Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

San Miguel, buen dormir y buen comer

Un hotel gastronómico en el centro histórico de Santiago de Compostela

Hotel San Miguel, en Santiago de Compostela. Ampliar foto
Hotel San Miguel, en Santiago de Compostela.

Si el finisterre compostelano es también un principio laico para los amantes de la buena mesa, nada tiene de extraño que la nueva ola de alojamientos con encanto en Santiago de Compostela se haya diseñado con arreglo a los apremios del paladar. Uno de los más recientes, no en vano rotulado como hotel gastronómico, emerge en la plazuela de San Miguel, junto a la iglesia de San Miguel dos Agros y enfrente del monasterio de San Martín Pinario. La catedral da sus campanadas muy cerca. A los turistas les gusta hacerse un selfie delante de su fachada de cinco plantas, recibida en 1912, aunque sus basamentos son originarios del siglo XV.

Puntuación: 6
Arquitectura 7
Decoración 6
Estado de conservación 8
Confortabilidad habitaciones 6
Aseos 6
Ambiente 4
Desayuno 6
Atención 5
Tranquilidad 8
Instalaciones 5

Aquí hizo carrera el chef Javier Montero con el restaurante O Tragaluz, hijo del Texturas Galegas que hoy regenta en Mondoñedo. Hace poco, el hotel cubrió su hueco con otro prometedor espacio gastronómico bautizado como Solleiros, a cargo de la joven cocinera Ana Portals, formada en los fogones de Casa Marcelo y el grupo A Curtidoría. La llamada de la cocina conquista también a los huéspedes en viaje de negocios o en peregrinaje jacobeo. Muchos se pierden en el intríngulis callejero, especialmente si se pretende llegar en automóvil. Un garaje público cercano hace recuperar el buen humor a 10 euros la jornada.

De planta rectangular, el edificio exhibe sus galerías compostelanas como prolongación al exterior de sus 16 habitaciones, decoradas en tonos neutros y con un perfil minimalista que contrasta con las espadañas y los tejados barrocos o neoclásicos del horizonte a la vista. Atempera la escena el envoltorio de gasas y visillos de algodón que enmarcan dichas galerías. En pura lógica, los dormitorios superiores del cuarto piso ofrecen más luminosidad y las mejores panorámicas. Los introvertidos preferirán, sin duda, la estancia abierta al jardín interior, diseñado conforme a las reglas del feng shui.

Habitación del hotel San Miguel, en Santiago de Compostela. ampliar foto
Habitación del hotel San Miguel, en Santiago de Compostela.

En semejante atmósfera de confort y ensimismamiento contemplativo se echa de menos una mayor empatía del servicio y, sobre todo, un periodo más amplio de atención personal, ya que la recepción se cierra a las diez de la noche. Al precio que se paga por dormir y desayunar, cabría esperar algo más de corazón. La avalancha turística que sufre la ciudad en su temporada alta invita a dar gracias por encontrar un sitio como este de buen dormir y mejor comer en el núcleo vital de la almendra compostelana.

San Miguel

  • Categoría: 3 estrellas.
  • Dirección: plaza de San Miguel dos Agros, 9. Santiago de Compostela.
  • Teléfono: +34 981 55 57 79.
  • Web: www.sanmiguelsantiago.com
  • Instalaciones: jardín interior, salón, restaurante.
  • Habitaciones: 16 dobles.
  • Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados; animales domésticos prohibidos.
  • Precios: desde 100 euros la doble, IVA incluido; desayuno, 9,50 euros, IVA incluido; garaje en proximidad, 10 euros.

Más información