Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Taj Mahal despide al dólar

La principal joya de la India obliga a pagar la entrada en rupias por la crisis de la moneda estadounidense

Los turistas estadounidenses tendrán que pasar por el aro y pagar en rupias, como los demás visitantes, si quieren acceder al Taj Mahal. La continuada devaluación del dólar ha llevado a las autoridades de la India a dejar de aceptar que la entrada a la gran joya de la arquitectura india, se pague con la divisa norteamericana, según el diario The New York Times.

Los viajeros norteamericanos, que hasta hace poco contaban con el dólar como infalible salvoconducto "desde las calles de Hanoi hasta las llanuras de África", se ven ahora sometidos a la obligación de tener que cambiar la divisa de la mayor superpotencia económica mundial por rupias indias.

En consecuencia, y en cumplimiento de un decreto del Ministerio de Cultura de India, los taquilleros del Taj Mahal exigen a los turistas norteamericanos que paguen 750 rupias por la entrada, unos 19 dólares (unos 13 euros), frente a los 15 (unos 10 euros) que pagaban anteriormente.

La misma política de No dollars se aplica en otros enclaves turísticos indios, como un minarete del siglo XIII conocido como Qutb Minar y la tumba del emperador Humayun, un gran edificio del siglo XVI que se encuentra en Nueva Delhi.

Según The New York Times, algunos operadores turísticos aseguran que han encontrado resistencia a aceptar dólares, algo hasta hace bien poco impensable, en diversos lugares turísticos de la geografía mundial, desde Perú a Vietnam.

A este respecto, Peter Rudy, director de una agencia de viajes internacionales de aventura, asegura que "un billete de 100 dólares era antes algo universal, de Moscú a Mozambique, pero ya no".

Euros en Estados Unidos

Para colmo, incluso en Nueva York hay tiendas que alientan el pago en divisas extranjeras. Un reciente artículo de The Villager, un periódico de Manhattan, apuntaba a este respecto que East Village Wines, un establecimiento de bebidas alcohólicas ubicado en First Avenue, acepta pagos en euros tanto como en dólares.

El trasfondo de esta realidad sin precedentes es tan simple como que, sólo durante el último año, el dólar se ha depreciado un 9% contra el euro, un 10% contra la rupia india o un 12% contra el peso chileno. Un euro vale hoy en día casi 1,5 dólares, mientras que al comenzar a circular, en 2002, no llegaba a la paridad.

Como consecuencia, agencias de viajes norteamericanas han empezado a aplicar sobretarifas en los viajes a países europeos. Cerca del 60% de los miembros de la Asociación de Tour Operadores de Estados Unidos que venden viajes a Europa afirman que sus precios subirán un 15% por la debilidad del dólar, según un sondeo realizado en diciembre pasado.

Para echar una mano a los turistas estadounidenses, que nunca antes habían visto algo parecido, algunos hoteles de París y Londres con importantes clientelas de nacionalidad norteamericana han decidido mantener ofertas en dólares, aunque el billete verde baje frente al euro o la libra.

A los viajeros estadounidenses todavía les queda el consuelo de frecuentar lugares como México, donde el tipo de cambio del dólar sigue siendo el mismo que hace un año; Argentina, donde podrán disfrutar de una revalorización del 2%, o Panamá y Ecuador, en donde todavía usan el dólar como moneda oficial.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.