suscríbete

Buscador

Mañanas con estilo en Copenhague

Cuatro deliciosas propuestas para disfrutar de un desayuno nórdico envueltos en diseño

Cafetería Neighbourhood, barrio de Vesterbro, en Copenhague

Interior de la cafetería Neighbourhood, en el barrio de Vesterbro, en Copenhague. / Pilar Fernández

Copenhague es una ciudad estrechamente ligada al diseño y a la maravillosa nueva cocina nórdica. La unión entre estilo y gastronomía está presente en todos los locales, tradicionales, nuevos y renovados, que salpican las calles de la ciudad, haciendo de cada uno de sus barrios una perfecta muestra de distintas tendencias, en todos los aspectos. Y si hay un momento perfecto para disfrutar de este maridaje, ese es el desayuno.

Silenciosas, tranquilas y con la esperanza de un buen día por delante, las mañanas en Copenhague son siempre gloriosas. La cercanía del agua las impregna siempre de una luz particular, incluso si la climatología no acompaña. La ciudad se despereza gracias a su fantástica cultura del café, una extensa selección de bollería y la refrescante acidez del skyr.

Dagh

Terraza de Dagh, entre los barrios de Osterbro y Norrebro, en Copenhague.

Ubicado entre los barrios de Osterbro y Norrebro, Dagh (Dag Hammarskjölds Allé 38) es un local moderno y elegante, sobrio pero muy confortable. Frecuentado por madres fashionistas y profesionales liberales de traje impecable, es un local tranquilo para aquellos que no son de muchas palabras al despertar. Entre semana ofrece un desayuno variado hasta las 11 de la mañana, donde la mejor opción para empezar el día –leyendo la prensa– es el "plato de desayuno". Una presentación refinada y en pequeñas, pero contundentes, proporciones, que incluye huevo, jamón ahumado, queso, mantequilla, confitura, skyr con muesli y fruta. Genial el toque de cebollino y escamas de sal para condimentar. El café, con un curioso gusto a almendra, lo sirve el vecino Kontra Kafee. Los fines de semana es tiempo para un tranquilo brunch, con opción vegetariana. Conviene pedir tortitas con arándanos, pocas habrá probado tan esponjosas.

Café Norden

Café Norden, en el centro de Copenhague. / Pilar Fernández

Para aquellos que planeen dedicar la jornada a recorrer el centro de Copenhague, este café en un punto idóneo para iniciar la ruta. En el corazón de la zona comercial, el Café Norden (Østergade 61) es toda una institución. Una cuidada decoración en tonos púrpura y gris acoge a un público variopinto que disfruta de un momento de descanso entre compras cobijándose en sus mullidos bancos cubiertos con pieles (falsas, por supuesto). Si el tiempo lo permite, disfrutar del desayuno en la terraza escuchando a los músicos callejeros que ofrecen micro conciertos bajo la fuente Storkespringvandet es un auténtico placer.

Para desayunos ligeros, sirven excelentes tés, como el de jengibre y limón, acompañados de galletas ligeramente hojaldradas con pepitas de chocolate. La famosa bollería danesa es la opción más golosa, pero quienes consideran que el desayuno es la comida más importante del día deben optar por el brunch. Con champán o sin él, logra que el día más ordinario sea una fecha para recordar. Distintos tipos de pan, mantequilla, mermelada, quesos, salchichas, salmón, fruta... y una generosa porción de tarta para terminar. Le ofrecerán también tortitas con sirope de arce o huevos revueltos en vaso de cristal. No se resista.

Atelier September

Atelier September, en Copenhague.

Probablemente, los asiduos a Instagram habrán visto alguna imagen de este pequeño local situado en el centro de la ciudad. Los ventanales garantizan luz a raudales mientras la mesa de madera comunal y los mostradores de mármol son el fondo perfecto para fotografiar los delicados y sencillos platos de un menú pequeño, pero muy bien pensado, escrito en una pizarra. Decoración rústica con un toque francés y un ambiente verdaderamente relajante. En Atelier September (Gothersgade 30) la palabra estridencia no existe. Cruasanes maravillosos que se deshacen entre los dedos y se convierten en mantequilla al primer mordisco; cafés cremosos y originales propuestas para desayunos diferentes, siempre con productos de temporada. Quien prefiera desayunar salado puede escoger el huevo cocido con queso danés y pan de centeno. La yema, de consistencia perfecta –cremosa pero no demasiado líquida–, se convierte en la salsa más sencilla y sublime. Quien, por el contrario, amanezca con ganas de dulce, puede optar por el yogur natural con ruibarbo, calabacín, avellanas, albahaca y muesli crujiente. Fresco, ligero y realmente sorprendente.

Neighbourhood

Pizza y cócteles para desayunar en Neighbourhood, en Vesterbro (Copenhague).

El barrio de Vesterbro es la cuna del hipster danés. Aunque el local más famoso para desayunar sea Granola, Neighbourhood (Istedgade 27) también es muy recomendable. Además de fantásticos desayunos orgánicos de fin de semana, aquí se puede disfrutar de una de las mejores pizzas de Copenhague. Decoración típicamente nórdica con tonos oscuros iluminados por madera clara y cristal, que encajan a la perfección con el vestuario del personal. Para desayunar: una pequeña pizza, skyr con muesli, manzana y compota de higo, una selección de quesos (malolientes pero deliciosos), algún corte de charcutería, mantequilla y mermelada de albaricoque, un espectacular bollito de canela integral coronado por merengue de limón y algo de fruta fresca. Se puede amenizar el menú con un cóctel, al fin y al cabo, ya hemos pedido pizza para desayunar...

Más pistas para una visita a Copenhague pinchando aquí

Y ADEMÁS...

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Gimeno, a los diputados: “Antifraude ha de estar por encima de cuestiones políticas”

Jesús García Barcelona

El expresidente del TSJC defiende su "imparcialidad" ante los diputados que deben votarle para sustituir al magistrado Daniel de Alfonso

Cómo combatir el machismo haciendo 'trap' y 'reggaeton'

Una nueva generación de chicas jóvenes está llegando en la música española a terrenos en los que reinaban los hombres No forman parte de ninguna escena conjunta pero tienen mucho en común: no se consideran feministas, triunfaron gracias a Internet y han crecido en pleno extrarradio

Roger Schank: “El álgebra es como una religión y no enseña a pensar”

Experto en Inteligencia Artifical y exprofesor en Yale, aboga por un cambio radical en la educación con programas abiertos

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana