Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lujuria de azulejos en Lisboa

Los mosaicos más espectaculares de la capital portuguesa creados a lo largo de seis siglos, del Barroco al funcionalismo

Ampliar foto
Fachada de azulejos verdes en el Barrio Alto, en Lisboa. agefotostock

El street-art le llegó a Lisboa hace 500 años. Los grafiteros de entonces llenaron con su arte calles y plazas, bares y comercios, iglesias, escuelas y hospitales; de los techos a los suelos, con santos o con ninfas, blanquiazules o multicolores. Lisboa es la mejor ciudad para mostrar el arte del azulejo del siglo XVI al XXI. En la explosión turística que vive, los jóvenes llegan para seguir en tuk tuk las rutas de los mejores grafitis, así que al editor Nuno Seabra se le ocurrió editar un libro (Azulejo em Lisboa, editorial Zest) con, a su juicio, los mejores paneles de la ciudad, rutas y localizaciones por GPS. Partiendo de sus conocimientos, pero adaptándonos a nuestros gustos, hemos elaborado un mapa personal del azulejo de Lisboa con la osadía de reducir la selección a diez ejemplos, del barroco al funcionalismo.

En todos los casos, excepto en uno, la contemplación de este material de construcción único, que traspasa siglos y modas, que va de la producción artesanal a la industrial, es gratuita, aunque no siempre de fácil acceso.

ampliar foto

1 Iglesia de Señor de los Pasos

En los orígenes, iglesias y palacios contrataron a los mejores artistas. En Lisboa hay iglesias imprescindibles, como la de San Roque, pero aquí están los más antiguos; desgraciadamente el templo abre poco. El tranvía 28 llega hasta lo alto; al lado hay buenos miradores y restaurantes de barrio,como O Pitéu, y Churrasco; de paso, visitar Villa Bertha.

¿Cuándo? 1550. ¿Quién? Desconocido. ¿Tema? Religioso ¿Por qué? Son los más antiguos de la ciudad. ¿Dónde? Largo de Graça.

2 Capilla de Santo Amaro

Un lugar apartado de la ruta turística, íntimo y hasta descuidado. Una humilde ermita circular con un atrio excepcional, rebozado de azulejos polícromos que reproducen piernas cortadas, brazos y torsos desnudos y desmembrados. La vista sobre el Tajo completa el milagro. Y si se baja un poco se llega al Galão, un restaurante de barrio entrañable.

¿Cuándo? 1680. ¿Quién? Desconocido. ¿Tema? Religioso. ¿Por qué?

Terminator debió pasar por aquí. ¿Dónde? Calçada de Santo Amaro, 21.

ampliar foto
Jardines del palacio de Fronteira, en Lisboa. agefotostock

3 Palacio de Fronteira

Al palacio Fronteira es difícil entrar, solo abre días laborables de 11 a 12. Azulejos de diferentes motivos se adaptan a cada habitación. En la Sala de las Batallas, la cerámica escenifica las guerras portuguesas (1641-68). La épica habitual se sustituye por bocadillos de texto y detalles escatológicos, como el del soldado que hace un alto para defecar.

¿Cuándo? 1667. ¿Quién? Desconocido. ¿Tema? Bélico. ¿Por qué? Un precursor del cómic nació. ¿Dónde? Santo Domingos de Benfica, 1.

4 Hospital de San José

La parte administrativa del hospital se encuentra en un antiguo colegio y el prosaico mobiliario de oficina convive con paneles de azulejos blanquiazules maravillosos, que trepan por escaleras, ocupan paredes de salas de espera y enseñan por los ojos, para los analfabetos de la época, las diferentes ciencias del conocimiento humano.

¿Cuándo? 1740.¿Quién? António de Oliveira o Valentim de Almeida.¿Tema? Académico.¿Por qué? El lugar.¿Dónde? Calle José Antonio Serrano.

Un material de construcción único, que traspasa siglos y modas, que va de la producción artesanal a la industrial

5 Fachadas de Quelhas

Los azulejos en relieve son extraños, y solo a final del pasado siglo y en este se han comenzado a explorar sus posibilidades tridimensionales. No es el caso de la fachada de Quelhas, que es simplemente en relieve, con un efecto floral y ornamental, en amarillo y azul. Corran, que se los llevan.

