Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tras los jesuitas de Scorsese en Lisboa

Ruta por las huellas que dejó la orden religiosa de san Ignacio y san Francisco Javier, que partió de la capital portuguesa para evangelizar Japón

Ampliar foto
Plaza de Intendente, en el barrio de Mouraria, en Lisboa. Getty

Martin Scorsese, con su película Silencio, ha traído a la actualidad las aventuras y penurias de los jesuitas que salían de Portugal para cristianizar Asia, África y América a partir del siglo XVI. Lisboa guarda bastantes vestigios de aquella época, pues incluso se considera que fue en la capital portuguesa donde se creó el embrión de la Compañía de Jesús, que se extendería por el mundo entre los siglos XVII y XX. El nombre de Xavier es bastante frecuente en Portugal, e incluso hay quien defiende que era portugués.

1 La primera casa jesuita

En la Morería, hoy el barrio más típico de Lisboa, se encuentra la primera casa de jesuitas del mundo, que data de 1542. La Compañía vendió el edificio a los agustinos a finales del XVI y lo volvió a comprar en el siglo XIX. Se encuentra en la calle del Marquês de Ponte de Lima.

2 Colegio de Huérfanos

Fue fundado en 1273 por la reina Brites para recoger a niños pobres y huérfanos. Conserva un portón manuelino maravilloso y, en las escaleras, paneles de azulejos que reproducen pasajes de la Biblia. Desde 1553, los jesuitas asumieron la formación de los niños, que preparaban para ser misioneros. Calle Mouraria, 64.

ampliar foto
Detalle del antiguo hospital de São José, en Lisboa. Getty

3 Hospital de San José

En la parte administrativa de este enorme hospital en el centro de Lisboa se conserva la sacristía y la capilla de lo que fue en 1579 el colegio de San Antón El Nuevo, para diferenciarlo del Viejo (la casa de la Morería). Se mantiene tal cual la Aula de la Esfera, una maravilla a la que hay que acceder en días laborables y como si se fuera a dar de baja a un paciente. Rua José António Serrano, 1150-199.

ampliar foto
Interior de la iglesia de San Roque, de 1565, en Lisboa. Getty

4 Sacristía de la Iglesia de San Roque (1565)

Reliquias de san Francisco Javier y san Ignacio de Loyola, capillas dedicadas, y una sacristía forrada con cuadros alegóricos. En la primera hilera, 20 cuadros de André Reinoso (1619) sobre las hazañas de san Francisco Javier en Japón. Largo Trindade Coelho, 1200-470.

ampliar foto
Sala del Museo de Historia Natural de Lisboa.

5 Museo de Historia Natural

Se levanta en el antiguo Noviciado de Cotovia, que a partir de 1619 se destinó a la formación y preparación de los jesuitas que iban a partir hacia las Indias. Rua da Escola Politécnica 56. 

ampliar foto
Mesas y restaurantes en el Mercado da Riberia, en Lisboa. Agefotostock

6 Mercado da Ribeira

Hoy es el centro de reunión de los turistas con su medio centenar de restaurantes, pero en 1600 de las aguas de su ribera partió la nave Sao Valentim con 19 jesuitas a bordo, entre ellos el padre Cristovão Ferreira, del que nunca más se supo. La película de Scorsese narra la expedición en su búsqueda de los padres Rodrigues y Garrupe.

ampliar foto
Monumento de los Descubrimientos, en Lisboa. Getty

7 Monumento de los Descubrimientos

En la escultura monumental de la plaza del Imperio, realizada en 1960, una de sus figuras es la de san Francisco Javier, se le distingue por su barbita, su crucifijo y porque tiene las palmas de las manos juntas.

Un jesuita de la pastelería lisboeta Evian.

8 Y de postre, un jesuita

Es uno de los dulces conventuales típicos de Portugal. Se encuentra en cualquier pastelería. Sobre su origen y nombre hay todo tipo de leyendas, aunque parece que lo introdujo hace más de un siglo un cocinero que había trabajado con una comunidad de la Compañía de Jesús en Bilbao. El pastel consiste en un hojaldre con cobertura de clara de huevo con azúcar, y un relleno de crema. El más típico tiene una forma original, se dice que en recuerdo de las capas de los curas. La pastelería Evian tiene fama con este dulce.

Más información