Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanlúcar, tierra adentro

Paseo por las calles y la historia del municipio gaditano, inicio y final de la primera vuelta al mundo

Plaza del Cabildo, Sanlúcar de Barrameda, Cádiz Ampliar foto
Plaza del Cabildo, en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).

Esta ciudad del bajo Guadalquivir, conocida por las carreras de caballos en sus playas durante el mes de agosto, sus bodegas de Manzanilla y el turismo de costa, la gloriosa Sanlúcar de Barrameda, que fue garganta de España y de Europa en el siglo XVII, emerge ahora cual ave fénix. Se reconstruye así misma en un puzle de vivencias. Su arquitectura permite dar a conocer hechos que implicaron no solo a sus habitantes, sino a ciudadanos de todo el mundo cuyos restos aún descansan en la memoria de la ciudad. Es el momento de descubrir la verdadera Sanlúcar, despoblada de tópicos, protagonista de la primera vuelta al mundo, de Este a Oeste, comandada por Magallanes, probablemente, la expedición más importante en la Historia de la Circunnavegación.

No hace falta cerrar los ojos para imaginar lo que ocurrió en esta ciudad cuando en los albores del siglo XVII se convirtió en el centro de Europa. Sus calles, palacios y monasterios, así como el Castillo de Santiago, reclaman al ensimismado turista que se les haga justicia. La urbe gaditana ya apuntaba maneras en los siglos previos, cuando en 1297 el rey Sancho le otorgó sus privilegios y señorío a Guzmán El Bueno. A partir de ahí, la providencia rinde pleitesía a la ciudad de tradición marinera con cinco siglos de política transatlántica en la que traficaba con todas las naciones. Acogió a cónsules y era comprada con ciudades como Roma o Constantinopla, sobre todo desde que Cristóbal Colón, en 1498, realizara su tercera expedición al Nuevo Mundo, amén de ser el punto de partida y llegada de la primera vuelta al mundo iniciada por Magallanes y culminada por Elcano: tres océanos en tres años, de 1519 a 1522, para cinco navíos. Un poderío económico, social y político que la hizo protagonista de las historias más rocambolescas.

Paso obligado para llegar a Sevilla en barco, las riquezas del Nuevo Mundo y de la Carrera de Indias estaban a merced de Sanlúcar. Eran tiempos en los que la sal del actual parque nacional de Doñana se trocaba por cuadros de Rubens, mientras que por la playa de Bajo de Guía paseaban un sinfín de razas, religiones, marinos, nobles y “pícaros alentados por la plata”, como diría Cervantes.

Calle del Barrio Alto, en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). ampliar foto
Calle del Barrio Alto, en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).

Calle Bretones y tiendas de las Sierpes

Los Duques de Medina Sidonia convirtieron a la ciudad en el sueño de un reguero de transeúntes que iban y venían de lejanas tierras. Los comerciantes, mayoritariamente de origen germánico, se instalaron en esta calle entre los siglos XV y XVI. Joyeros, plateros y arquitectos, responsables de los edificios de corte renacentista de la ciudad. Junto a Bretones están las Covachas o Tiendas de las Sierpes (siglo XV), una lonja de mercaderes de estilo gótico tardío situada en la Cuesta de Belén, mirando al océano. En forma de galería porticada insertada en un muro, diez arcos ojivales recaen en pilares sobre los que reposa una serpiente gigante, cuyo objetivo es espantar al enemigo del otro lado de la costa.

Más información

Antigua Fábrica de Hielo, en Sanlúcar (Cádiz).
Antigua Fábrica de Hielo, en Sanlúcar (Cádiz).

- Antigua Fábrica de Hielo (Bajo de Guía). Este centro de visitantes es un museo sobre la flora y la fauna que compone el paisaje y el ecosistema marino asociado a la desembocadura del Guadalquivir.

- Rutas por el Parque Nacional Doñana.

- Carreras de caballos en la playa de Bajo de Guía durante el mes de agosto:

- Hotel Guadalquivir (Calzada de la Duquesa Isabel 20). Desde su terraza panorámica de su última planta, puedes admirar la desembocadura del Guadalquivir, las salinas, el Parque Nacional Doñana y el barrio de Bonanza.

