Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
escapadas

Diez escapadas muy ‘eco’

De rutas naturales por el ‘outback’ segoviano a estancias de agroturismo

Ampliar foto
Terraza de Can Martí, alojamiento de agroturismo en Es Amunts, en Ibiza.

Conocer cultivos tradicionales o cómo se trabaja en una granja ecológica; sentirse en armonía con la naturaleza, comer sano (seamos vegetarianos o no) y hacer de tu viaje una experiencia sostenible, responsable con el medio ambiente y enriquecedora. 10 propuestas para una escapada orgánica.

ampliar foto
Caballos de la finca El Gallinero, en la provincia de Segovia.

Outback Spain

Finca El Gallinero (Requijada, Segovia)

El término outback se refiere a los amplios espacios salvajes del interior de Australia. Y es el concepto que Genoveva Tenthorey y Brian Mac Gowran han trasladado a su finca El Gallinero, en Requijada, Tierra de Pedraza, al pie del parque nacional de la Sierra de Guadarrama. Desde allí organizan rutas de descubrimiento del territorio guiadas por naturalistas, cursos sobre construcción ecológica, oficios artesanos, ornitología, botánica, etología equina y monta natural de caballos. No ofrecen alojamiento, pero su web sí recomienda algunos de los alrededores.

La Fuente del Gato

Olmeda de las Fuentes (Madrid)

La Fuente del Gato, hotel rural cuya propietaria, Ana Moreno, prevé su reapertura el próximo mes de octubre tras una profunda rehabilitación, se encuentra en Olmeda de las Fuentes, un pueblo rodeado de naturaleza y muchas rutas senderistas a unos 50 kilómetros de Madrid. Este pequeño alojamiento (cinco habitaciones dobles) vegetariano y crudivegano ofrece fines de semana depurativos y escapada gastronómicas con brunch vegetariano y ecológico incluido. Su objetivo es el relax y la desconexión de sus huéspedes.

ampliar foto
Alberca de Can Martí, en Sant Joan de Labritja (Ibiza).

Can Martí

Sant Joan de Labritja (Ibiza)

Promete “una auténtica experiencia de inmersión en la naturaleza y en la forma de vida de la Ibiza rural” en un valle del norte de la isla balear, en el corazón del área natural de Es Amunts. Can Martí es una casa típica ibicenca rodeada por 17 hectáreas de plantación ecológica que incluyen frutales, huerta, olivos, vid y plantas aromáticas. Se apoya en energías alternativas y cuenta con una tienda en la que se venden los productos que da la granja, junto a otros biológicos y de comercio justo. Todas las estancias del agroturismo tienen cocina, de manera que sus huéspedes pueden darse un homenaje culinario con lo que crece a su alrededor.

Posada Magoría

Ansó (Huesca)

Abrió en una casa de la calle Chapitel de Ansó (Huesca) en 1978, convirtiéndose, según resalta la pareja propietaria, en la primera posada vegetariana de España, y también en lugar de reunión de los alternativos de la época. En 2000, la Posada Magoría se trasladó a la calle Milagro, a un edificio remodelado completamente tras 40 años de abandono, respetando tanto el mobiliario como el estilo modernista. El huerto, que queda a los pies de la muralla gótica que rodea la iglesia, es biológico. Organizan talleres de cocina vegetariana, yoga, relajación o plantas medicinales.

Granja Arqueixal, en la provincia de Lugo.

Granja Arqueixal

Comarca de A Ulloa (Lugo)

Arqueixal, en la parroquia lucense de Santiago de Albá, es una granja familiar que ha pasado de la producción de queso, yogur y leche fresca ecológica a una concepción holística que integra actividad tradicional ecológica, turismo y conocimiento del entorno. Toda una filosofía de vida, según explica José Luis, su propietario, y una propuesta de “inmersión integral” para sus huéspedes, que pueden acudir a talleres o seminarios en el Parladoiro (un espacio multiusos) y visitar el Economuseo, en la Casa Rebordela, que recrea la vida rural en la Galicia de los años 1920-1930.

ampliar foto
Exterior de la casa rural AhORA, en Cortes de la Frontera (Málaga).

Casa rural AhORA

Cortes de la Frontera (Málaga)

Casa rural, comedor ecológico y centro de salud natural; el lugar perfecto para vivir el ahora. Así se anuncia la casa rural AhORA, a 50 metros del río Guadiaro, en la provincia de Málaga. Ofrece rutas de senderismo por el parque natural de los Alcornocales, un spa rural con jacuzzi de ozono, baños de arcilla con sales de magnesio, sauna, masaje y terapias naturales. Y un menú casero, en su mayoría elaborado con productos biológicos y de proximidad, y basado (aunque no exclusivamente) en una cocina vegetariana.

Cabanes als Abres

Sant Hilari Sacalm (Girona)

Estas cabañas en los árboles, en la comarca de la Selva, en Girona, están fabricadas en madera natural no tratada, tienen váteres secos ecológicos, una ventilación natural por corriente de aire y una terraza personalizada con ramas de castaño, acacias o madroño, que hacen sentirse en unión con la vegetación circundante. El desayuno se disfruta, tras ser izado en una cesta, dentro de la propia cabaña, y los huéspedes tienen la posibilidad de bañarse en una piscina sin cloro, realizar talleres de fabricación de nidos o de energías renovables. También se puede optar por una caminata de dos horas, descalzos, a través de un sendero a unos 10 kilómetros de las instalaciones, para sentir la tierra bajo los pies.

ampliar foto
Jardín de la Quintana de la Foncalada, en Asturias.

La Quintana de la Foncalada

Concejo de Villaviciosa (Asturias)

Esta casa de labor tradicional asturiana, rehabilitada y convertida en espacio ecomuseo, invita a reflexionar en torno a la recuperación de la cultura tradicional campesina y las producciones ecológicas. Así se presenta, en su web, la Quintana de la Foncalada, en la parroquia rural de Argüeru, concejo de Villaviciosa. Finca ganadera con razas autóctonas en peligro de extinción; producción ecológica de cordero y sidra: taller de alfarería, con producción y cursos de cerámica tradicional asturiana. Se pueden concertar actividades de un día o alojarse en distintos tipos de estancias: desde vivaquear en un hórreo tradicional a una vivienda con su propia cocina.

Mar de la Carrasca

Castellón

Espacio para la desconexión –no hay televisión, ni wifi–, la calefacción procede de estufas de leña; la energía eléctrica, de paneles solares, y el agua, de un manantial cercano. La casa rural Mar de la Carrasca, en el Parque Natural de Peñagolosa (Castellón), con vistas a un impresionante valle, ofrece clases guiadas de yoga y meditación. Su cocina, “sana, con sabores sencillos y limpios”, utiliza materias primas de origen biológico y verduras y hortalizas propias, cultivadas en el huerto. Vegetariana, vegana, macrobiótica, carne y pescado, según la opción de cada comensal.

Albergue El Patio de Amayuelas

Amayuelas (Palencia)

Amayuelas de Abajo, en la comarca de Tierra de Campos, en Palencia, es un pequeño pueblo ecológico, conocido por su apuesta por la soberanía alimentaria, los cultivos locales, los oficios tradicionales, la construcción en barro, el consumo responsable o la defensa de la vida rural (en 2004 creó la primera Universidad Rural Paulo Freire). Su albergue, El Patio de Amayuelas, presta especial atención a la comida que sirve en su restaurante: productos ecológicos procedentes de una agricultura sostenible y ética, con ingredientes propios (las verduras, por ejemplo, salen de su huerta) y de productores cercanos, elaborados de forma casera en su cocina.