugares históricos. "Queremos proteger las antigüedades egipcias, nuestros valores", dijo. "Es lo más importante".

Hawass justifica la medida en las ganancias millonarias de empresas y museos de países como China y Estados Unidos, en la venta de réplicas e imágenes de los antiguos objetos egipcios.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.