Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cortijo del Marqués, entre los olivares de la sierra de Arana

Un hotel rural con vistas a Granada que recoge la tradición agrícola del siglo XVI

Exterior del Cortijo del Marqués, en Albolote (Granada). Ampliar foto
Exterior del Cortijo del Marqués, en Albolote (Granada).

En su cortijo de horizonte granadino, la austriaca Silvia ­Roth y el holandés Eilko Brug­gers son anfitriones de lujo. Entre campos de olivos, trigo y girasoles, el matrimonio rescató una finca agrícola que había sido fundada por el marqués de Mondéjar tras el desmembramiento del reino nazarí, a principios del siglo XVI. Llegar hasta este lugar perdido al pie de las sierras de Arana y del Pozuelo no es fácil, pues requiere el zarandeo previo de un sendero intrincado de varios kilómetros.

Puntuación: 8
Arquitectura 8
Decoración 7
Estado de conservación 7
Confortabilidad habitaciones 9
Aseos 8
Ambiente 8
Desayuno 7
Atención 10
Tranquilidad 10
Instalaciones 7

Silvia y Eilko reciben al viajero. En 2011, explican, abordaron la reforma del cortijo y sus edificios anexos, incluso la de una capilla que había sido maltratada por los avatares de la Desamortización y el impacto de un obús durante la Guerra Civil. En esas, tuvieron que ser sustituidos los suelos y la carpintería, las instalaciones eléctricas y sanitarias, el empedrado del claustro primordial, el torreón mirador y también las vidrieras y los frescos absidales. En el exterior reavivaron sus jardines y sus fuentes, los arcos acristalados, las fachadas de cal y canto, las antiguas cuadras y el palomar.

La luna, apuntada desde la espadaña, señala la hora de aposentarse en el comedor. Mejor en la terraza de verano, protegida por la sombra alargada de dos cipreses. La selección de platos es comedida, pero meticulosa.

Habitación El Mirador, en Cortijo del Marqués. ampliar foto
Habitación El Mirador, en Cortijo del Marqués.

Difíciles de definir, entre rústicos e historicistas, los dormitorios constituyen el verdadero sanctasanctórum del cortijo. Su amplitud daría para una congregación hospitalaria y para firmas de acuerdos políticos. En sus camas podrían haberse rodado escenas principescas de Hollywood. Cuatro caben en la casa principal, decorada con piezas de anticuario y sillones Chester de época. Cinco alrededor del patio, en las antiguas estancias destinadas a granero, carpintería, cuadra y palomar. Ninguno es más que otro, pero se podrían escribir novelas varias sobre la suite Los Aljibes, antes dividida en ocho celdas, con sus columnas de piedra rescatadas de los tabiques. Al fondo, el cuarto de baño exhibe una bañera entre las antiguas tinajas de aceite. Y qué decir de La Cuadra, con sus suelos de barro cocido y su pesebre. En El Palomar, una bañera de patas llama la atención casi tanto como sus vistas al olivar y a los campos de trigo y girasoles.

Cortijo del Marqués

  • Categoría: hotel rural (3 estrellas).
  • Dirección: Finca Cortijo del Marqués. Albolote, Granada.
  • Teléfono: +34 958 34 00 77 y +34 678 33 48 84.
  • Web: www.cortijodelmarques.com
  • Instalaciones: jardines, piscina, patio, capilla con capacidad para 200 personas, salón, bar, restaurante.
  • Habitaciones: 8 dobles, 3 familiares, 4 suites V Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados; no admite animales.
  • Precios: desde 110 euros la doble, desayuno e IVA incluidos; cena de tres platos, 29 euros; menú infantil, 15.

Más información