- Punto de Información Turística (Calzada de la Duquesa Isabel)

Auditorio de la Merced

Antiguo convento de los mercedarios descalzos en el siglo XVII, bajo el patrocinio de los Medina Sidonia, demuestra el protagonismo que las órdenes religiosas adquirieron en la época en la que la evangelización del Nuevo Mundo era una prioridad. Algunos de estos conventos aún existen y sus atesoradas iglesias pueden ser visitadas por el público: Franciscanos (calle del Ángel), Dominicas (actual Convento de Madre de Dios, en Ruiz de Somalia 1) y Dominicos, de estilo renacentista herreriano y único templo de Sanlúcar que está edificado en su totalidad en piedra de cantería, en cuyo interior hay piezas del descubrimiento y evangelización de las Américas (los navegantes acudían a los monjes antes y después de navegar a las Indias). También se pueden visitar los conventos de Clarisas, actual Convento de Regina Coeli (calle Regina), Carmelitas (calle Descalzas), Jesuitas, actualmente una casa de vecinos a la que merece la pena asomarse (calle Luis de Eguilaz), y Capuchinos (Plaza Capuchinos), que completan el elenco de órdenes religiosas que poblaron Sanlúcar.

Palacio de Orleáns Borbón

Antigua residencia de verano de los Duques de Montpensier y sede del actual Ayuntamiento, el edificio, del siglo XIX e inspiración oriental, tiene una mezcla de estilos que lo hacen único en su especie. Historicista y ecléctico, cuenta con una fachada neomudéjar y clasicismo italiano en la logia interior del palacio, donde hay salas decoradas con estilos diversos (inglés, rococó, egipcio y chinesco). Se puede visitar mientras que el ayuntamiento esté abierto.

Nuestra Señora de la O

De estilo gótico-mudéjar (siglo XIV), su monumental portada invita a la contemplación antes de adentrarse en el templo cargado de historia y leyendas, en la Plaza Condes de Niebla. Dicen que fue el cobijo espiritual de los Guzmanes, sus fundadores, quienes se refugiaron en Sanlúcar huyendo de la persecución que sufrían por parte del rey don Pedro I El cruel. El exterior está rodeado por pequeñas columnas de mármol cuyo origen podría ser un templo romano.

Palacio Ducal de Medina Sidonia

Contiene el archivo privado más importante de Europa, que recoge gran parte de la historia de Andalucía desde el siglo XI hasta la actualidad, además de una hospedería y una cafetería con excelentes vistas de la desembocadura del Guadalquivir y del parque de Doñana. El palacio, del siglo XVI, fue la residencia oficial de Luisa Isabel Álvarez de Toledo (hasta su muerte en 2008), historiadora conservadora del preciado archivo ducal y escritora de numerosas publicaciones conocida como la duquesa roja, debido a su lucha antifranquista que incluso la llevó a la cárcel de Alcalá de Henares en los años 60.

Vistas desde el Castillo de Santiago, en Sanlúcar de barrameda (Cádiz). ampliar foto
Vistas desde el Castillo de Santiago, en Sanlúcar de barrameda (Cádiz).

Castillo de Santiago

Fruto del deseo del segundo Duque de Medina Sidonia de renovar la defensa de la villa de Sanlúcar, en el siglo XV, desde la cubierta de la torre no solo se contempla la ciudad, sino también la desembocadura del Guadalquivir y el océano Atlántico. Cuenta la leyenda que desde este lugar vio Isabel la Católica el mar por primera vez. El castillo, de estilo gótico tardío, encierra historias hasta en el revestimiento de la parte baja de sus muros, donde existe una abundante colección de antiguos grafiti y marcas de cantería que aportan valiosa información sobre su construcción. Es el castillo más grande la provincia de Cádiz y, justo enfrente, las Bodegas Barbadillo invitan a una visita guiada por su Museo de la Manzanilla, con posterior cata.

Dónde comer

- Taberna Marinera Santo Domingo (Calle Mar esquina con Santo Domingo). Las ortiguillas y el arroz marinero son su especialidad.

- Taberna Casa Bigote (Bajo de Guía, 10). Hay que probar sus filetitos de corvina en salsa tártara, paté de ortiguillas, lomo de atún mechado y langostinos.

- Bar El Colorao (La Sargenta, 37). Se forman colas para entrar en este templo del pescaíto frito con postres caseros y precios realmente populares.

- Plaza del Cabildo. En pleno centro de Sanlúcar, está salpicada de bares, entre los que destacan La Gitana y El Cabildo, por sus tortillitas de camarones. Después, se pueden contemplar azulejos conmemorativos de la vuelta al mundo en barco de Magallanes y Elcano en la cercana calle Isaac Peral.

Más propuestas en la provincia de Cádiz pinchando aquí

Más información