Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Viajeros con ganas de conocerse

Desde trucos para romper el hielo en cruceros para solteros hasta la primera ciudad 'single friendly' de España

Fiesta a bordo de un crucero por el mar Adriático, en Croacia.rn rn Ampliar foto
Fiesta a bordo de un crucero por el mar Adriático, en Croacia.

Llevas meses pensando en las ganas que tienes de irte de vacaciones, pero cuando por fin te conceden tus días libres, te das cuenta de que no tienes con quién disfrutarlos. Bien porque no coincides con nadie, o bien porque todo el mundo se va con su pareja y tú estás soltero o soltera. Solo te queda entonces recurrir a ese amigo que nunca te falla: Internet. En la Red puedes encontrar múltiples opciones para unas vacaciones singles, que, más allá del encanto del inglés, significa irse de viaje con otros solteros.

Lo de viajar en solitario no es ni mucho menos un invento nuevo, la diferencia es que antes uno solía montarse la aventura por su cuenta y se dejaba sorprender por los viajeros que encontraba en el camino. Ahora, las nuevas tecnologías permiten conocer a esos posibles compañeros de viaje antes de iniciar la travesía, bien para disfrutar solamente de agradable compañía durante las vacaciones, bien para conocer gente nueva: una amistad o, quién sabe, lo que surja.

Si estás decidido a descubrir todo lo que puede ofrecer la experiencia de un viaje single, debes tener en cuenta estas recomendaciones.

01 No solo solteros

Tener pareja no quiere decir que hagamos todo juntos, vacaciones incluidas. En ocasiones, simplemente porque no coinciden las fechas o porque apetece disfrutar de un viaje de forma diferente (saliendo con amigos, por ejemplo), podemos pensar que un plan para singles puede ser una opción estupenda. En la web especializada Viajarsolo prefieren no hablar de solteros, sino “de cualquiera que en un momento dado no tiene con quien viajar”, y, de hecho, sus responsables aseguran que “muchos de nuestros clientes tienen pareja, pero no coinciden en fechas o en gustos... Hay muchos solteros, claro, pero también separados, viudos, divorciados o independientes. En lo que todos coinciden es que son viajeros, no solteros”.

02 Los cruceros siguen de moda

Las opciones para realizar un viaje single son tan variadas como cualquier otra oferta de paquete vacacional. Desde un plan para nadar con delfines en las Maldivas o el Mar Rojo, hasta un plan con actividades nocturnas por tierras holandesas. Pero si algo triunfa en este tipo de viajes son los cruceros, o así lo afirman desde Solteros de Viaje, especialistas en el sector single. “Se trata de una forma muy cómoda de viajar y además se confraterniza mucho con el resto de integrantes del grupo”. Y es que la ventaja de un crucero respecto a otros viajes es que “a bordo hay mucha animación, espectáculos y nosotros, además, incluimos siempre el paquete de bebidas en nuestros precios”. La dinámica habitual es que desde el primer día se presente al grupo, preparando alguna actividad para que el hielo se rompa desde el minuto uno.

03 Más mujeres que hombres

Ellas son mucho más atrevidas que ellos a la hora de apuntarse a este tipo de viajes y, de hecho, en los grupos, todas las compañías coindicen en que suele haber más mujeres que hombres. Concretamente, desde Gruppit concretan que “entre nuestros viajeros el perfil femenino es mayoritario; 60% de mujeres frente a un 40% de hombres”. De hecho, el perfil tipo en un viaje para singles es una mujer en torno a los 40 años que elige irse de crucero.

04 Ideal para ‘cuarentones’

Si, por norma general, a este tipo de viajes suelen apuntarse más mujeres, también hay perfiles dominantes en cuanto a edades. Desde Viajar Solo apuntan que, aunque la mayoría de sus clientes oscilan “entre los 30 y los 50 años”, los que rondan los 40 son, por norma general, los más habituales. Pese a ello, desde esta web especializada en singles afirman que “cada vez hay un abanico mayor hacia arriba y hacia abajo, gente con ganas de viajar, disfrutar y pasarlo bien”. Eso sí, lo que no suele ocurrir en estos viajes es que se organicen grupos diferentes en función de la edad ni que se propongan actividades diferentes según dicho criterio. “No hacemos esa clase de diferenciaciones, pero sí es cierto que según las actividades que se realicen en cada viaje varía el perfil mayoritario entre los asistentes; es decir, a un viaje con baile, fiestas o música moderna acude gente más joven que, por ejemplo, a otra propuesta más cultural o de precio más elevado”.

05 Cruceros con cita previa

Asistentes a una fiesta para solteros. ampliar foto
Asistentes a una fiesta para solteros.

Una de las grandes ventajas de apuntarse a un viaje a través de este tipo de webs, en lugar de dentro de un grupo organizado por una agencia, es que la mayoría de ellas te permite interactuar con el resto de viajeros previamente, a través de Internet. En Gruppit, por ejemplo, ofrecen este tipo de servicio, siempre y cuando las personas quieran autorizarlo. “Antes de la salida damos la posibilidad (a todo el que quiera) de compartir correos electrónicos con los compañeros de viaje para que se conozcan. Y en el caso de los cruceros, además, organizamos quedadas en Madrid y Barcelona donde asisten los coordinadores que les acompañarán durante la travesía, así se pueden conocer todos. Es una de las cosas que más les gusta a nuestros clientes”.

06 Escapadas ‘single’

Antes de aventurarnos en una gran viaje para solteros, una buena toma de contacto es probar una escapada corta para comprobar si nos va (o no) la experiencia. En Solteros de Viaje se organizan salidas de fin de semana a diferentes ciudades en las que se organizan encuentros con los singles locales. “En el caso de Málaga, por ejemplo, incluso estamos desarrollando una iniciativa con el Área de Turismo del Ayuntamiento para hacer de esta ciudad la primera urbe Single Friendly del mundo”.

07 Disfraces y juegos en cubierta

Si finalmente nos hemos decidido a apuntarnos a un viaje para singles, la idea es que vayamos con ganas de socializarnos. Se trata de conocer gente y disfrutar con otras personas afines, no de ir a nuestra bola. Por ello, en los cruceros de Gruppit ofrecen una gran variedad de actividades que disponen la excusa perfecta para conocer al resto de viajeros y comprobar con cuáles congeniamos más (o menos). “Los cruceros van siempre acompañados de coordinadores que se ocupan de cohesionar al grupo y de organizar actividades a bordo”. Algunas de las más populares son las speed dating (citas rápidas), juegos en cubierta, concursos de disfraces, noches temáticas, etcétera. “Algo que también gusta mucho al crucerista single es que organizamos las excursiones solo para ellos, sin mezclarlos con otros pasajeros”.

08 La cosa puede acabar en boda

El objetivo, a priori, es disfrutar de un gran viaje, reírse y regresar con un álbum lleno de fotos y de anécdotas. Pero, no nos engañemos, muchas de las personas que se apuntan a un viaje single buscan, además de nuevas amistades, conocer a alguien más especial. Y eso, a veces, también ocurre. “Anécdotas hay muchas y no todas se pueden contar”, bromean desde Solteros de Viaje, “aunque que se formen parejas durante el viaje no es lo más habitual. Una vez finalizado este, se contacta de manera más directa entre las personas afines. Pero sí, se han formado parejas, ya hay matrimonios e incluso han nacido niños”. Por probar e imaginar, no se pierde nada. A veces un viaje puede cambiarnos la vida.

Más información