Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tapeando al este del Retiro

Nuevos locales y otros que se renuevan. Ocho restaurantes en un barrio madrileño que sabe cada día mejor

Restaurantes en Madrid Ampliar foto
Comedor de la Taberna Pedraza,en Madrid.

En Madrid se tapea todo el año. Y se tapea en terrazas hasta entrado el invierno, para asombro de los turistas extranjeros. De un tiempo a esta parte, en los aledaños del madrileño parque del Retiro se está animando este tipo de oferta gastronómica informal. Surgen nuevos locales y otros se modernizan. No son tantos como en otras zonas estrella del tapeo madrileño, como el entorno de la plaza de Santa Ana o La Latina, pero la cosa se mueve. Recorremos sus calles en busca de las direcciones más relevantes.

Calle Ibiza

Con casi cuatro siglos de historia y más de un millón de metros cuadrados, el parque del Retiro (que nació en 1631 con Felipe IV) oxigena Madrid. Nos trasladamos a su flanco este, el que da a la avenida de Menéndez Pelayo. Concretamente a la calle de Ibiza, emblemática y ancha, que se llena progresivamente de terrazas. Al principio está el restaurante Mercado de Ibiza (Ibiza, 8; 917 52 44 90), una moderna taberna en dos plantas con diseño interior de David Zafra. Abrió el pasado mes de abril. En la barra sirven pez mantequilla en tempura, croquetas de ibérico o de gamba roja y carabinero. También preparan ricos arroces melosos, pescados y carnes a la carta. Para beber, 70 referencias de vinos y champanes que se guardan en una bodega acristalada. El local ocupa una antigua sucursal bancaria y conserva, en el sótano, la caja fuerte convertida en bar de copas.

El restaurante Mercado de Ibiza, en Madrid. ampliar foto
El restaurante Mercado de Ibiza, en Madrid.

A un paso, en el número 4, está previsto que abra en los próximos meses Kulto, otro restaurante con tapas y cocina de mercado.

Avanzamos por la calle Ibiza hasta el número 40, donde nos esperan la Taberna Pedraza (Ibiza, 40; 910 32 72 00) y sus famosas tortillas de patatas de Betanzos. El restaurante, que tiene terraza, abrió hace cuatro años y siempre está lleno. En unas semanas tienen previsto trasladarse al vecino número 38, donde pretenden apostar por la cocina al carbón entre un moderno interiorismo firmado por Lázaro Rosa-Violán. La carta de Taberna Pedraza es un auténtico festín gastronómico con sello de procedencia. Santiago Pedraza y Carmen Carro, los artífices de este projecto, recorrieron España en busca de buenos productos y los mejores platos. “Nos gusta lo mejor, llevado a la máxima expresión”, dice la pareja. Los gourmets disfrutarán mucho aquí. Además de las tortillas coruñesas de huevos frescos de gallina de corral, traen chistorra y pimientos de Lasarte o elaboran postres como la quesada al estilo del obrador cántabro de Marcos Pelayo. Para picar se pueden pedir anchoas de Santoña y fuet de Olot con pan casero. Aparte, tomates de temporada, cerdo ibérico, pescados salvajes…

Doctor Castelo y aledaños

Figuras de Playmobil en el restaurante Marcano, en Madrid. ampliar foto
Figuras de Playmobil en el restaurante Marcano, en Madrid.

Tomamos la calle de Fernán González hasta la del Doctor Castelo, en cuyo número 30 se sitúa la Taberna Laredo (915 73 30 61), un clásico de la zona.

Casi enfrente está Marcano (Doctor Castelo, 31; 914 09 36 42), un pequeño restaurante que se mudó hasta aquí hace ahora un año desde la vecina calle de Menorca. David Marcano es su chef, un madrileño de 38 años que ha pasado por las cocinas Arzak y Goizeko Wellington. En Marcano cuenta con una pequeña barra y comedor. Aquí encontramos gyozas (buñuelos) vegetales con mayonesa y salsa ponzu o una tosta de steak tartar con huevo frito de codorniz; ceviche de corvina o un tiradito de pez limón. Se pueden pedir medias raciones. En el comedor prima el producto del Cantábrico (sardinas, chipirones, merluza) y las carnes (ternera, cerdo, paletilla de lechal). El punto informal lo ponen la fusión de un kebab con secreto ibérico, una colección de clicks de Playmobil en una vitrina o la carta de bebidas, con vermús, cócteles y pisco sour.

En el número 22 de Doctor Castelo topamos con un clásico de la zona: La Castela (915 74 00 15), con una zona de barra y comedor. Para picar, por ejemplo, unos garbanzos salteados con langostinos o boletus con jamón y huevo.

Menéndez Pelayo

Avanzamos por Doctor Castelo en dirección al Retiro. En la esquina con Menéndez Pelayo encontramos el restaurante Arzábal (Menéndez Pelayo, 13; 914 09 56 61), que acaba de abrir restaurante en el museo Reina Sofía.

Tapeando al este del Retiro ampliar foto

Tras el reciente fallecimiento del ilustre cocinero navarro Iñaki Oyarbide, su mujer, Ángela Labrada, toma las riendas de La Chelo (Menéndez Pelayo, 17. 917 86 52 42). El restaurante lleva por nombre el apodo de Consuleo Apalategui, madre de Iñaki, que junto a Jesús María de Oyarbide fue artífice de dos históricos locales de Madrid: Príncipe de Viana (ya desaparecido) y Zalacaín, el primer restaurante español con tres estrellas Michelin, en los años ochenta, y que sigue en activo. En La Chelo se piden croquetas, chistorra, morcilla… Y cañas bien tiradas. Y también ajoarriero o alubias de Tolosa.

Menorca y Lope de Rueda

Antes de dejar este lado del Retiro nos alejamos una vez más del parque por la calle Menorca, en cuyo número 14 espera otra pista para tapear: La Catapa.

Y en la vecina calle de Lope de Rueda se encuentra La Montería (Lope de Rueda, 35; 915 74 18 12), donde no hay que perderse el atún, en tartar, por ejemplo, ni las recetas con setas (risotto, boletus con huevos trufados...), ahora en temporada.

Un poco más allá

El Perro y la Galleta, en Madrid. ampliar foto
El Perro y la Galleta, en Madrid.

Nos alejamos un poco y tomamos la calle de O’Donnell y la de Alcalá hasta la plaza de la Independencia. Muy cerca, en un local de amplias cristaleras, abrió en julio El Perro y la Galleta (Claudio Coello, 1; 606 82 24 21). Su dueño, Carlos Moreno Fontaneda, del clan familiar de las famosas galletas. De la cocina, a cargo de la joven cocinera vasca Itxaso Elósegui, salen propuestas para picar, como flautas de pollo, tartar de atún, risotto de boletus o berenjenas rebozadas. en galleta con parmesano. Pero también hay ricas carnes, pescados y postres con galleta. La colección de bastones y radios antiguas que decoran el local es del tío Ángel Fontaneda.

Más información