Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Campus sorpresa

La Universidad de Alicante y sus atractivos edificios en Sant Vicent del Raspeig

Museo Universidad de Alicante (MUA), de Alfredo Payá. Ampliar foto
Museo Universidad de Alicante (MUA), de Alfredo Payá.

Sant Vicent del Raspeig era hace tres décadas una ciudad suburbial de unos 20.000 habitantes en el área metropolitana de Alicante. Hoy tiene casi 56.000, y el campus de la universidad, con 24.000 metros cuadrados de zonas verdes y edificios funcionales, abrió la puerta a partir de 1979 a la arquitectura contemporánea y a un urbanismo bien entendido como factor de cohesión social. “Se ha convertido en un pequeño Berlín en cuanto a la arquitectura”, afirma orgulloso el concejal de urbanismo, Antonio Carbonell. Los edificios públicos acumulan premios y menciones en los certámenes de arquitectura, pero también algunas urbanizaciones privadas han apostado por la arquitectura de autor.

Interior de la biblioteca Municipal Miguel Delibes en Sant Vicent del Raspeig. ampliar foto
Interior de la biblioteca Municipal Miguel Delibes en Sant Vicent del Raspeig.

En el campus de la universidad, el edificio del rectorado es de Álvaro Siza. Y el Museo Universidad de Alicante (MUA), de Alfredo Payá, fue premio Nacional de Arquitectura en 1994 y premio Architetti en 1998. Otros destacables elementos del campus son el edificio Germán Bernácer y el Aulario III, ambos del alicantino Javier García-Solera; la Biblioteca General, la Politécnica IV o la torre de control del antiguo aeroclub. “El actual campus fue una apuesta personal del rector Andrés Pedreño, que situó a Sant Vicent en la vanguardia de la arquitectura”, comenta el arquitecto García-Solera.

El recién inaugurado edificio de la Facultad de Educación, de Andrés Perea, es la primera construcción del campus que se integra en el casco urbano de Sant Vicent, donde también se refleja la apuesta por la arquitectura contemporánea. El nuevo ayuntamiento, inaugurado en mayo de 2010, se construyó sobre un solar situado junto al auditorio y el centro social, en la plaza de la Comunitat Valenciana. El edificio, proyectado por Juan Añón López y José Luis Camarasa, tiene cuatro plantas en altura y tres de sótano. Totalmente accesible para discapacitados, su superficie es de unos 6.000 metros cuadrados y destaca por la amplitud de los ventanales. La plaza longitudinal del exterior, de 3.000 metros cuadrados, dispone de una amplia zona ajardinada.

Frente al ayuntamiento se alza un jardín vertical de seis pisos, 340 metros cuadrados de superficie y 34.000 ejemplares plantados sobre una pared medianera que afeaba el conjunto de la plaza. Esta propuesta paisajística, diseñada por los arquitectos municipales José María Chofre y Leticia Martín junto a la Biblioteca Infantil Miguel Hernández, se ha convertido en una referencia urbana del municipio. El jardín es una plantación seleccionada de arbustos autóctonos de reducido consumo de agua y fácil cuidado, con colores que varían a lo largo del año y alcanzan su apogeo con la floración. Romero, tomillo, margarita marina, begonias, adelfas o ficus trepador son algunas de las especies incluidas. Dispone de un doble sistema de riego por goteo interior y por vaporización de refresco para las hojas y flores en el exterior. El jardín vertical “actúa como filtro natural contra el polvo y los gases contaminantes, como productor de oxígeno y barrera acústica, e incrementa la biodiversidad con el asentamiento de avifauna e insectos”, destaca Leticia Martín.

Edificio de viviendas tuteladas de Javier García-Solera. ampliar foto
Edificio de viviendas tuteladas de Javier García-Solera.

Rampas en la biblioteca

La Biblioteca Municipal Miguel Delibes, en la plaza del Huerto de los Leones, es un cubo con una fachada cubierta de letras. Por dentro, las escaleras son sustituidas por rampas circulares que crean diferentes ambientes para la lectura. El edificio, de 2.000 metros cuadrados, fue diseñado por los jóvenes arquitectos José Luis Campos, Francisco Leiva, José Vicente Lillo, Alicia Parra, Daniel Solbes y Elena Velasco. Tiene cinco alturas y tres partes diferenciadas: biblioteca infantil (con capacidad para 23.500 volúmenes), adulta (con espacio para 34.000 volúmenes) y sala polivalente.

Campus sorpresa ampliar foto

El paseo por la nueva arquitectura de Sant Vicent nos lleva, junto al mercado municipal, a la avenida de la Libertad, que se ha peatonalizado, lo que ha permitido que florezca el comercio local. Otra parada obligada es el inmueble de viviendas tuteladas situado junto al hospital. Diseñado por Javier García-Solera, este edificio fue reconocido como una de las construcciones más destacables de 2006. Cuenta con 39 apartamentos en régimen de alquiler con la finalidad de mejorar la calidad de vida de las personas mayores, favoreciendo su independencia personal y su integración.

Pero hay más ejemplos de estimable arquitectura contemporánea, como el Centro Polifuncional de Servicios para Empresas, en el polígono industrial El Canastell, donde también está el Vivero Municipal de Empresas; el nuevo velódromo y algunos edificios de viviendas privadas, como las diseñadas por Alfredo Payá, sin duda una apuesta por la innovación y la mejora de la calidad en el campo de la vivienda de protección oficial. Y ya se están barajando ideas para futuros usos de la antigua cementera.

Lee la guía de Alicante de El Viajero.

Guía

Información

El autobus 24 conecta Alicante con la universidad y Sant Vicent del Raspeig, así como la línea verde (L2) del TRAM y el servicio de cercanías de Renfe (C3).

www.raspeig.es.

Universidad de Alicante (www.ua.es).

Turismo de Alicante (www.alicanteturismo.com; 965 14 34 52).