Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ocho restaurantes ricos y baratos en Valencia

De una desenfadada taquería en Ruzafa a una taberna 100% vegana a dos pasos del mar, locales que miman tu paladar y tu bolsillo

Taquería La Llorona, en el barrio de Ruzafa, en Valencia. Ampliar foto
Taquería La Llorona, en el barrio de Ruzafa, en Valencia.

En Valencia, florecen restaurantes que conjugan propuestas ricas a precio asequible con un espacio  encantador. Y no solo dirigidas a los turistas que visitan la ciudad del Turia, sino a los propios valencianos que agradecen, por ejemplo, su cercanía la mar. Una ruta por ocho restaurantes buenos y baratos para disfrutar comiendo y contemplado en día a día de la ciudad.

Hamburguesa vegana y bol de açaí em Almalibre (Valencia).
Hamburguesa vegana y bol de açaí em Almalibre (Valencia).

Almalibre Açaí bar

Almalibre es el resultado de un sueño común, el de un grupo de amigos decididos a abrir el primer bar de España especializado en el açaí, una superfruta brasileña cuyas propiedades energizantes son explicadas a cada comensal por el cercano equipo del local. Pero además de su variedad de boles de açaí, como el popular Correcaminos (açaí con plátano, chocolate y paçoca, cacahuete picado con azúcar y sal), la carta de local incluye hamburguesas veganas, hotdogs vegetarianos, tostas para picar y cervezas y vinos ecológicos. También cuenta con tienda especializada con helados, zumos y refrescos de açaí.

  • Roteros, 16 (Barrio del Carmen).
Comedor de Clectic Open Kitchen, en Valencia. ampliar foto
Comedor de Clectic Open Kitchen, en Valencia.

Clectic Open Kitchen

Una apuesta sana y sofisticada en un local diáfano que recibe a clientes a cualquier hora del día, desde el desayuno hasta la cena, y también para llevar. En Clectic rescatan recetas de todo el mundo (desde sopas tailandesas a gyozas japonesas, camembert horneado con nueces y romero o tres tipos de curry), eso sí, en versión saludable. Es decir: nada de fritos, una gran variedad de superensaladas, pasta fresca artesanal y zumos détox. Los menús para comida y cena permiten elegir entre los platos de su carta, rematados con alguno de sus postres caseros. Su cheesecake, por ejemplo, está empezando a ser famoso en la ciudad…

  • Gran Vía Marqués del Turia, 63 (Centro).
'Brunch' en el Bluebell Coffee, en Valencia.
'Brunch' en el Bluebell Coffee, en Valencia.

Bluebell Coffee

Abrió discretamente en el barrio de Ruzafa pero ya se ha consolidado como uno de los locales favoritos entre vecinos y visitantes. En Bluebell Coffee llevan la cultura del café a rajatabla y lo demuestran preparando deliciosos expresos y capuchinos con la mejor tradición italiana. Las mañanas de domingo invitan a una dimensión espaciotemporal diferente disfrutando de su brunch en la terracita interior, donde siempre brilla el sol. Entre semana, sus desayunos proponen imaginativas tostas –por ejemplo, de aguacate y huevo poché– con un matcha latte para empezar el día con buenas vibraciones.

  • Buenos Aires, 3 (Ruzafa).
Sala de La Fundadora, en Valencia.
Sala de La Fundadora, en Valencia.

La Fundadora

Brunch rico y asequible todos los días en un espacio tan acogedor y entrañable como el salón de casa de tu abuela. Desde la iluminación hasta la comida están preparadas con cariño: todo invita a quedarse durante horas en este joven café y restaurante situado a un paso del centro de Valencia. El menú del día de La Fundadora es una apuesta segura; los clientes suelen preferir la lasaña y las hamburguesas de quinoa. Si tienes tiempo para recrearte, lo mejor es el brunch: café, zumo de naranja natural, una porción de tarta casera (especialidad de la casa) y un trozo de tortilla o de quiche por sólo 6 euros.

  • Bailén, 44 (Centro).
Detalle de la Taberna Tora, en Valencia. ampliar foto
Detalle de la Taberna Tora, en Valencia.

Taberna Tora

Tras un tiempo viviendo en Barcelona, Koji y Sonia –japonés y valenciana– volvieron a Valencia con la firme misión de expandir nuestra percepción de la gastronomía japonesa y llevarla más allá del sushi y los maki. Para ello abrieron una izakaya (típica taberna japonesa) que, según Sonia, sirve las mismas tapas que nos podría cocinar su suegra allá en Japón, como el cerdo al estilo Okinawa o Kakuni, el favorito de los dueños. El personal está decidido a desplegar todos los aspectos de la cultura nipona tanto en Tora como en Kuma, el restaurante de ramen que Koji ha abierto recientemente muy cerca de la taberna pionera, en la calle Pintor Salvador Abril, 6.

  • Pere III el Gran, 13 (Ruzafa).
Cocina de la taquería La Llorona, en Valencia.
Cocina de la taquería La Llorona, en Valencia.

Taquería La Llorona

De valenciana y japonés a valenciana y mexicano. Después de estudiar cocina en Francia y conocer a su futura mujer en Austria, José decidió perfeccionar el arte de los tacos bajo su propia firma. La Llorona gana popularidad a un ritmo apabullante, posiblemente gracias a su ambiente desenfadado y alegre que traslada al comensal a las calles de México DF. Los tacos, claro, también ayudan. El Carnitas descoloca por su atrevimiento (cerdo marinado con leche condensada, coca-cola y zumo de naranja), pero, nos dicen, quien lo pide repite. 

  • Pintor Salvador Abril, 29 (Ruzafa).
Sofart Café, en Valencia. ampliar foto
Sofart Café, en Valencia.

Sofart Café

“A mitad camino entre el estudio fotográfico y el salón de casa”. Así define Roberto su Sofart Café, y no le falta razón. En este espacio de ambiente hogareño y vintage se aúnan la cultura, el arte y la enogastronomía italiana. El menú del día cambia cada semana, aunque la bruschetta y la pasta fresca conservan siempre su espacio en la carta. Los viernes, la cita consiste en un animado aperitivo italiano con bufé libre y consumición por siete euros. Los sábados son siempre distintos: catas de vino o cervezas artesanas, desgustaciones de pizza gourmet o de pasta elaborada al momento… En Sofart los niños campan a sus anchas (cuentan con un espacio reservado especialmente para ellos) mientras los adultos pueden ojear un libro de fotos en compañía de un exquisito cannolo siciliano.

  • Músico Peydró, 7 (Centro).

Nehuen Tasca Vegana

En la lengua de los mapuches (indígenas del centro de Chile), “nehuen” significa fuerza, ímpetu. Esos dos conceptos mantienen muy viva a esta tasca 100% vegana situada en el barrio del Grao, a dos pasos del mar. Su lema, “veganfood & reggaemusic”, describe perfectamente el espíritu de este local que, desde finales de 2012, ofrece a vecinos y visitantes una alternativa de consumo respetuosa con el medio ambiente. De tu visita a Nehuen probablemente destacarás dos cosas: la simpatía de sus camareros y la originalidad de su cocina, ecológica y en su mayoría sin gluten. Lo mejor: disfrutar de su asequible menú del día (tres platos, postre, pan y bebida) en la terracita caldeada por el sol.

  • Cristo del Grao, 14 (Grao).

Más información