Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Propuestas

Diversión solo para adultos

Sin carreras por los pasillos ni llantos de bebé de madrugada, hoteles para entregarse al ‘dolce far niente’ en una atmósfera delicada y tranquila

Ampliar foto
Jacuzzi al aire libre en el hotel Barceló Hamilton, en Menorca.

Los hoteles para adultos son una tendencia al alza. Dirigidos tanto a parejas sin hijos como a padres y madres con ganas de un paréntesis de tranquilidad para recargar energías, la demanda crece cada año dentro del sector turístico español (e internacional), por lo que algunas cadenas hoteleras –Barceló, Meliá, Iberostar…– están apostando seriamente por este concepto. Pensados para escapadas románticas, en las que alejarse de las rutinas familiares, así como a viajes tranquilos sin niños en los que desconectar y, por qué no, encontrar nuevos amigos, los hoteles solo para adultos centran su oferta en el relax, el lujo, un servicio atento, buena gastronomía y un amplio abanico de experiencias personalizadas y originales para lograr una estancia perfecta. Por ejemplo, el hotel Barceló Illetes Albatros, en Mallorca, organila la Champagne moon, velada en la que se puede disfrutar de los mejores atardeceres sobre la bahía de Palma con una copa de cava en la mano. O el Sprunch, un programa que combina spa y brunch los fines de semana.

Este tipo de hoteles free child nacieron en el Caribe en los años 70, debido a la cantidad de paquetes de viajes dirigidos a recién casados, aniversarios y escapadas románticas para parejas, en los que estaba todo incluido. De ahí que muchas cadenas hoteleras decidieron sumarse a la tendencia y posicionarse, dentro del ocio para adultos en España, en lugares tan atractivos como Fuerteventura, Málaga, Mallorca o Menorca.

Una opción dirigida a parejas y grupos de amigos cuyo crecimiento demuestra un paso más en la profesionalización del sector hotelero nacional: los hoteles ya no se diferencian únicamente por las estrellas, sino por los servicios adaptados a segmentos muy concretos que ofrecen, como el de negocios, el familiar, el de golf, el de belleza y, también, el adults only. Por ejemplo, para parejas con ganas de intimidad, el plan B&B (Boyfriend & Burger) que, bajo pedido, se sirve en las habitaciones del hotel Barceló Hamilton, en Menorca. Un oasis para adultos con sorpresas como el Breakfast for dinner (brinner), que consiste en diseñar, a la hora de la cena, un menú con platos más propios del desayuno: bagels, ragut de melocotón o dulces cupcakes.

Más información