Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco restaurantes baratos en Canberra

Un recorrido gastronómico muy internacional por la capital australiana

Comedor del restaurante Italian and sons, en Canberra (Australia).

Dragon rolls japoneses sentados en un tatami; martes de tacos mexicanos a buen precio o degustar la mejor hamburguesa de Canberra. Cinco propuestas para una ruta gastronómica muy internacional, y para todos los bolsillos por la capital australiana.

01 Eightysix

ampliar foto
Palomitas, caramelo y helado, postre estrella del restaurante Eightysix, en Canberra.

Eightysix (11 Elouera St) una parada gastronómica obligatoria, en pleno centro de la ciudad. Se trata de uno de los restaurantes más excitantes, ruidoso y concurrido; no decepciona en comida ni ambiente. Su nombre viene de una expresión gastronómica americana: los productos clasificados como 86 no estarán disponibles por mucho tiempo. De esta manera se diseña la carta de este restaurante, que cambia continuamente adaptándose a los productos de temporada y a la gastronomía más innovadora. Eightysix ofrece una buena variedad de platos, con precios que oscilan entre los 20 y los 30 dólares australianos (entre 12 y 19 euros). Entre la excelente selección de dulces se encuentra el popcorn caramel sundae, es decir, palomitas, caramelo y helado, el postre estrella.

02 Beach Burrito Civic

Restaurante mexicano Beach Burrito, en Canberra (Australia).

Si te gusta la comida mexicana, Beach Burrito (181 City Walk), conocido popularmente como La Cantina, es el lugar idóneo. Este restaurante va mucho más allá que cualquier otro restaurante tex-mex; aquí, además de comida, se fusiona el espíritu mexicano, e incluso se organizan eventos de cuando en cuando para disfrutar de su divertido ambiente. Bien decorado, con mucho cuidado en los detalles, al entrar da la impresión de que te encuentras en un chiringuito de playa. La carta ofrece infinidad de posibilidades, todas ellas con auténtico sabor mexicano, que se adaptan fácilmente a cualquier presupuesto. Muy recomendables los martes de tacos, donde puedes disfrutarlos a tres dólares australianos (1,90 euros).

03 Italian and sons

ampliar foto
Cocina del restaurante Italian and sons, en Canberra.

Italian and sons (7 Lonsdale Street), probablemente el mejor italiano de la ciudad, es una apuesta segura. El servicio es bueno y atento, y la comida hace honor a la vieja escuela italiana. El restaurante suele tener bastante ocupación, por lo que conviene reservar con algo de antelación. Las ensaladas son deliciosas, especialmente la caprese; son muy recomendables las pizzas –el secreto está en su increíble masa–, así como los tortellini di magro, para quien prefiera pasta. En la carta de vinos predominan los italianos, aunque también hay referencias españolas y francesas. Los precios oscilan entre los 15 y los 35 dólares australianos (entre 9,50 y 23 euros).

04 Brodburger

ampliar foto
Hamburguesa de Brodburger, en Canberra.

Si preguntas en Canberra dónde se come la mejor hamburguesa, la respuesta, seguramente, será Brodburger (11 Wentworth Avenue). De orígenes itinerantes –comenzaron vendiendo hamburguesas en una caravana roja por toda la ciudad–, tras una disputa con las autoridades por asuntos de reglamento relacionadas con la venta ambulante, los creadores decidieron aparcar el remolque y abrir a lo grande. El restaurante cuenta con un local muy amplio, en cuya entrada se exhibe la caravana en la que comenzó su aventura. El precio de las hamburguesas va desde los 13 a los 20 dólares australianos (8-12 dólares).

05 Iori Japanese Restaurant

ampliar foto
Comensales en el restaurante japonés Iori, en Canberra.

En Canberra resulta complicado encontrar un restaurante donde comer buen sushi, algo que, afortunadamente, sí es posible en el restaurante Iori (41 East Row), además de otras exquisiteces. Los platos están servidos al más puro estilo japonés y resultan tan atractivos que resulta sencillo atreverse con algo más que sushi. Además, los comensales se sientan en el tradicional tatami para que la experiencia sea completa. Los precios van de 20 a 60 dólares australianos (entre 12 y 38 euros), por lo que lo ideal es compartir y probar diferentes platos. Muy recomendables los dragon rolls y, sobre todo, estar pendiente de las ofertas que publican en Facebook.

Más información