suscríbete

Buscador

Los mejores sitios para tomar el ‘brunch’ en Madrid

Restaurantes y hoteles donde degustar este menú de mediodía que cada día suma más adeptos en la capital

Restaurante La Jefa, en Madrid

Comedor de La Jefa, en Madrid, donde el 'brunch' se sirve a diario.

El brunch del fin de semana tiene tirón. Hay vida más allá del tapeo. Nuevos restaurantes y hoteles madrileños lo ofrecen incluso de lunes a viernes. “Todo ha evolucionado mucho. El brunch ha pasado de ser una necesidad a un acto social y una forma cuidarse”, dicen los responsables de Brunchear, una web creada en Barcelona en 2014 que recoge más de 240 referencias de locales con esta modalidad gastronómica en ocho ciudades europeas y Nueva York. Una veintena corresponde a Madrid, donde el fenómeno suma adeptos y más de una propuesta raruna.

Este menú de mediodía que solía acotarse a sábados y domingos consiste en un desayuno tardío o una comida temprana. O una mezcla de ambas cosas. Toma el nombre de dos términos propiamente anglosajones, breakfast (desayuno) y lunch (almuerzo), y viene a costar más o menos lo mismo que un menú completo. Además, admite mil formas diferentes de prepararlo. Proponemos una ruta por los locales más novedosos de la capital para comprobarlo.

Aire colonial en Recoletos

Comedor del restaurante La Jefa, en Madrid.

Este crucial momento del día, que los especialistas de la página Brunchear sitúan entre las 11 de la mañana y las 3 de la tarde, invita también a relacionarse. Un claro ejemplo es La Jefa (Recoletos 14; +34 916 21 76 74), restaurante de aire nórdico y colonial con público muy diverso, incluidas familias con niños. Junto al Paseo de Recoletos, donde comienza este recorrido, ofrece desde hace unos meses un menú de brunch a diario. Su autora es la joven interiorista canaria Marta Auyanet, que dotó a este luminoso espacio de tres ambientes: una zona de estar con un sofá, pufs y una bicicleta antigua sobre la pared de ladrillo visto; un bar con barra de madera de iroco y, al fondo, el comedor de mobiliario inglés y cocina vista. La idea es que el comensal se sienta como en casa. Abajo hay un reservado y un chester en el baño.

El ambiente invita a degustar una exótica carta que fusiona gastronomía canaria (los dueños son tinerfeños) con cocina criolla, árabe o asiática y traslada dicha propuesta al brunch. Comienza con café, infusión o zumo de naranja, pan artesano y cruasanes . Y como no hay un buen brunch sin unos huevos benedictine, aquí los sirven pochados sobre un brioche con salsa holandesa y panceta. Animan a regar el menú con un cóctel. Siguen arepas, mezzes con humus y falafel, hamburguesa tayín, arroz chifa y un sorprendente caldo de gallina nikkei, una sopa peruana de pollo y fideos. El sándwich de algas y atún es la apuesta verde. De fondo, música caribeña.

  • Horario: de 11 a 13.30. Precio: 10 euros (lunes a viernes) y 19,50 euros (fin de semana).

Un ‘indie’ junto a Velázquez

Sala de Bendita Locura, en Madrid.

Resulta medianamente fácil encontrar rarezas en los locales con brunch que, de un tiempo a esta parte, aparecen en revistas y webs de tendencias. Nos acercamos hasta Bendita Locura (Príncipe de Vergara 73; +34 915 63 25 70), un café-bar con dos plantas y tres años situado en una zona de paso próxima a Velázquez y el fino hotel boutique DormirdCine. En esta propuesta non stop –sirve desayunos, brunch, urban food y afterwork–, que se renueva con cada estación, el hilo musical es retro. Hay wifi y ricas tartas caseras, como la de zanahoria con chocolate blanco. También zumos, cócteles y combinados; podría funcionar igual de bien en Malasaña, con su planta baja alternativa y pop. En la de arriba cuenta con zonas de lectura, sofá, cachivaches antiguos y modernas ilustraciones. Y fuera, una modesta terraza.

