Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Rutas urbanas

Barcelona, de puertas adentro

Ochocientos voluntarios convierten el 25 y el 26 de octubre en una celebración de la arquitectura, con 165 edificios abiertos gratis

Vista de dos de los remates del Arco de Triunfo de Barcelona, de Josep Vilaseca, con la Torre Agbar, de Jean Nouvel, al fondo. Ampliar foto
Vista de dos de los remates del Arco de Triunfo de Barcelona, de Josep Vilaseca, con la Torre Agbar, de Jean Nouvel, al fondo.

Dos días, 165 visitas, 800 voluntarios, 400 especialistas… Barcelona abre las puertas de muchos de sus edificios emblemáticos, y de interesantes infraestructuras, y muestra un buen puñado de joyas ocultas. El fin de semana del 25 y 26 de octubre llega el 48h Open House Barcelona, que en su quinta edición sigue reivindicando: “¡Arquitectura es Cultura!”.

 Barcelona luce magnífica desde lo alto del Arco de Triunfo, con el parque de la Ciudadela a un lado, la renovada área del Born al otro, el mar al frente y la gran metrópolis a su alrededor. Por quinto año consecutivo es posible penetrar en las entrañas de este monumento y ascender hasta su terraza para contemplar esta magnífica panorámica gracias al 48h Open House Barcelona.

Tres ejemplos: la Torre Girona (Jordi Girona, 31), cuya capilla alberga el supercomputador MareNostrum, uno de los más potentes de Europa; el gótico Palau Centelles (Baixada de Sant Miquel, 8), actual sede del Consell de Garanties Estatutàries de Catalunya; o la nueva biblioteca Joan Maragall (Sant Gervasi de Cassoles, 85). La oferta es tan amplia que conviene conseguir el catálogo del festival para tener la lista completa de edificios visitables, su ubicación por distritos, los horarios de visita y una pequeña descripción del mismo.

Interior del hotel Mandarin Oriental de Barcelona. ampliar foto
Interior del hotel Mandarin Oriental de Barcelona.

¿Un paseo por el alcantarillado de Barcelona, tomar una cerveza fría en la antigua fábrica de cervezas Damm, una visita al Palau Moja o al hotel Mandarin? El festival tiene una app que será la aliada perfecta para sacar el máximo provecho a este fin de semana de vorágine arquitectónica, con geolocalización para saber cuáles son las visitas más cercanas y el mejor itinerario, horarios, y un sistema de filtros para elegir los edificios que respondan a nuestros intereses.

Cerca de un 40% de las propuestas de 2014 son novedad respecto a ediciones anteriores. Los edificios se distribuyen por los 10 distritos de Barcelona de forma que el 48h Open House BCN se convierte en una ocasión única de recorrer algunas de las zonas más alejadas y desconocidas de la ciudad. En la pasada edición se iniciaron las visitas guiadas, que este año se mantienen, por el distrito de Nou Barris, un brillante ejemplo de la reciente transformación urbanística que ha vivido Barcelona.

Todas las visitas del festival son guiadas. Éste tiene una gran vocación didáctica, la voluntad de difundir el patrimonio arquitectónico y urbanístico y de mostrar cómo se enlaza con la cotidianidad, explica Elisenda Bonet, directora del 48h Open House BCN.

El centro de la ciudad —Ciutat Vella, L’Eixample—, junto con Sant Martí y el innovador distrito del 22@, son los barrios con mayor densidad de edificios visitables, aunque también es donde se generan más colas y esperas. Merece la pena descentralizarse, buscar talleres de artistas que solo es posible visitar en esta ocasión, curiosear en instalaciones culturales, de uso social, mercados, antiguas construcciones civiles e infraestructuras... De esta voluntad de divulgar el patrimonio menos conocido, la pasada edición nació la figura de la ciudad invitada, que en 2014 es Vilassar de Dalt, una pequeña población del Maresme que alberga una de las obras más importantes del arquitecto valenciano Rafael Guastavino (1842-1908), el Teatre La Massa (1881), cubierto con una espectacular bóveda catalana de 17 metros. Qué perfecta ocasión para conocer más a fondo la figura de este genio que convirtió una técnica tradicional, la bóveda catalana, en un icono de la arquitectura norteamericana de finales del siglo XIX y que dejó un legado de más de mil edificios en las principales ciudades de Estados Unidos.

La presente edición del festival cuenta con unos 800 voluntarios y 400 especialistas. El número de colaboradores no ha cesado de crecer desde 2010, año en que Open House se estableció en la capital catalana. Su referencia es el Open House de Londres, que inició su andadura hace más de veinte años, en 1992. Desde entonces se han sumado al Open House World Wide —la gran familia de las ciudades abiertas— un total de 22 urbes, como Nueva York (2002), Dublín (2005), Tel Aviv (2007) y, más recientemente, Atenas (2013) y Limerick (2014).

  • www.48hopenhousebarcelona.org. Visitas gratis. El Weekend Passport ofrece por 50 euros acceso preferente a los edificios y un pack de bienvenida.

Más información