Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paseo de cine por Sevilla

De los Reales Alcázares al barrio de Santa Cruz, ruta por barrios, plazas y monumentos que han albergado rodajes de películas y series

Salón de los Embajadores, en los Reales Alcázares de Sevilla
Salón de los Embajadores, en los Reales Alcázares de Sevilla.

Quizá por historia, quizá por la irresistible belleza y singularidad de algunos de sus edificios emblemáticos, la ciudad de Sevilla han sido escenario de películas y series de todo tipo. La última, Juego de tronos, que escogió el Real Alcázar para convertirlo en el reino de Dorne en la ficción de HBO. Más allá de la exitosa serie, la capital andaluza ha sido el decorado de intrigas policiales, persecuciones de infarto y episodios históricos. Proponemos una ruta de cine por la ciudad hispalense que invita a descubrir sus callejuelas, monumentos centenarios y paisajes de una forma distinta a las convencionales recorridos turísticos.

Tom Cruise eligió Andalucía para el rodaje de su película Noche y Día (2010). Cádiz y Sevilla fueron las localizaciones para, entre otras secuencias, una extraña recreación: la fiesta de los Sanfermines con la Real Maestranza de Sevilla como plató. La grabación incluyó, con el propio Cruise y Cameron Díaz como protagonistas, escenas cargadas de acción a lomos de una moto por las calles de la ciudad. Además, figuraban la Casa de Pilatos, la Catedral, el Palacio Arzobispal en la Plaza de la Virgen de los Reyes, la Giralda, los Reales Alcázares y las Plazas de San Francisco y Nueva, escenarios de esta película de amor y aventuras.

Las aventuras del literario Capitán Alatriste, personaje interpretado por Viggo Mortensen en su versión cinematográfica (Alatriste, 2006), dirigida por Agustín Díaz Yanes transcurren entre las ciudades de Úbeda y Baeza (Jaén), Cádiz y Sevilla, en la que se grabaron secuencias en la Real Casa de la Moneda, lugar emblemático donde la actriz María de Castro, amante de Alatriste (interpretada por Ariadna Gil), estrena una obra de Quevedo. El Monasterio de San Jerónimo, en Santiponce, a escasos kilómetros del centro, también sirvió de escenario en las aventuras del clásico espadachín.

Pero entre las películas más taquilleras que se han rodado en Sevilla destaca Star Wars. Episodio II: El ataque de los clones (2002). La centenaria Plaza de España se convirtió durante su rodaje en la ciudad de Theed, por la que paseaban Anakin Skywalker y la princesa Padme Amidala, encarnada por Natalie Portman, Sophie durante su estancia en Sevilla. Una identidad falsa que fue la tónica general para el resto del equipo artístico mientras estuvieron en Sevilla para el rodaje, pero que de poco sirvió para salvaguardar el anonimato debido al despliegue de medios que hubo en la ciudad. De vuelta a la Plaza de España, costumbrista complejo arquitectónico proyectado por Aníbal González a principios del siglo XX, también sirvió de plató en la filmación de Lawrence de Arabia, protagonizada por el recientemente desaparecido Omar Sharif, y que también incluyó escenas en la Casa de Pilatos.

El reino de los cielos, de Ridley Scott, repitió en este palacio del siglo XV que exhibe pinturas de Francisco Pacheco y Goya, pues tanto la Casa de Pilatos como los Reales Alcázares aparecía ya en su cinta 1492: La Conquista del Paraíso, que se estrenó coincidiendo con el V centenario del descubrimiento de América.

Plaza del barrio de Santa Cruz, en Sevilla. ampliar foto
Plaza del barrio de Santa Cruz, en Sevilla.

Las callejuelas del Barrio de Santa Cruz, joya medieval en la que habitaron judíos, musulmanes y cristianos, formaron parte del atrezo de Nadie conoce a nadie (Mateo Gil, 1999). Sus protagonistas las recorrían a golpe de pistola en una emocionante persecución. La Iglesia de El Salvador, la más grande de culto católico en la ciudad después de la Catedral, y construida sobre la antigua mezquita califal de Ibn Adabbas, e incluso el recinto de la Expo 92 se convierten en escenarios de este thriller, cuya trama pone en jaque a la ciudad por un juego de rol.

Más acción en la provincia

La plaza de toros de Osuna como la Fosa de Daznak, donde transcurre una escena clave de Juego de Tronos, o los arrozales de Puebla del Río, protagonistas de la absorbente trama de La isla mínima (Alberto Rodríguez, 2014), ponen de manifiesto que los alrededores de Sevilla también son objeto de deseo de productoras cinematográficas. También en Osuna, Fanny Ardant daba vida a una de las grandes sopranos del siglo XX en Callas Forever (2002). En el sevillano pueblo de Carmona se rodó gran parte de la película Manolete (2008), que narra la vida del torero español (Adrien Brody en la ficción) y su romance con Antoñita Sino, Lupe, encarnada por Penélope Cruz.

Un último apunte anecdótico para cerrar el recorrido: ¿sabían que en la localidad de Cazalla de la Sierra está el taller de confección de la bailarina japonesa Yumiko Takeshima? Allí se diseñaron los maillots que la oscarizada Natalie Portman luce en Cisne Negro (2010).

Más rutas viajeras por Sevilla pinchando aquí

Más información