Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

10 divertidos saltos al vacío

¿Quién dijo miedo? Prueba las tirolinas más espectaculares del planeta

Una doble línea de descenso en tirolina en Whitefish, Montana (Estados Unidos). Ver fotogalería
Una doble línea de descenso en tirolina en Whitefish, Montana (Estados Unidos).

Son como un salto al vacío, pero con seguridad. Quienes lo han probado aseguran que es de lanzarse por una tirolina genera auténtica adicción. Y si no, que se lo pregunten a Tarzán, quien, lianas aparte, nunca encontró mejor medio de transporte para moverse por la selva. Estas son algunas de las mejores tirolinas del planeta, solo aptas para amantes de las alturas y de la adrenalina en estado puro. Con ellas alcanzarás una sensación muy parecida a la de volar, el gran sueño del ser humano. ¿Quién dijo miedo?

01 La más rápida del mundo

NUEVA ZELANDA

La triple tirolina de Flying Fox (zorro volador) sobre el cañón del río Rangitikei, en Nueva Zelanda, está considerada como la más rápida del mundo. ampliar foto
La triple tirolina de Flying Fox (zorro volador) sobre el cañón del río Rangitikei, en Nueva Zelanda, está considerada como la más rápida del mundo.

A los auténticos fanáticos de la tirolina (que los hay) seguro que les merecerá la pena viajar al otro lado del mundo para probar la Flying Fox (zorro volador), considerada la más rápida de todas. Está en el centro de la Isla del Norte de Nueva Zelanda, cerca de Taihape. Cuando uno se lanza de cabeza por el cañón del río Rangitikei y alcanza velocidades de hasta 160 kilómetros por hora a lo largo de un kilómetro, queda poco tiempo a disfrutar de las vistas. Pero no hay problema, porque al llegar al final la tirolina rebota y deshace el camino a un ritmo mucho más lento para poder contemplar, en pleno éxtasis de adrenalina, el extraordinario panorama que abre bajo los pies. Se puede ir solitario, en tándem o de tres en tres.

Si con este descenso no ha habido suficiente, se puede probar un salto de puenting, el más alto para banyi de la isla norte (80 metros) o un columpio gigante que permite una caída libre de 50 metros.

Estas actividades se realizan a unos 20 kilómetros al sur de Taihape, gestionadas por Mokai Gravity Canyon.

02 Un vuelo en Dolomitas

SAN VIRGILIO (ITALIA)

Una de las tirolinas más espectaculares de San Virgilio, en los Dolomitas, en la región italiana de Bolzano. ampliar foto
Una de las tirolinas más espectaculares de San Virgilio, en los Dolomitas, en la región italiana de Bolzano.

No hay mejor manera de contemplar las cumbres nevadas de los Dolomitas. En San Virgilio, una red de cables de tres kilómetros recorre las laderas y durante el descenso (400 metros de desnivel) se puede disfrutar de algunas de las vistas panorámicas más espectaculares de todo el continente europeo. La tirolina más alta cuelga a 100 metros sobre un denso bosque de coníferas. En los tramos más largos se alcanzan hasta 80 kilómetros por hora, pero en el resto la velocidad de descenso es menor, lo que permite admirar tranquilamente las montañas que nos rodean.

San Virgilio está en la región italiana de Bolzano, a la que se llega fácilmente tanto en coche particular como en transporte público. www.adrenalineadventures.it

03 Sobre un océano de árboles

COSTA RICA

'Tour' aéreo en los bosques del Parque Nacional del Volcán Arenal, en Costa Rica. ampliar foto
'Tour' aéreo en los bosques del Parque Nacional del Volcán Arenal, en Costa Rica.

Antes de lanzarse desde la plataforma, merece la pena pararse un segundo a contemplar el inmenso e impenetrable manto vegetal que se extiende hasta el infinito. En ese momento, uno comprende por qué Costa Rica es el destino más visitado por los amantes de la tirolina: el paisaje es el mejor complemento para esta aventura aérea en el Parque Nacional del Volcán Arenal, donde la tirolina cuelga a 200 metros del suelo y, desde lo alto, observamos la belleza del paisaje a vista de pájaro. Además, el panorama desde el teleférico que lleva hasta la plataforma resulta igual de impresionante.

