Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diez consejos para hacer vídeos de viaje

El autor de 'Diario de un Nómada' explica cómo consiguió que sus vídeos de Youtube se emitan en La 2

Sin haberlo pretendido, soy el primer youtuber de viajes español que da el salto a la televisión pública nacional. Quizá hayas visto en La 2 de RTVE Diario de un Nómada sobre un viaje en moto por Sudamérica. Se emite los domingos a las 20:30. La serie de 13 capítulos es un recorrido aventurero por lo más espectacular de Sudamérica, pero creo que lo más llamativo no son los paisajes de la Patagonia, los glaciares, las selvas o los desiertos, sino el hecho de que nació en internet a partir de los vídeos amateurs que hacía para mi canal de YouTube. Vídeos que acabaron siendo examinados en los despachos de programación del Ente Público y que les llevaron a proponerme realizar una serie completa de gran formato.

Antes de llegar a la televisión, mi canal disfrutaba de cierto éxito y reconocimiento. Sin embargo, he de reconocer que mis vídeos de viaje, algunos con más de cien mil visitas, no son de los más vistos ni de lejos. Hay youtubers cuyos vídeos se ven por millones al poco tiempo de ser colgados. No obstante, lo paradójico es que estas estrellas de la plataforma de vídeos no suelen saltar a la televisión ni tampoco se les suele mencionar en los grandes medios generalistas.

¿Dónde puede estar la diferencia? Tal vez en que mi enfoque ha sido el de escritor y reportero gráfico que ha usado el vídeo como medio de apoyo de sus reportajes y no al revés. He enfocado el proceso de producción audiovisual para internet como si fuera un pequeño canal de televisión donde contar historias en lugar de para tener éxito viral como sea. Creo que la calidad narrativa permanece y su efecto se prolonga en el tiempo, mientras que el truco o el artificio se agotan inmediatamente. Y aunque no dispongo de la receta mágica del éxito que garantice el salto a la televisión, sí creo poder ofrecer un decálogo de consejos que ayuden a los bloggers de viajes a realizar vídeos más interesantes.

1) Para hacer vídeos de viaje, viaja de verdad

Un vídeo necesita realidad, acción, colorido, exotismo. Eso supone salir de los circuitos habituales de los touroperadores. No basta con ir a otro país, hay que enseñar algo que no sea lo que ya podemos ver en los folletos turísticos. Si estás pensando en ir a un país cualquiera, mírate antes dos o tres vídeos de otros viajeros. Si hay algún motivo, paisaje, monumento que salga en todos del mismo modo, no lo filmes o al menos no lo hagas como lo han hecho los demás. Intenta encontrar otro punto de vista. En mi caso, viajar en moto y llegar a los destinos por carretera a través de miles de kilómetros me permite mostrar aspectos que no suelen verse habitualmente.

 2) Sé original

Busca un enfoque personal, algo que sea único y que te diferencie del resto. Una imagen de marca inconfundible que sirva de leitmotiv hará que tus vídeos destaquen. Yo he centrado mi actividad en la aventura pero me he distinguido del resto de aventureros por el contenido histórico de los reportajes. He seguido las huellas de los exploradores españoles olvidados y ello ha supuesto insuflar a mis vídeos de un espíritu diferente. Por ese contenido histórico y ese enfoque divulgativo, y no por el mero viaje de aventura en moto, es por lo que he llegado a tener un programa propio en una cadena cultural.

3) Construye un personaje

El espectador necesita sentir empatía, afinidad, conexión con quien le cuenta la historia para seguirle. Ese tipo de reacciones emocionales solo se logran cuando se tiene enfrente un personaje. Construye el tuyo propio personaje y conduce de su mano a quienes se asomen a tus vídeos. Pero, ojo, construcción no significa artificio o actuación. No finjas ser quien no eres, no actúes. Sé natural, intenta ser tú mismo, bucea en tu interior en busca de aquellas características propias que atraigan y generen interés. Cuanto más espontáneo sea el personaje, más probabilidades tendrá de convencer y seducir.

4) Incluye vida real

La presencia de un personaje que narre y conduzca el vídeo no debe suponer que tenga absoluto protagonismo. Desplaza el centro de interés del personaje principal hacia el otro, porque aunque al espectador le interese tu punto de vista, lo que realmente importa en el vídeo de viajes es lo que se descubre a través del viaje, y eso mucho más que los paisajes o la gastronomía: es sobre todo la gente. Busca otros personajes que te cuenten las historias de cada lugar, descubre sus usos y costumbres, su forma de vivir, acércalos y demuestra que todos los seres humanos somos parecidos en lo esencial y también diversos y distintos. Ellos harán el vídeo único y atractivo. Pero recuerda que no debes invadirles con la cámara. Intenta que se sientan cómodos y se muestren tal cual son, aunque eso suponga tener que guardar la cámara durante un tiempo hasta ganar su confianza.

