Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
rutas gastronómicas

Ruta para mini ‘gourmets’ en Madrid

De cursos de cocina a un 'brunch' con fuente de chocolate, cinco planes gastronómicos con niños

Asistentes a uno de los cursos de cocina 'Generación chef' de la librería gastronómica A Punto, en Madrid. Ampliar foto
Asistentes a uno de los cursos de cocina 'Generación chef' de la librería gastronómica A Punto, en Madrid.

Los niños no se andan con rodeos: les gusta lo sencillo y bien elaborado, dos rasgos propios también del buen gourmet. Hay cocineros y expertos que lo saben y se las ingenian para satisfacerlos, con más o menos éxito. Sondeamos cinco propuestas gastronómicas para los pequeños en el centro de Madrid.

Hamburguesa con magia

New York Burger

¿En qué se parece una varita mágica a una hamburguesa? Probablemente, en nada. Pero si se agita la primera sobre la segunda aparece el secreto de esta hamburguesería: una carne elaborada de forma natural y con un toque especial que le concede una textura especial.

Una de las hamburguesas de New York Burguer, elaboradas em horno de carbón. ampliar foto
Una de las hamburguesas de New York Burguer, elaboradas em horno de carbón.

Los niños podrán descubrirlo en el nuevo New York Burger (Miguel Ángel, 16; +34 915 93 71 57), que abrió hace ocho meses en la zona financiera. Es la cuarta sucursal de esta cadena de hamburgueserías en la que el chef ha ideado tres menús infantiles, a escoger, para niños de 2 a 11 años (6 euros). El primero de ellos, la burguer con queso, se prepara al horno de carbón y se sirve al punto con patatas fritas. La segunda opción es un hot dog (perrito caliente) también con chips, y el tercero unos nuggets con patatas. En los tres casos, se acompañan de bebida y una bola de helado. Al sentarse, manteles de papel y pinturas de colores mientras se llega la comanda.

Mesas para niños en Mamá Campo, en Madrid. ampliar foto
Mesas para niños en Mamá Campo, en Madrid.

Columpios y limonada ‘guay’

Mamá Campo

Junto al parque de columpios de la bucólica plaza de Olavide, en Chamberí, encontramos una triple propuesta gastronómica para niños cuyo origen fue, precisamente, una escuela infantil, La Cocinita. ahora en proceso de transformación. El proyecto Mamá Campo (Trafalgar, 22; +34 914 47 41 38) cuenta, por un lado, con un bonito restaurante ecológico de carta mediterránea, animada terraza y aportaciones de una decena de diseñadores en el mobiliario y la ambientación. Por ejemplo, los nidos de golondrinas simulados del artista Carlos Villoslada que sirven como apliques de luz en la pared. Por otro lado, a unos metros de distancia en una calle aledaña los dueños abrieron un colmado de frutas y verduras ecológicas para abastecer el restaurante, donde han introducido el córner infantil de alimentación que ya tenían en La Cocinita (leche de crecimiento, yogures y bollería sana, sin gluten o lactosa). Por último, junto al restaurante, han abierto una taberna con platos más informales para los peques: alitas de pollo con salsa de frutos secos, berenjenas con teriyaki y diversos bocatas o entrepanes, como el de albóndigas con salsa de tomate.

Para beber, “lo guay” es la limonada, y para comer, la famosa hamburguesa de ternera Mamá Campo. Los artífices de la carta son dos jóvenes creativos: Nacho Aparicio y David Yllera. Cerca, queda Roll Station (Santa Engracia, 68; 914 34 76 31), donde sirven el Sándwich Wagon (4,20 euros), con nombres de ciudades del mundo, junto a una locomotora para viajar con la imaginación.

Bocadillos de calamar del restaurante Vi Cool by Sergi Arola, en Madrid. ampliar foto
Bocadillos de calamar del restaurante Vi Cool by Sergi Arola, en Madrid.

