Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Góspel en Harlem

La actriz Montse Pla vivió intensamente una misa dominical en este barrio de Nueva York. Incluso acabó bailando

La actriz Montse Pla.
La actriz Montse Pla.

La actriz Montse Pla, a la que pronto podremos ver en la serie de Televisión Española Seis hermanas, nos cuenta lo mucho que disfrutó en su viaje a Nueva York con su pareja (Víctor Clavijo), tras pasar por San Francisco, Los Ángeles y Las Vegas.

¿Les sobraron días en la Gran Manzana?

Al revés: nos faltaron. Nos arrepentimos de haber pasado varios días en Los Ángeles, pudiendo haberlos usado para Nueva York.

¿Se quedaron en Manhattan, Queens o Brooklyn?

Manhattan. Alquilamos un piso a la altura de la calle 108. Muy cerca de Harlem y de la Universidad de Columbia. Bajábamos andando a Times Square a diario. Y estábamos cerquísima de una de las esquinas de Central Park.

¿Hacían vida de barrio?

Íbamos más bien hacia abajo: a Midtown y al Soho. Pero en Harlem no nos perdimos un servicio dominical con góspel. Yo estaba como loca…, incluso acabé bailando. Me pareció impresionante cómo viven la religión. La gente, al darse la paz, te abraza sinceramente: ahí nos sentimos muy acogidos.

Y después del góspel, ¿un poco de jazz?

No, pero nos quedamos con las ganas. Sí tuvimos otra experiencia musical: como mi chico toca el piano, durante un paseo vimos una tienda de pianos antiguos y fuimos como oyentes a una clase magistral, en una trastienda insonorizada. La clase costaba unos 30 dólares, pero el pianista nos invitó a pasar gratis.

¿Compraron algún pianito?

¡Qué más hubiéramos querido! Pero sí nos hicimos con una magnífica cámara Leica analógica de segunda mano. La encontramos en B&H, una tienda de electrónica enorme que hay en la Novena avenida.

¿Nunca salieron de Manhattan?

Claro que sí: en Brooklyn fuimos a la zona de Williamsburg, en Bed­ford Avenue, llena de cafés agradables, tiendas de comida ecológica, librerías independientes… Y a dos pasos había un barrio judío ortodoxo. Es una comunidad muy peculiar. Le queríamos comprar algo de allí a un amigo judío en una platería del barrio, pero al final desistimos.

¿Qué dejaron para el siguiente viaje?

Muchísimas cosas: Queens, Staten Island y el Museo de Ciencias Naturales: ese no me lo pierdo la próxima vez.

Más información