Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Propuestas

La fiesta del azafrán y otras 12 citas gastronómicas para el otoño

De las castañas asadas en Málaga a las aceitunas de Jaén o la miel valenciana, el otoño culinario trae colores, olores y sabores irresistibles

Estigmas rojos junto a las flores moradas del azafrán en Consuegra (Toledo). Ampliar foto
Estigmas rojos junto a las flores moradas del azafrán en Consuegra (Toledo).

Que el hilo conductor de una escapada otoñal sea catar alimentos en la región donde se producen resulta, además de lógico, muy viable. En otoño hay muchas posibilidades acordes con la estación, y aquí hemos seleccionado unas cuantas.

Un cuenco de miel.
Un cuenco de miel.

Mieles valencianas

Ayora (Valencia), 7, 8 y 9 de octubre.

La miel, ese alimento irreproducible por los humanos pero fabricado a diario por las abejas, es una de las principales fuentes de ingresos de la localidad de Ayora, en el interior de la provincia de Valencia. En su feria del primer corte de la miel están presentes también otros productos de la colmena como la jalea, el propoleo y la cera. El espectáculo que atrae a más visitantes posee cierto riesgo circense: se trata de la extracción en directo de miel de unas colmenas emplazadas en una gran urna de vidrio donde los apicultores, con sus atuendos casi astronáuticos, trabajan ante un público fascinado. Y, además de degustar diversos tipos de miel, los embutidos, aceites y vinos locales también están presentes en la feria diciendo “pruébame”. Información: www.ayora.es.

Recolección de las flores de azafrán en Consuegra (Toledo). ampliar foto
Recolección de las flores de azafrán en Consuegra (Toledo).

Delicia floral

Consuegra (Toledo), 28, 29 y 30 de octubre.

Otro valioso producto procedente de las flores es el azafrán. Castilla-La Mancha es la gran productora de esta especia en España. El último fin de semana de octubre se celebra en Consuegra, Toledo, la fiesta llamada La Rosa del Azafrán. Además de ver trajes típicos por doquier, la sensación de encontrarse dentro de un capítulo del Quijote es muy intensa durante la fiesta, en especial al asistir a la demostración de molienda de trigo en un molino de viento tradicional que lleva el nombre de Sancho. También hay un certamen gastronómico y un concurso de monda de azafrán, a ver quién es más rápido extrayendo estas preciadas hebras. Información: www.fiestadelazafran.es

Castañas. ampliar foto
Castañas.

Calentitas y en cucurucho

Ojén (Málaga), 6 de noviembre

El otoño es tiempo de castañas. En el norte de la Península es costumbre comer este fruto alrededor del 1 de noviembre, fiesta de los difuntos. La tradición procede de la cultura celta, pues tiene que ver con la fiesta pagana llamada Sanhaim, que celebra el final de la cosecha. Pero en el sur también se celebran rituales en torno a este fruto: es en Ojén, provincia de Málaga, donde el penetrante olor a castañas asadas, equivalente a la melodía del flautista de Hamelin, atrae irremediablemente a todos los que se encuentran por allí. Es el llamado tostón popular. El cucurucho de castañas por el que se dan codazos los asistentes viene acompañado de aguardiente, pasas y tocino. Además, la fiesta ha ido creciendo y ahora cuenta con juegos callejeros y otras actividades paralelas. La cita con las castañas y la gastronomía comienza temprano todos los años, para continuar de manera indefinida. Información: www.ojen.es

Alubias de Tolosa.
Alubias de Tolosa.

Legumbres y hortalizas

Tolosa (Gipuzkoa), 19 y 20 de noviembre.

¿A que en noviembre apetece una alubiada bien densa y oscurita? Y más aún si está elaborada con la aristocracia de esta legumbre, la alubia tolosana. Pues es justo y necesario acudir a probar un plato en la fiesta de la alubia de esta ciudad guipuzcoana, especialmente porque la imaginación de los hosteleros locales se agudiza en esos días y sirven pintxos a base de alubias en todos los bares. Información: www.tolosaldea.eus

La zanahoria 'morá'

Cuevas Bajas (Málaga), 4 de diciembre.

Entre las variantes de la zanahoria existe una color morada o morá, como la llaman en Cuevas Bajas, Málaga. Este pueblo celebra el fin de la cosecha de esta hortaliza el primer domingo de diciembre. Su degustación incluye migas y bebidas como el resol, y para amenizar la fiesta suenan verdiales, unos fandangos típicos de la zona. Al final del día, todos acaban llevándose a casa un tarro de mermelada morá. Información: www.cuevasbajas.es

Un puñado de aceitunas recién colectadas. ampliar foto
Un puñado de aceitunas recién colectadas.

Recolección de olivas

Martos (Jaén), 8 de diciembre.