Arola para niños

Vi Cool

Los niños puede que no conozcan al famoso chef Sergi Arola, pero tiene dos estrellas Michelin y ha pasado por la televisión. El chef catalán ha pensado en platos especiales para ellos en su restaurante del Barrio de las Letras, obra de la arquitecta Eva Palao y frecuentado por un público familiar. En Vi Cool by Sergi Arola (Huertas, 12; 914 29 49 13), los camareros sirven los famosos y crujientes bocatas de calamares, pero en forma de mini-tapa, hechos con pan de focaccia y teñidos de negro con salsa del popular molusco. También hay platos chachis, como las cocapizzas (pizzas al estilo catalán), hamburguesas, alitas de pollo con kimchi (salsa picante, para los más atrevidos), raviolis y canelones de carne e incluso espinacas. Los pequeños puede que lleguen a chuparse los dedos con postres como el de piña colada con cremoso de chocolate y frutas.

Fuente de chocolate en el 'brunch' del hotel InterContinental, en Madrid. ampliar foto
Fuente de chocolate en el 'brunch' del hotel InterContinental, en Madrid.

‘Brunch’ con fuente de chocolate

VP Jardín de Recoletos

En Madrid se encuentra de todo (o casi). También desayunos infantiles en hoteles. En el comedor del VP Jardín de Recoletos (Gil de Santivañés, 6; +34 917 81 16 40; hasta 12 años, 6,50 euros, adultos 19,50 euros) se sirven con una imaginativa vajilla de plástico y papel cartón. Este hotel reformado en 2013, con cuatro plantas y 43 suites, abre el córner infantil a huéspedes y visitantes de 7.00 a 11.00 (fines de semana desde las 8.00), donde los niños podrán disfrutar de donuts de chocolate, yogures, bizcochos con crema, natillas, pudding de vainilla, cremas de chocolate o de yogur con fresas. También hay galletas y cereales. La fruta es de temporada y con ella hacen zumos naturales.

No muy lejos, el hotel InterContinental Madrid (Paseo de la Castellana, 49; 911 14 74 37) sirve todos los domingos brunch (hasta 12 años, 34,50 euros; desde 13 años, 69 euros) en el lobby central. Hasta 200 platos diferentes entre pasta, sopas, arroces, sushi, marisco, ternera, cordero, divertidos postres y hasta una fuente de chocolate. Actualmente, hay una masterclass de pastelería para niños (de 5 a 12 años), donde se les enseña a hacer milhojas de frutas, trufas de chocolate o pastas de té. Un animador juega con ellos acompañado, en ocasiones, de payasos. El chef, Teo Randall, ha elaborado un menú gratis en el restaurante para niños de hasta 12 años, si sus padres comen o cenan.

Cursos de cocina para niños en librería gastronómica A Punto, en Madrid. ampliar foto
Cursos de cocina para niños en librería gastronómica A Punto, en Madrid.

Escuela para pequeños chefs

A Punto

Terminamos nuestra aventura en la escuela de cocina y librería gastronómica A Punto (Hortaleza, 64; 917 02 10 41), en Chueca. Bajo la denominación de Centro Cultural del Gusto, ofrece a partir del 1 de octubre cursos de cocina para niños dentro del ciclo Generación Chef (de 9 a 13 años), que acaba de abrir el plazo de reservas. Se enseñan técnicas y trucos culinarios, puntos de cocción y emplatados como los de la tele. “Los niños se toman la cocina con más pasión que los mayores”, cuenta Ana Lorente, una de las directoras de A Punto. “Hablan, se ríen, hacen pandilla e incluso quedan después para salir con sus padres”.

Este año, los cursos están basados en cocinas del mundo y los niños aprenderán a preparar desde un arroz valenciano a unos espaguetis con salsa boloñesa o un tiramisú italiano. También tacos mexicanos, rollitos vietnamitas o una ternera a la parmentier francesa. Incluso cócteles (sin alcohol), como una piña colada o un combinado de menta. En cada grupo se elaboran tres platos, un postre y un cóctel. Los ingredientes y utensilios los facilita la escuela. Se puede hacer un curso intensivo (siete sábados, del 1 al 12 de noviembre, por 250 euros) o bien, individual (un sábado, 40 euros). Todos los cursos se imparten de 16.00 a 18.30.

Más información