Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ocho mejores restaurantes chinos de Madrid

Sabores auténticos de regiones como Sichuán o Guizhou

Comedor del restaurante KungFu, en Madrid. Ampliar foto
Comedor del restaurante KungFu, en Madrid.

Hace tiempo que descubrimos que la comida china iba mucho más allá de los rollitos de primavera, el pan de gambas, el cerdo agridulce y el arroz tres delicias. Sin embargo, todavía son pocos los restaurantes que han traído a España los sabores más auténticos del gigante asiático. Puesto que la cocina de China es una de las más ricas y variadas del mundo, la especialización es clave a la hora de conocerla y de disfrutar de las especialidades de sus diferentes regiones. Proponemos un delicioso recorrido por varias de ellas sin salir de Madrid.

Sichuán

La cocina sichuanesa es una de las más conocidas dentro y fuera de China por su abrasador y especiado carácter. La famosa pimienta de Sichuán confiere un punto equilibrado a sus platos al mezclarse con el picante salvaje, provocando la sensación de que la lengua queda adormecida. Entre sus platos más destacados están el mapo tofu, la berenjena al estilo sichuan o el pollo kung pao.

Sabor Sichuán

(Ventura Rodríguez, 5)

A un paso de la plaza de España, está especializado en uno de los platos fundamentales de la cocina sichuanesa, el huoguo u olla caliente, una especie de fondue china. Con varios caldos a elegir (del más picante al de tomate, incluyendo algunos con base de carne), los comensales pueden escoger entre ingredientes de todo tipo (tofu, espinacas, dumplings, gambas, raíz de loto) para cocinarlos dentro de la olla. El proceso es fácil: introducir los ingredientes dentro del pot y esperar entre uno y cinco minutos, según el producto escogido.

Pollo con salsa picante al estilo sichuan en el restaurante chino Ni Hao, en Madrid. ampliar foto
Pollo con salsa picante al estilo sichuan en el restaurante chino Ni Hao, en Madrid.

Ni Hao

(Silva, 20)

Cercano a la plaza de la Luna, su amplio comedor con aires de taberna suele recibir a clientela china. Cuenta con platos procedentes de todo el país asiático, pero su carta se centra en la cocina sichuanesa: además de la olla caliente, incluye berenjenas al estilo yuxiang, el kubak y las patas de pollo fritas. Para vegetarianos, el mapo tofu es uno de los mejores de Madrid.

Yue Lai Hotpot

(Hermosilla, 109)

De pato a marisco, pasando por cerdo, sangre o dim sum, los ingredientes a escoger para el huoguo en este restaurante del barrio de Salamanca son muy variados. Dispone de salsas, como la de sésamo y cacahuete, que amortiguan el efecto abrasador del picante sichuanés.

Guizhou

La cocina de esta región del sur de China es solo apta para los comensales (y estómagos) más valientes. El pescado, una de las especialidades, suele servirse acompañado de caldo y un sinfín de chiles y pimientas.

Detalle del restaurante Kung Fu, en Madrid. ampliar foto
Detalle del restaurante Kung Fu, en Madrid.

Kung Fu

(Luna, 12)

En una bocacalle de San Bernardo, este pequeño local con decoración moderna y elegante suele estar frecuentado por jóvenes chinos, especialmente los fines de semana. La lubina y el pollo picante son dos de sus especialidades, que se pueden acompañar con un poco de arroz y una bebida de coco para darle tregua al paladar. La carta incluye platos difíciles de encontrar en Madrid, como el huevo milenario con tofu.

Los ocho mejores restaurantes chinos de Madrid

Shanghái

De la llamada Perla de Oriente y alrededores, como las regiones de Zhejiang –de donde provienen una gran parte de los chinos residentes en España– y Jiangsu, llega uno de los sabores más dulces de la cocina china. La gastronomía hu cai se caracteriza por el uso del azúcar y los licores en la elaboración de sus platos y, por supuesto, de uno de los reyes de la cocina china: los baozi, bollitos al vapor rellenos de carne, gambas o verdura.

Casa Lafu

(Flor Baja, 1)

Abrió sus puertas junto a la Gran Vía hace solo unos meses y ya es una referencia entre los comensales chinos de la ciudad. Dos plantas y vistas a la centenaria avenida para disfrutar la mezcla entre la gastronomía dulce de Shanghái (arroces, dim sum de carne y marisco, berenjenas a la shanghainesa) y los hot pots y postres sichuaneses más picantes.

Toy Panda

(Espíritu Santo, 7)

Especializado en dim sum, es uno de los pocos locales en Madrid que cuenta con xiaolongbao en su carta, dumplings muy típicos en la capital financiera china que tienen caldo en su interior. Toy Panda, en Malasaña, sirve también excelentes baos, bocadillos taiwaneses de pan al vapor.

El restaurante chino El Bund, en Madrid. ampliar foto
El restaurante chino El Bund, en Madrid.

El Bund

(Arturo Baldasano, 22)

Tomando el nombre del barrio que bordea el río Huangpu, en Shanghái, es uno de los chinos más lujosos de Madrid: recrea una villa de los años treinta en un chalé de Arturo Soria. Dim sum de calidad hechos a mano y amplia gama de mariscos y pescados. La mayor parte de la comida es dulce.

Cantón

De la región de Cantón, al sur de China, la cocina cantonesa es una de las más conocidas fuera del país asiático y en muchos lugares se identifica como la verdadera comida china. Sabores suaves y sencillos; protagonismo de pescados, mariscos y moluscos, y gran presencia de ingredientes como el jengibre, salsas de soja, ajo y cebolla. De Cantón provienen platos como la sopa de noodles, el wonton o el wanton mee, además de uno de los dim sum más extendidos en el mundo.

Royal Cantonés

(Olvido, 92)

Ubicado en el barrio más chino de Madrid, Usera, ha ganado popularidad en los últimos años gracias a una carta extensa y deliciosa. Destacan sus pescados, las cazuelas, las vieiras –cocinadas de formas muy diversas– y, por supuesto, el dim sum de gambas y cerdo: suave y delicado al paladar, es uno de los mejores de la ciudad.

Más información