Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Triple subidón turístico

Tres tendencias en los viajes que darán que hablar el año que viene

Tienda de Zaha Hadid para la bodega Viña Tondonia, en Haro (La Rioja). Ampliar foto
Tienda de Zaha Hadid para la bodega Viña Tondonia, en Haro (La Rioja).

¿Qué buscamos cuando viajamos? El mundo cambia igual que las formas de entender los viajes. Surgen nuevo deseos y nuevas propuestas. Algunas perduran, otras no. Aquí, tres tendencias en alza.

Enoturismo

El viaje a la cultura del vino

En la última década, el turismo del vino se ha convertido en la apuesta de muchos destinos. Entre Europa y EE UU se suman ya 96 millones de enoturistas al año. Y en España, 2,24 millones de personas visitaron una bodega en 2015. La primera Conferencia Mundial de Enoturismo de la OMT planteó en septiembre la búsqueda de un modelo de oferta que vincule el vino con la historia, el arte y las costumbres. Más información: www.acevin.es

Emoturismo

Mi ‘souvenir’ no se puede tocar

Con la búsqueda de lo auténtico apareció el turismo de experiencias y, ahora, el turismo emocional (emotional tourism). Se trata de un nuevo concepto que entiende el viaje, independientemente del destino o la temática elegida, como una vivencia gozosa, capaz de provocar emociones y dejar recuerdos inolvidables, esos que nos ponen la piel de gallina cada vez que los rememoramos. Más información: www.emoturismo.com

Trueque

Consumo colaborativo

Nuevas fórmulas de alojamiento, como Room4Exchange, intercambio de habitaciones en pisos compartidos; NightSwapping, trueque de noches que los anfitriones pueden usar después en sus viajes, o Talk Talk Bnb, que pone en contacto a viajeros con anfitriones que quieren aprender o practicar otros idiomas a cambio de alojamiento.

Más información