Bendita Locura propone dos menús para el brunch –largo y corto o little brunch–, que abren con café, capuchino, té, infusiones o el smoothie del día (zumo cremoso de frutas servido con una pajita de colores). Sigue una crema de yogur con frutos del bosque y granola. Entre los salados, a elegir, están la quiche de verduras o los vistosos huevos benedictine, que aquí elaboran con beicon o salmón y sirven en pan bagel, con patatas y salsa holandesa. El waffle (gofre) con nutella, banana y menta es el postre estrella. Cerca está el nuevo Fonty (Juan Bravo, 41; +34 911 38 86 46), una pastelería de alta repostería. La de Castelló, 12 (917 52 65 83), además, es obrador. Ofrece bollería francesa en sus desayunos, brunchs y, por la tarde, afterwork.

  • Horario: sábados y domingos de 11.30 a 15.00. Precio: 14 euros (little brunch) y 19 euros.

El ‘village’ de Las Salesas

Rincón de Dray Martina, en Madrid.

Nos trasladamos al barrio revelación de Madrid, Las Salesas, que empieza a conocerse como el nuevo village por su nueva y detallista actividad comercial y artística en nuevos comercios, restaurantes y galerías de arte. Aquí podremos tomar el brunch en Dray Martina (Argensola, 7; +34 910 81 00 56), un romántico restaurante abierto hace más de dos años, que también se llena. Para asegurarse el brunch conviene reservar previamente (fin de semana y festivos de 11.00 a 14.00; precio, 20 y 22 euros). La carta del Dray es mediterránea con un toque internacional, que incluye rollitos vietnamitas y cebiche. Sirve tres tipos de brunch: salado, dulce y vegetariano, con opciones también para veganos. Incluye cóctel, zumo, café y yogur natural. El interiorismo corresponde a un estudio ubicado en la misma calle, Madrid in Love (Argensola 14; +34 913 10 55 36), con una treintena de modernas intervenciones en la ciudad desde 2011.

En el vecino barrio de Malasaña visitamos el delicioso Maricastaña Bar & Kitchen (Corredera Baja de San Pablo, 12; +34 910 82 71 42), con bonito interiorismo de delirio y ladrillo visto. Los huevos benedictinos se sirven esta vez solo con lacón. También los hay revueltos, con beicon. Los postres son delicatesen: pancakes con sirope de sabores, queso brie con uvas y jamón, y yogur griego con muesli (domingos y festivos de 11.00 a 16.00; precio, 20 euros). En Carmencita Bar y La Gringa (+34 915 23 80 73; viernes a domingo entre 11.00 y 16.30, 14 euros), ambos en la calle San Vicente Ferrer (51 y 57, respectivamente), se sirve brunch al estilo americano.

‘Glamour’ en Quevedo

Sala del restaurante Perrachica, en Madrid.

En los brunchs madrileños son tendencia los platos exóticos y las opciones verdes, pese a que, de momento, cueste encontrar vinos ecológicos o menús para celiacos, por ejemplo. En otros, lo que prima es la poderosa ambientación. Es el caso de Perrachica (Eloy Gonzalo, 10; +34 917 37 77 75), restaurante asentado sobre un antiguo banco –900 metros cuadrados cerca de la plaza de Quevedo–, al que llegamos tomando la calle Fuencarral. Señuelo de famosos, lo gestiona el nuevo grupo Larrumba, que cuenta con seis locales de moda en la ciudad, como el ya citado Dray Martina.

Perrachica, que abrió hace ocho meses con un original interiorismo del estudio madrileño Proyecto Singular, es “un oasis en Chamberí”, dice Chiqui Calleja, empresario del combo de restauración. La carta mediterránea sin pretensiones dedica un apartado al weekend brunch (sábados y domingos de 11.00 a 14.00), con propuestas sueltas: tostas, quesadillas, crêpes o pancakes. Los benedictine eggs se cocinan en esta ocasión sobre pan brioche, con espinacas y salmón. El brunch puede tomarse en la bucólica terraza cubierta o las diversas zonas de café-comedor, con variedad de sofás, butacas, pufs, lámparas. Y entre vegetación. La zona vip ocupa un altillo y, abajo, las cocinas funcionan a un ritmo frenético.