La aceituna celebra su fiesta mayor en la provincia de Jaén. Y es lógico que sea en Martos, donde se producen unos 80 millones de kilos de aceituna al año. La fiesta culmina con una simulación: la de la extracción del primer aceite de oliva del año a través de una prensa manual, al igual que se hacía tradicionalmente. Los invitados se llevan un nutritivo almuerzo típico de los que van a recoger olivas: el hoyo aceitunero, que consiste en pan, aceite de oliva de la región, aceitunas y bacalao. Información: www.martos.es

Degustación proteica

Vilalba (Lugo), 18 de diciembre.

En la Vilalba lucense tienen por costumbre ancestral asar capones al llegar el invierno, de ahí que celebren desde hace décadas la feira do capón. Estos animales han sido alimentados como nos gusta: a mano, con harina de maíz y patata. Durante la época de engorde se meten en unas jaulas llamadas igual que la danza afrobrasileña, capoeiras, y el día antes de la feria se produce la matanza del animal. En la feria se vende ya desde muy temprano, y se entregan premios a los criadores del mejor ejemplar. Pero, sobre todo, tiene lugar esa palabra mágica que nos entusiasma: la degustación, pues se pueden probar diversos guisos elaborados con capones de la zona. Información: www.turismovilalba.com

Chacina artesanal

Benaoján (Málaga), 2, 3 y 4 de diciembre.

A pocos kilómetros de Ronda, destino de todo angloamericano seguidor de Hemingway y Orson Welles, se encuentra el pueblo blanco de Benaoján, dentro del parque natural de Grazalema. Su feria de la chacina artesanal es cita ineludible desde hace 14 años. En ella encontramos puros productos porcinos en las antípodas de lo vegano, aunque también se pueden degustar quesos y dulces. La bebida de rigor es el mosto, y es tradición que haya conciertos y pachanga amenizadora. Información: www.feriadelachacina.benaojan.es

Apoteosis marisquera

O Grove (Pontevedra), del 6 al 16 de octubre.

¿Alguien no ha oído hablar de la fiesta del marisco de O Grove? Muchas familias han grabado en super-8 su asistencia a esta gran celebración del fruto del mar, que tiene lugar en las Rías Bajas gallegas desde 1963. Este año los asistentes podrán ver demostraciones de cocina, así como regatas de dornas, las pequeñas embarcaciones pesqueras de la zona. Y para concluir, el ritual celebratorio gallego por antonomasia: una queimada. Información: www.turismogrove.es

Elogio del carbohidrato

Tardajos (Burgos), 9 de octubre.

No solo de carne y marisco vive el hombre: de bien nacidos es honrar también la humilde patata. O más que honrarla, exaltarla, como hacen al llegar el mes de octubre en Tardajos, un pueblo castellano por el que pasa el Camino de Santiago. Hasta 3.000 kilos del tubérculo se emplean en la elaboración de los distintos platos que competirán duramente por llegar al podio. Los ganadores ofrecerán gratuitamente su guiso a los que se presenten por allí; desde tortilla de bacalao hasta patatas con congrio: todo es gratuito para quien se acerque al pueblo ese día a exaltar la patata. Información: www.tardajos.es

Un plato de migas. ampliar foto
Un plato de migas.

El día grande de la miga

Torrox (Málaga), 18 de diciembre.

La miga es un plato antes denostado por su origen pastoril, ahora recuperado en todo su valor, muy sabroso y sencillo. En la localidad andaluza de Torrox, en la Axarquía malagueña, el domingo antes de Navidad —este año el 18 de diciembre— las migas se adueñan del centro del pueblo. La fiesta es tan célebre que ha sido declarada de interés turístico nacional. Días antes de la fecha se celebra un concurso de vinos para decidir cuál es el que merece acompañar las migas. Información: www.turismotorrox.es

Para entrar en calor

Potes (Cantabria), 11 y 12 de noviembre.

En Potes, provincia de Cantabria, el segundo fin de semana de noviembre se celebra la fiesta del orujo desde hace 25 años. Se aprende a catar orujo, a emplearlo en recetas de cocina y, además, se nombra orujero mayor a algún personaje célebre cuya vida transcurre ajena a esta bebida durante el resto del año. David Bustamante y Ruth Beitia ya han recibido el honor de serlo en este evento que en 2012 fue declarado fiesta de interés turístico. Información: www.turismodecantabria.com

Catas de cava

Vilafranca del Penedès, 3 al 13 de noviembre.

Los cinéfilos con urgencia de catar vino y cava pueden asistir al Most, un festival de cine celebrado en Vilafranca del Penedès, famosa por su producción vinícola. Otra razón para acudir a esta localidad barcelonesa es visitar el Vinseum, un museo dedicado al vino y al cultivo de la viña situado en el cogollo de la ciudad, dentro de su palacio real del siglo XIII. Si se acude en familia, el festival ha organizado catas de mosto y películas de animación para los niños. Y entre las actividades paralelas, un menú especial servido por toda la ciudad y encuentros con los personajes de la saga de La guerra de las galaxias. Información: www.mostfestival.cat