En Monteverde, el sistema propone un sky walk, es decir, un recorrido a través de plataformas sobre los árboles enlazadas por cables. En total, 10 tirolinas que permiten parar en cada plataforma y hacer fotos del paisaje, pues no se sobrevuela todos los días la selva y conviene llevarse un recuerdo.

En Arenal y Monteverde, mecas del turismo de aventura en Costa Rica, hay empresas como Sky Adventures especializadas en este tipo de actividades.

04 Caída libre en solitario

COLOMBIA

A nadie le gusta esperar cola: las tirolinas de Costa Rica son las que más visitantes atraen del mundo y también hay muchos aficionados que optan por Sudamérica como destino de aventura. Para encontrar descensos en tirolina más tranquilos, en los que no haya que lidiar con hordas de turistas, Colombia es perfecta. El cable de la finca Mi Universo, cerca de Cali, tiene kilómetro y medio de recorrido, cuelga 200 metros sobre un precioso barranco y permite deslizarse a velocidades de hasta 75 kilómetros por hora.

Esta finca está a dos kilómetros a pie desde Kilómetro 18, que, como su nombre indica, es un lugar ubicado exactamente a 18 kilómetros de Cali, por la carretera de Buenaventura, en el valle del Cauca.

05 Bajo el cielo de neón

LAS VEGAS (EE UU)

Cuádruple descenso por la tirolina SlotZilla de Fremont Street, en Las Vegas (EE UU). ampliar foto
Cuádruple descenso por la tirolina SlotZilla de Fremont Street, en Las Vegas (EE UU).

Si uno se queda sin dinero en los casinos no pasa nada: la tirolina de Fremont Street es lo más indicado para pasar una noche llena de emociones sin gastar demasiado en la ciudad del pecado. Lanzarse por este cable casi permite rozar con la yema de los dedos la famosa Viva Vision, una pantalla LED gigante que emite un arcoíris de colores psicodélicos. La velocidad máxima que alcanza es de solo 25 kilómetros por horas, pero permite saborear de cerca el peculiar espectáculo de luces y neón de Las Vegas. Es una de las pocas tirolinas urbanas que existen en el mundo y la emoción está asegurada.

Lanzarse por la tirolina de Fremont Extreet cuesta unos 20 dólares y está abierta desde las 18.00 hasta media noche o más tarde los viernes y sábados.

06 Saltos de campeonato

CALGARY (CANADÁ)

Inicio de la tirolina del parque olímpico de Calgary, que desciende paralela al trampolín de saltos de esquí. ampliar foto
Inicio de la tirolina del parque olímpico de Calgary, que desciende paralela al trampolín de saltos de esquí.

Si nos van los sueños olímpicos, en Calgary podemos sentirnos como auténticos campeones del salto de esquí. En esta localidad canadiense, donde se celebraron los Juegos Olímpicos de invierno en 1988, uno puede lanzarse por el trampolín-tirolina de las instalaciones olímpicas en una experiencia que, para la mayoría de los mortales, es lo más parecido a vivir la emoción de realizar un salto de esquí. Se trata de un descenso de 100 metros muy pronunciado, con lo que la línea es la más rápida de Norteamérica: se alcanzan entre 120 y 140 kilómetros por hora. A tal velocidad, la emoción y una buena descarga de adrenalina están más que garantizadas.

La tirolina del parque olímpico de Calgary abre todos los días durante el verano, y los fines de semana en invierno.

07 La más alta de todas

SUDÁFRICA

Unreal Zip Line 2000, junto al complejo turístico de Sun City Resort, en Sudáfrica, considerada la tirolina más alta del mundo. ampliar foto
Unreal Zip Line 2000, junto al complejo turístico de Sun City Resort, en Sudáfrica, considerada la tirolina más alta del mundo.