También de Larrumba y con brunch los fines de semana, Frida (San Gregorio, 8; +34 917 04 82 86; precio según plato), en Chueca, dispone de una amplia y exquisita carta de ensaladas, pizzas, burratinas, gnochis y tartares; también divertidos smoothies, como el antioxidante o el antiresaca. Se admites mascotas. Aparte, tienen el bonito y juvenil Marieta (Castellana, 44; +34 915 75 75 53), con brunch de fin de semana (entre 12.00 y14.00) por 19,95 euros.

Menú retro en Conde Duque

Tomamos Alberto Aguilera hasta Conde Duque, cuyo centro cultural, motor del barrio, ha provocado la aparición de bares, tiendas y locales de ocio alternativo en sus aledaños. Arquibar (Travesía de Conde Duque, 5) es un clásico esquinazo junto a la calle de Amaniel. Fue un estudio de arquitectura que luego se convirtió en bar, aunque conserva la esencia. Su dueño, Gonzalo Vizán, leonés de 40 años, le ha dado el sobrenombre de La Fina de Conde Duque. Lo que le gusta del brunch son “los colores, el olorcillo a madera y café, y el sol que da por la mañana en la cristalera”, cuenta vía móvil desde León. Visita su café cada semana, al que ha incorporado tanto muebles del Rastro como embutidos de su tierra. Pequeño, coquetos y con dos pisos, suena música retro y naíf.

El brunch (de 12 .00 a 14.00; precio, 20 euros) consta de zumos y bollería casera (bizcochos, muffins, cookies), seguido de quesos, patés e ibéricos. Y “tortillitas de dos huevos”, con frutas, tomate, mostaza… Podremos coincidir con una sesión de manicura y gin tonic. Entre semana, además, con una de costura con agujas de lana, nada menos. Hay dos turnos y solo 15 plazas en cada uno. Cerca queda el rústico Mür Café (Plaza de Cristino Martos, 2; +34 911 39 98 09).

Sabores latinos en Chueca

Postre de chocolate en La Candelita, en Madrid.

Este brunch tour se adentra en el corazón de Chueca para visitar un proyecto de “estilo libre colonial” que fusiona cocinas latinas de Chile, Perú, Ecuador o Venezuela (de donde proceden sus dueños). La Candelita (Barquillo, 30; +34 915 23 85 53) es obra de Ignacio García de Vinuesa, aunque ha contado con alguna reciente actualización. Además, tiene nuevo cocinero y rica carta de desayunos. El brunch (de 12.30 a 16.30; precio, 20,50 euros) abre con una copa de fruta con yogur y cereales, ensalada césar, sopa de pollo y cachapas o tortitas de maíz con queso. Después, hay cinco combinados a elegir, con el huevo como ingrediente principal. De ellos, destaca el desayuno criollo, con huevos revueltos, fríjoles negros, queso blanco y arepas. No pueden faltar mojitos, daiquiris, margaritas y hasta 50 rones diferentes.

Cerca, un clásico: Taberna La Carmencita (Libertad, 16; +34 91 531 09 11), y el nuevo El Colmao Gastroclub (Infantas, 32; +34 910 24 16 98), que propone el afterbrunch (18 euros), de 11.00 a 17.00. En dirección al Retiro nos encontramos El Velázquez 17 (Velázquez, 17; +34 914 31 68 16), con carta de alérgenos y brunch diario hasta las 13.00. Hacia Atocha, con el bonito Murillo Café (Ruiz de Alarcón, 27; +34 913 69 36 89) y el funcional El 17 de Moreto (Moreto, 17; +34 910 11 91 64; brunch por 20 euros), algunos de ellos entre los favoritos de la web Brunchear.

Hoteles y sorpresas

'Brunch' con cava en el hotel NH Madrid Abascal, creado por Paco Roncero.

También es posible tomar el brunch de la mano de algún chef reconocido en rutilantes hoteles. Es el caso de Paco Roncero, que sirve el suyo los domingos (de 13.00 a 16.00; precio, 30 euros, mínimo dos personas) en el restaurante del NH Collection Madrid Abascal (José Abascal, 47; +34 914 41 00 15). Incluye sus famosas patatas bravas y croquetas de jamón, bocadillo de chorizo (gourmet), “chapapizza” de jamón, hongos y mozzarella, o sendas hamburguesas con mostaza. Todo ello, en una de caja que simula la de las casitas de muñecas. Y cava para beber. Aparte, por temporadas, hay una versión infantil (15 euros). También en domingo (distinto y sin caja), hay brunch en el NH Collection Eurobuilding, la sucursal de Padre Damián, 53 (+34 913 53 73 00).

Ramón Freixa ofrece, por su parte, fina bollería, quesos y embutidos, huevos benecditine o tartar de atún en la sesión Sundays at Único (domingos de 12.30 a 14.30; precio, 49,50 euros), en el céntrico Hotel Único Madrid (Claudio Coello, 67; +34 917 81 01 73). Abre con zumo detox (revitalizante) y culmina con tartas, mousses, helados y golosinas. El VP Jardín de Recoletos (Gil de Santivañés, 6; +34 917 81 16 40) incorpora un kids corner (hasta 12 años; 6,50 euros) en su desayuno-bufé, los fines de semana y festivos (19,50 euros). Los madrugadores, podrán brunchear en familia hasta el mediodía junto a la Puerta de Alcalá, con cereales, donuts o yogures y postres en copas infantiles. Los adultos tienen un rincón dietético, con galletas light y leche de soja. 

Brunchear, especialistas en 'brunch'

Carlos García y Alexandra de la Torre, creadores de la web Brunchear.

“El english breakfast está desfasado”, dicen los fundadores de Brunchear, una guía de desayunos y brunch creada hace dos años por la francesa Alexandra de la Torre y el barcelonés Carlos García, ambos de 34 años. Diseñaron este directorio al ver que había poca información sobre el tema en la Red. Viven en Barcelona y dirigen la pequeña agencia gastronómica Social Gourmets. “Todo ha evolucionado mucho” en el mundo brunch, añaden, que “invita ya a descubrir nuevos platos y hábitos de cocina saludable. Y a cuidarse. Abre nuevas vías”.

En su página recogen 244 referencias de locales con desayuno y brunch: 118 en Barcelona, 29 en Madrid y 20 en Valencia. Incluyen, además, cinco ciudades europeas (París, Londres, Roma, Berlín y Lisboa) y Nueva York. Aseguran que el brunch es ya “tendencia gastronómica en varios países del mundo”, como México, donde se dice “brunchear”. Con más de 10.000 seguidores en las redes, en su blog remontan los orígenes de esta práctica gastronómica hasta el siglo XIX, en Reino Unido y Estados Unidos. También descubren tendencias, platos exóticos o “superalimentos”, como ajo o jengibre. O modernas técnicas, como el cold press, para exprimir fruta sin perder las vitaminas. Tienen su propio Top10 de brunchs madrileños y aunque dicen haber visto de todo en su ruta, hay un plato universal en estos desayunos tardíos: “el huevo”.

Más pistas gastronómicas en Madrid pinchando aquí

Y ADEMÁS...

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

La Junta aprueba un proyecto de ley para “blindar” la sanidad pública

Antonio J. Mora Sevilla

El Gobierno andaluz se compromete a no efectuar copagos en sus servicios sanitarios

Los tatuajes de David Beckham cobran vida por Unicef

El País Madrid

El exfutbolista es el protagonista de una nueva campaña de la ONU en la que exige acabar con la violencia contra los niños

Fumar menos de un cigarro al día también mata

Los fumadores esporádicos multiplican por nueve su riesgo de morir de cáncer, según un estudio

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana