Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una estrella a 30 euros

ARBIDEL, restaurante asturiano del chef Jaime Uz, premiado por la guía Michelin, destaca por su asequible menú degustación

Comedor de Arbidel, en Ribadesella. Ampliar foto
Comedor de Arbidel, en Ribadesella.

La estrella que la guía Michelin concedió a Arbidel en la edición 2014 ha prestado a esta casa la notoriedad que se merecía. Reconocimiento a la cocina de su patrón, Jaime Uz, quien desde el año 2009 ha ido consolidando un estilo tan personal como apegado a la tierra. En las mesas de esta casa de ambiente familiar se disfruta de recetas de alma clásica y resolución contemporánea que aunque se estructuran en torno a productos asturianos no son ajenos a ingredientes, técnicas y recetas de otras procedencias. Platos comprometidos con la ligereza y el sentido estético, que intentan respetar los sabores del ingrediente principal y en los que se aprecia la huella de sus largas estancias junto a profesionales de la talla de Hilario Arbelaitz (Zuberoa) y Andoni Aduriz (Mugaritz). "Utilizo productos de cercanía con especial hincapié en los pescados y mariscos del Cantábrico", afirma.

Puntuación: 6,5
Pan 5,5
Café 7,5
Bodega 7
Aseos 6,5
Ambiente 7
Servicio 6,5
Cocina 6,5
Postres 6,5

Si algo llama la atención en esta casa es el reducido coste de su menú degustación, probablemente el más económico de cuantos restaurantes españoles poseen una estrella. Por 30 euros (IVA incluido), el comensal disfruta de nueve medias raciones y dos postres, importe tentador dado el razonable nivel de sus propuestas. Otra singularidad la aportan los arroces, poco habituales en las mesas del Principado, entre cuyas especialidades figuran el meloso con calamares y cigalitas, y el negro con alioli.

De entrada es agradable la ensalada líquida de maíz y guacamole, acertada la brandada de bacalao con tofe de tomate y almendras, y más que aceptables las croquetas de compango de la fabada, así como las de queso Gamonedo. Los sabores de la tierra se superponen de nuevo en la crema fría de manzana verde sobre una sardina marinada al queso de Pría, símil de gazpacho asturiano. Y vuelven a aparecer en el pulpo sobre puré de patata, de sabor intensamente yodado y punto de cocción perfecto.

ARBIDEL

Bocartes rellenos con crema suave de cabrales y vinagreta de manzana y tomillo del restaurante Arbidel.
Bocartes rellenos con crema suave de cabrales y vinagreta de manzana y tomillo del restaurante Arbidel.

Dirección: Oscura, 1. Ribadesella (Asturias). Teléfono: 985 86 14 40. Internet: www.arbidel.com. Cierra: domingos noche y lunes. Entre 45 y 60 euros por persona. Menú degustación: 30 euros. Pulpo braseado con parmentier, 18. Pixín asado con cuscús, 25. Lomo de cordero relleno, 23. Tarta de manzana caliente, 6

Ni siquiera en las propuestas más creativas Uz abandona el guion que marca la tierra. Sabroso el ravioli de morcilla asturiana con trompetas, y más que armónicos los lomos de salmonete a la soja fermentada. Algo más discutible resulta el lomo de pixín con tallarines de sepia y caramelo de cigala, conjunto dulzón que desconcierta. Y más chocante aún su interpretación del popular cachopo asturiano, trasunto del famoso San Jacobo, filete relleno de queso de gusto demasiado intenso donde el sabor de la carne queda desdibujado.

Los aciertos prosiguen con los postres. Uz convence con las migas de chocolate con crema de calabaza y helado de yogur, y sale medio airoso con la tarta caliente de manzana y helado. Particular interés merece su terraza contigua al local, perfecta cuando el tiempo lo permite. El café es bueno y la lista de vinos repleta de inquietudes. Comedor del Arbidel, en Ribadesella. Bocartes rellenos con crema de cabrales y vinagreta de manzana y tomillo.

Más información