5) Usa buena música

La banda sonora es casi el 50% del éxito de un vídeo. La música influye en la percepción de las imágenes, genera emociones diversas, causa estados de ánimo. Sé cuidadoso en la selección musical e intenta acompañar la narración con el sonido, como si las imágenes bailaran al son de la música. Como sugerencias generales, conviene usar músicas lentas con planos largos y músicas rápidas con planos cortos, intentando que el cambio de plano coincida con el golpe de percusión que marca el ritmo. Cuestión a tener en cuenta son los derechos. Las canciones más populares están muy protegidas y eso puede suponer que la plataforma de internet que uses elimine la banda sonora completa o bloquee el vídeo en algunos países. Para evitar esos problemas hay webs de músicas libres de derechos como Jamendo.com.

6) No escatimes en tu material

Si pretendes hacer vídeos de modo habitual, compra tu equipo de la mejor calidad que puedas pagar. Es muy triste filmar algo extraordinario y que no se pueda aprovechar porque las imágenes sean de mala calidad o no se oiga bien el sonido. No se trata de adquirir cámaras profesionales, pero piensa que un día tus vídeos tal vez podrían emitirse en televisión. No debes intentar filmarlo todo con el móvil ni con las sport cameras, su óptica ojo de pez deforma en exceso; la mejor opción es una cámara fotográfica DSLR con lentes intercambiables y completada con una sport camera.

7) Filma recursos

Una película, reportaje o documental no solo es el el escenario principal, el protagonista y lo que hace, sino todo aquello que lo rodea aunque no parezca importante. Los detalles, los paisajes, aquellos objetos que no son principales pero que sirven para crear atmósfera o para transitar de una escena a otra. Tus botas de viajero, el cuaderno donde escribes, la comida, rostros de gente, imágenes de carretera, todo eso que llamamos recursos y que va intercalado con la acción principal permite dar un empaque profesional a los vídeos de viaje.

8) No filmes en exceso cosas que no vas a usar

Un defecto muy habitual cuando se usan sport cameras es hacer planos larguísimos de la carretera durante muchos minutos. Es un desperdicio de espacio de almacenamiento, agotará antes la tarjeta de memoria, consumirá la batería y sobre todo dificultará mucho la edición por el mayor peso del clip. Por regla general un plano subjetivo de una cámara deportiva que enfoque una carretera no debería durar más de cuatro segundos. La sensación que tenemos al conducir por una bella pista o su gran dificultad no se traducen visualmente a la pantalla. Lo que en el momento nos parece apasionante, en un vídeo aburrirá si dura demasiado. Haz planos breves e interesantes y no dejes la cámara encendida sin motivo.

9) Edita con variedad de planos

Un vídeo es un puzzle, está hecho de fragmentos de realidad incompleta que reconstruyen una realidad más atractiva. Las piezas del puzzle son los planos. Cuantos más planos uses, más rico y variado será. Intenta meter muchos planos, muchas piezas de realidad, para ofrecer más puntos de vista. Sigue al editar la regla básica de que no meter seguidos dos planos generales del mismo objeto o situación. Plano general, plano detalle, en caso contrario se produce el feo efecto del salto de plano. En un vídeo de Youtube mi consejo es usar siempre planos breves para dar agilidad. Si son de detalle, de 2 segundos, y si son generales de 4 porque contienen mayor cantidad de información.

10) Cuenta una historia

Esto es sin duda lo más importante. Un vídeo es como un relato. Como una novela si es un largomentraje, como un relato breve si es un clip de Youtube. Pero nunca se deben hacer vídeos como si se tratar de proyectar información visual a lo loco, sino para contar una historia que genere interés por seguir viendo la película hasta el final. Las historias siempre han de tener un planteamiento, un nudo y un desenlace. Lo mejor que ofrece el viaje frente a la ficción tanto para escribir libros como para hacer documentales es que la realidad ahí fuera ofrece maravillosas historias y no hay que inventarse nada. Solo hay que intentar retratarlas con fidelidad pero con un punto de vista personal. ¿Por qué no sales a intentar contar la tuya?

Más información