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¡No! Es un aventurero surcando los cielos sobre el veld de Sudáfrica. O dos, porque aquí son dos los arneses que van suspendidos a un cable de acero desde lo alto de un cerro de 280 metros hasta un mástil situado a dos kilómetros de distancia. Sin duda, en esta tirolina se ha descargado más adrenalina que en ningún otro sitio. El centro turístico Sun City Resort lleva esta actividad hasta el extremo más radical con el recorrido más largo de todo el planeta. Se trata de un descenso en picado y boca abajo al más puro estilo de Superman, con vistas a los prados circundantes. No es que sean nada del otro mundo, pero a 120 kilómetros por hora tampoco da tiempo a fijarse mucho.

Unreal Zip Line 2000 está a cinco minutos del complejo turístico Sun City Resort.

08 Una tradición milenaria

VANUATU (PACÍFICO SUR)

Tradicional ceremonia Nagol, en Vanuatu (Pacífico Sur). ampliar foto
Tradicional ceremonia Nagol, en Vanuatu (Pacífico Sur).

En Vanuatu, una isla del Pacífico Sur, inventaron el bumpy jumping –lo que nosotros conocemos como puenting– mucho antes de que los neozelandeses lo pusieran de moda. Saltar al vacío forma parte de las tradiciones de la antigua isla de Pentecostés desde hace más de 2.000 años. Ahora que saltar se ha convertido en un deporte universal, Vanuatu se ha apuntado también al carro de la modernidad, con una tirolina, la Jumgle Zipline, situada justo a las afueras de Port Vila, que se divide en seis tramos entre árboles y cañones, y tiene una longitud total de 800 metros. Al comenzar el descenso se contempla la exuberancia de la isla en todo su esplendor, pero a los pocos segundos se halla envuelto por la densa vegetación. Los aficionados a la tirolina disfrutarán sobre todo con el último trecho, que cuelga 80 metros por encima de un verde barranco. Esta parte supone la guinda perfecta a una experiencia totalmente inigualable.

09 Vacaciones con Tarzán

HAWAI (EE UU)

Tirolina en el parque nacional de Haleakala, en la isla de Maui, Hawai (EE UU). ampliar foto
Tirolina en el parque nacional de Haleakala, en la isla de Maui, Hawai (EE UU).

Basta de gandulear en la playa. La cumbre desnuda del volcán Haleakala domina la isla de Maui y no hay mejor manera de disfrutar de este paisaje que deslizarse por la ladera del monte. Además, la tirolina del Haleakala permite atravesar el imponente bosque subtropical que hay a los pies del volcán a la manera de Tarzán: lanzándose desde cinco plataformas interconectadas. Esta aventura nos hará descubrir la increíble belleza que esconde el corazón de Hawái y que los incondicionales de las playas se suelen perder.

La tirolina del Haleakala es una de las tres que la empresa Skyline gestiona en Hawai.

10 Como gibones en Chiang Mai

TAILANDIA

Una de las plataformas del circuito aéreo que recorre la jungla en Chiang Mai, Tailandia. ampliar foto
Una de las plataformas del circuito aéreo que recorre la jungla en Chiang Mai, Tailandia.

A las afueras de Chiang Mai, en la selva que cubre el norte de Tailandia, se esconde una red de cinco kilómetros de tirolinas entre los árboles. La ruta Flight of the Gibbons atrae más por el paisaje que por la velocidad, e incluye guías especializados que ayudan a comprender mejor todos los elementos de la naturaleza salvaje que envuelve este circuito de 33 plataformas situadas en las copas de los árboles. Se trata de una forma original para disfrutar de la impresionante jungla tailandesa desde la perspectiva de algunas de las especies que habitan en ella, como los monos gibones. Además, Flight of the Gibbons dona el 10% de sus beneficios a proyectos para la conservación de los gibones.

Hay excursiones diarias organizadas desde Chiang Mai que incluyen el transporte, el almuerzo, un circuito de tirolinas y una pequeña caminata por la selva. Cuestan alrededor de 100 dólares (unos 88 euros).

Más información en 1000 aventuras únicas y en www.lonelyplanet.es

Más información