¿Cuándo? 1880. ¿Quién? Desconocido ¿Tema? Decorativo. ¿Por qué? Pioneros en relieve. ¿Dónde? Calle de Quelhas, 19.

6 Panificación Mecánica

En esta panadería donde aún venden los caramelos a granel y de su horno sale pan de algarroba resiste la decoración interior obra de Bordalo Pinheiro (1846-1905) el gran ceramista del siglo XIX. Es imprescindible visitar la Tabacaria Mónaco, en la plaza Don Pedro IV, para ver sus viñetas gráficas de ácida crítica social estampadas en azulejo.

¿Cuándo? 1902. ¿Quién? Rafael Bordalo Pinheiro. ¿Tema? Art nouveau. ¿Por qué? Obra del gran ceramista naturista y surrealista. ¿Dónde? Calle Silva Carvalho 109.

Guía

7 Animatógrafo del Rossío

En medio del bullicio del Rossio, esta calle discreta y sombría tiene varios comercios que anuncian su negocio en espléndido art nouveau, como la exlechería A Camponeza (La campesina) y esta sala de cine que fue en 1904 la más lujosa de la ciudad. Hoy subsiste con el porno; lamentablemente no es de la belle epoque.

¿Cuándo? 1907. ¿Quién? Miguel Queriol. ¿Tema? Art Nouveau. ¿Por qué? La sala porno más chic del mundo. ¿Dónde? Calle de los Sapateiros, 225.

8 Casa dos Parafusos

La calle Boavista hay que patearla con un ojo en las alturas y otro en las vías del tranvía. Se suceden fachadas preciosas, pero elegimos una vulgar tienda de tornillos, cuyos dueños de entonces tuvieron el prurito de que el anuncio comercial fuera diferente, singular, único. Y casi un siglo después, a pesar de las pintadas de gamberros, lo sigue siendo.

¿Cuándo? 1930. ¿Quién? Desconocido. ¿Tema? Informativo. ¿Por qué? El tornillo también es bello. ¿Dónde? Calle de Boavista, 186.

9 Calle Salitre

Elegir una sola calle por sus azulejos es imposible. Ahí están las calles de Junqueira, Esperança o Almirante Reis con la Fábrica de Cerámica Viúva Lamego (1906), pero en la calle Salitre hay una muestra de la incorporación del modernismo, gracias al polifacético Almada Negreiros (1893-1970) que como el pintor Júlio Pomar o Cabrita Reis llevan su creatividad a un objeto tan rígido como el azulejo.

¿Cuándo? 1949. ¿Quién? Almada Negreiros. ¿Tema? Grafismo. ¿Por qué? El modernismo llega al ladrillo. ¿Dónde? Calle Salitre, 132.

ampliar foto
Azulejos de Maria Keil en el metro de Lisboa.

10 Metro Parque

La estación de metro Parque es un museo al azulejo con su temática marítima, incluso con las papeleras tuneadas, pero en la entrada hay una muestra de la incorporación del arte actual al viejo azulejo gracias a Maria Keil (1914-2012). Otras obras características de su geometrismo y sus juegos ópticos se pueden encontrar en otras estaciones.

¿Cuándo? 1959. ¿Quién? Maria Keil. ¿Tema? Geometría óptica. ¿Por qué? Mujer y, sobretodo, porque introdujo el arte contemporáneo.

Más azulejos en Lisboa

  • Museo Nacional del Azulejo (www.museudoazulejo.pt). Madre de Deus, 4. De martes a domingo, de 10.00 a 18.00. Entrada, 5 euros.
  • Museo Bordalo Pinheiro (museubordalopinheiro.cm-lisboa.pt). Campo Grande, 382. De martes a domingo, de 10.00 a 18.00.
  • Museo de Lisboa (www.museudelisboa.pt). Campo Grande, 245.
  • Colegio de los Huérfanos.
  • Los bazares de la calle Jardim da Estrela, 25.
  • Calle das Trinas, 22 y 154.
  • Avenida Almirante Reis, 6, 25 y 74.
  • Calle Junqueira.
  • Avenida Infante Santo.
  • Avenida Calouste Gulbenkian.

Más información