suscríbete

Buscador

Bremen en zapatillas

Rutas para contemplar la ciudad alemana desde otra perspectiva: en modo 'runner'

Estampa invernal en Bremen

Estampa invernal en la ciudad alemana de Bremen. / Pilar Fernández

Si hay algo que llama la atención en Bremen es que siempre, a cualquier hora y por cualquier calle por la que paseemos, siempre pasa alguien corriendo, enfundado en ropa alarmantemente ajustada. Incluso cuando hiela, nieva y, por supuesto, llueve. Quizá sea por las (buenas) condiciones de la ciudad, de plana y aburrida orografía, o porque está repleta de espacios verdes y paseos bien asfaltados. Lo cierto es que, evitando el centro y sus adoquines, hay muchas zonas por las que trotar alegremente y disfrutar de la tranquilidad de esta urbe del norte de Alemania. En definitiva, descubrir Bremen en zapatillas.

Uno de los recorridos más populares es el que atraviesa el Bürgerpark, el parque más famoso de Bremen. Aquí se puede correr entre estanques y canales, burritos, patos y hasta llamas (acoge un zoo de animales domésticos); atravesar pequeños puentes sacados de cuadros impresionistas; hacer una parada técnica en algunos de sus bares y restaurantes, como Emma am See, Meierai, Waldbühne o Haus am Walde, y, si quiere redondear el esfuerzo, alquilar una barca y remar durante un par de horas. Para regresar al centro siempre se puede bordear el parque por la calle Parkallee, salpicada de bonitas villas y edificios señoriales.

La orilla del río también es un buen escenario para los viajeros con ganas de rodar por Bremen. Desde Domsheide, el punto más céntrico de la ciudad, existen dos opciones: hacia la derecha, en dirección a Überseestadt, o hacia la izquierda, hacia el estadio del equipo de fútbol Werder Bremen.

La primera de estas variantes atraviesa Schlachte, uno de los paseos más reconocibles de la ciudad, pasa a los pies de la iglesia St Stephani y permite contemplar la decena de barcos que suelen estar anclados en la pequeña marina de Bremen, hasta llegar a la parte más renovada de la ciudad, la zona de Überseestadt. La segunda opción, permite disfrutar de las verdes parcelas de Osterdeich, a orillas del río Weser, donde los habitantes de Bremen suelen disfrutar de barbacoas en verano y de su inclinación durante el invierno, para deslizarse con trineos de nieve. Si seguimos avanzando más allá del estadio del Werder Bremen (y su piscina), pasaremos por Sportgarten, un proyecto que incluye numerosas variantes deportivas para jóvenes (desde un rocódromo y una pista para monopatines hasta pistas de vóley playa). Para terminar la ruta, nada mejor que una nutritiva cerveza en el conocido local Paulaner im Wehrchloss, posiblemente, la mejor manera de combinar tradición alemana y deporte.

Aunque más alejada del centro, la ruta runner más escénica recorre, desde Buntentor hasta Werdersee, el Klein Weser (Weserdeich), un pequeño lago en el que, según la estación, se puede nadar o patinar sobre hielo. Pese a estar a escasa distancia del bullicio de Neustadt, en pocos metros pasará de la calle principal de este céntrico barrio a la tranquilidad del campo. No hay que olvidar, eso sí, detenerse ante la sala Schwankhalle y consultar la programación de espectáculos; posiblemente regresará al hotel con plan para la noche.

Cruzando un pequeño puente peatonal se llega a la isla creada por la bifurcación del río Weser. Repleta de pequeñas casitas coquetas y bien cuidadas que los locales utilizan como segunda vivienda durante los fines de semana, resulta un lugar especialmente tranquilo y saludable. Desde allí, y siguiendo las calles Kuhhirtenweg y Werderstrasse, se puede retornar al centro a través del puente Wilhem-Keisen-Brucke. Un último consejo: cuidado con las bicicletas, corren como locas.

Más planes interesantes para una visita a Bremen pinchando aquí

Y ADEMÁS...

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

El paracetamol cura los corazones rotos

El dolor que provoca una ruptura amorosa es real La manera de aliviarlo, según la ciencia, está en su botiquín

La importancia de llamarse Marsalis

Chema García Martínez San Sebastián

Ellis y Branford ofrecen dos horas de música arrebatadora en Jazzaldia

Estados Unidos impresiona

EFE

En el primer partido amistoso de los de los actuales campeones olímpicos antes de Río, se exhiben ante la albiceleste (111-74)

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana