suscríbete

Buscador

Las 10 mejores casas del siglo XX

De Le Corbusier a Niemeyer, un recorrido arquitectónico por viviendas icónicas que anunciaban una nueva forma de habitar

Villa Savoye, de Le Corbusier, en Poissy, Francia

Terraza de Villa Savoye (1929-1931), vivienda de Le Corbusier en Poissy (Francia). / Jean-Christophe Ballot

Para los aficionados a la arquitectura, el diseño y el interiorismo hay algunas casas que son una auténtica tentación. No son monumentos, ni siquiera son museos o casas-museo. Simplemente son auténticas obras de arte, adscritas al Movimiento Moderno o herederas de los principios de este grupo que transformó las formas de vivir, construidas por los mejores arquitectos del siglo pasado. Merecen una visita por su peculiar arquitectura o simplemente por haber sido el hogar de algunos de los mejores arquitectos del siglo XX.

01 La máquina de habitar

Villa Savoye (Poissy, Francia)

Villa Savoye, de Le Corbusier, en Poissy (Francia). / J. C. Ballot

Cincuenta años después de la muerte de Le Corbusier, su casa (1929-1931) sigue siendo uno de los edificios del siglo XX más significativos de Francia. El lema del arquitecto, "una casa es una máquina de habitar", se concreta en esta obra rigurosa y severa que expresó magníficamente los principios renovadores del estilo internacional, sus "cinco puntos". Por primera vez se emplearon en una casa particular elementos de diseño como los espacios fluidos (la promenade arquitectónica, concepto que es una de las máximas aportaciones de Le Corbusier), los techos planos, las líneas simples y las ventanas alargadas que visualmente permiten disfrutar del paisaje; aún hoy la casa resulta vanguardista. Una visita imprescindible para arquitectos y para cualquier curioso.

02 El minimalismo al extremo

Glass House (Connecticut, EE UU)

Interior de la Glass House, de Philip Johnson, en Connecticut (EE UU). / Eirik Johnson

La Glass House es una casa reducida a su esencia. Toda "piel y huesos", completamente transparente pero minúscula e inesperadamente acogedora, a la vez representa la esencia y trastoca lo que se considera una casa. El minimalismo extremo del hogar de Philip Johnson en Connecticut, construido en 1949, simboliza el empuje del Movimiento Moderno americano, pero su principal característica es la capacidad de formar parte de un paisaje. Johnson estaba enamorado de la naturaleza “urbanizada” del Parc des Buttes-Chaumont de París, de los jardines neoclásicos ingleses y de las praderas de su infancia en el Medio Oeste. Una vez dentro de la casa, rápidamente resulta obvio que la verdadera estrella es el paisaje perfecto que la rodea.

03 Artesanía local + funcionalismo= belleza

Casa Aalto (Helsinki, Finlandia)

Casa museo Alvar Aalto, en el barrio Munkkiniemi, en Helsinki. / Alvar Aalto Museum / Maija Holma

Esta casa en el barrio costero de Munkkiniemi de Helsinki, que registró un nuevo récord de visitas durante 2015 con 10.071 personas, fue el hogar familiar de la pareja de diseñadores finlandeses Alvar y Aino Aalto desde 1936. Es sencilla, diáfana, pero muy cálida, y sirvió como prototipo de gran parte de la obra posterior de Alvar Aalto. En ella se combina el funcionalismo con el emergente humanismo y la conciencia medioambiental del arquitecto. El profundo pragmatismo de la pareja se muestran en un vestidor, un extravagante aparador de doble cara especialmente innovador por su aislamiento y orientación. A diferencia de muchas otras obras maestras tempranas del Movimiento Moderno, tiene muchos elementos decorativos que recuerdan y celebran la tradición artesana finlandesa.

04 Efecto teatral

Villa Necchi Campiglio (Milán, Italia)

Escalera interior de Villa Necchi Campiglio, en Milán. / FAI / Giorgio Majno

El racionalista Piero Portaluppi, recluido entre altas magnolias y elevados muros, permite vislumbrar el oscuro glamour del Milán de la preguerra. Sus teatrales interiores mezclan ideas originales y ambiciosamente innovadoras con evocadores detalles cotidianos. Los armarios albergan bonitos vestidos y abrigos de piel, y los baúles de viaje están listos. Una colección de arte del siglo XX igual de evocadora adorna las paredes.

05 Espacio, luz, hierro y madera

Villa Tugendhat (Brno, República Checa)

Jardín de Villa Tugendhat, de Mies van der Rohe, a las afueras de Brno (República Checa). / David Zidlicky

La villa a las afueras de Brno de 1930 de Mies van der Rohe es un himno al espacio y la luz, en la que se han eliminado totalmente los muros de carga por medio de la innovadora estructura de hierro ideada por el arquitecto. No solo la estructura es revolucionaria, sino también la ausencia de decoración interior tradicional. Muchas de las superficies funcionales utilizan materiales nobles y naturales, como el ónice translúcido que filtra la luz de la pared de la sala de estar. El mobiliario, diseñado especialmente para la casa en colaboración con Lilly Reich, combina tubos de acero con maderas raras y cuero con colores de joyas; su característica silla Brno aún se produce actualmente.

06 Fantasía oriental

Dar Sebastian (Hammamet, Túnez)

Patio y piscina del centro cultural Dar Sebastian, en Hammamet (Túnez). / Habib M’henni

Wright y Elsa Schiaparelli alabaron esta fantasía oriental racionalista junto a la playa, ideada por el millonario rumano George Sebastian entre 1920 y 1932. Sus amplios y atractivos espacios acogieron a artistas, celebridades, líderes mundiales y sesiones fotográficas en el siglo XX. Queda poco del mobiliario original y sus lujosos interiores están desgastados, pero la piscina central porticada, su bóveda de arista y el baño de fiesta –espejos y un baño para cuatro estilo baptisterio– aún son formidables.

07 Un estudio bohemio en California

Case Study House 8 (Pacific Palisades)

Casa estudio de Charles y Ray Eames, en California. / Carol M. Highsmith / GETTY

La casa estudio de Charles y Ray Eames de 1949 es típicamente californiana. Sencilla, ubicada en un prado entre eucaliptos en Pacific Palisades, cerca de Los Ángeles, abierta al sol y la brisa del mar, y símbolo de su misión de democratizar el diseño a mediados del siglo XX. Inteligentes métodos de construcción maximizaron el volumen con materiales mínimos, en su mayor parte prefabricados. Las habitaciones están diseñadas, premonitoriamente, para múltiples usos. Parte hogar bohemio, parte laboratorio de sus experimentos estéticos y de funcionalidad, la estructura es inspiradora y permite atisbar la vida cotidiana de los Eames.

08 La huida del ángulo recto

Casa Das Canoas (São Conrado, Brasil)

Piscina de la Casa das Canoas, de Óscar Niemeyer, en Río de Janeiro. / Rick Ligthelm

El mejor arquitecto de Brasil, Óscar Niemeyer, diseñó esta casa en la selva tropical en 1951. Es profundamente moderna y totalmente propia de su época y lugar. Niemeyer ignoró la arquitectura de la "regla y el ángulo recto" y buscó la inspiración en la plasticidad del vertido del hormigón y el medio ambiente más próximo: "sus playas blancas, sus enormes montañas, sus antiguas iglesias barrocas y las bellas mujeres bronceadas". Su erotismo tropical es un desorden de curvas, vacíos e incursiones sorpresa en el propio paisaje; una roca traza una escalera a los cimientos y se eleva para formar parte de la piscina exterior.

09 La casa de cristal con patas

Casa Rose Seidler (Sídney)

Casa Rose Seidler, en Sídney. / Nicholas Watt

Harry Seidler, un refugiado austriaco, formado por Breuer y Gropius, proyectó esta casa para sus padres a finales de los años cuarenta. Enclavada entre arbustos en los barrios pudientes del norte de Sídney, la casa "de cristal con patas" de Seidler contribuyó a moldear la arquitectura futura australiana. Es un homenaje a sus profesores europeos, sí, pero también una reinvención de las antípodas de los principios de la Bauhaus, una hábil reelaboración de las casas tradicionales de la costa de Australia. Una forma esquelética suspendida se ancla al paisaje mediante una larga rampa, muros de arenisca y persianas de láminas, mientras que los interiores claros y abiertos siguen amueblados con los muebles y electrodomésticos originales de los años cincuenta.

10 Movimiento Moderno a la japonesa

Casa de Kunio Maekawa (Tokio)

Casa de Kunio Maekawa, en Tokio. / Satoshi Ohki

La pionera casa de Kunio Maekawa, reubicada y ahora parte del Museo de Arquitectura al Aire Libre Edo-Tokyo, es un ejemplo maravilloso del fértil diálogo entre la estética tradicional japonesa y las filosofías del Movimiento Moderno europeo. Construida en 1942, su diminuto tamaño, simplicidad contenida e inteligente uso de columnas interiores deben algo al tiempo que pasó el arquitecto en el estudio de Le Corbusier (trabajó en la Villa Savoye) junto con las restricciones en cuanto a materiales en época de guerra; pero también son típicos del espíritu innovador y la habilidad de Maekawa para crear espacios luminosos pero íntimos. El mobiliario original, diseñado por el arquitecto específicamente para la casa, y los objetos personales restaurados, permanecen in situ. Suponen también una evocadora mezcla de líneas racionalistas y tradición artesanal japonesa.

Mira aquí la fotogalería de las mejores viviendas del siglo XX.

Más información en www.lonelyplanet.es

Y ADEMÁS...

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

¿Fue legítimo lanzar la bomba atómica contra Hiroshima?

Los historiadores de la II Guerra Mundial siguen debatiendo sobre los motivos que llevaron a Truman a utilizar este arma en Japón

Supervivientes de Hiroshima: las disculpas no hacen falta, la desnuclearización sí

Macarena Vidal Liy Hiroshima (Japón)

El presidente de EEUU llega este viernes a la ciudad donde cayó la primera bomba atómica

El Consell adeuda el bono infantil desde enero, según Salvem 0-3

El País Valencia

La asociación de guarderías infantiles reclaman el pago inmediato a los centros

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana