Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los lugares de Saramago en Lanzarote

Una exposición recorre los escenarios de la isla en los que el escritor se fijó a través de las imágenes del fotógrado portugués Juan Francisco Vilhena

Una de las fotografías de la exposición 'Lanzarote, la ventana de Saramago', en el barrio del Charco de San Gines, en Arrecife. Ampliar foto
Una de las fotografías de la exposición 'Lanzarote, la ventana de Saramago', en el barrio del Charco de San Gines, en Arrecife.

Hace cuatro años que el premio Nobel de Literatura José Saramago falleció en Lanzarote, al terminar la primavera de 2010. Ahora, hasta el próximo 14 de mayo, se le puede recordar en la sala municipal del Charco de San Gines (Aquilino Fernández, 26), uno de los barrios más bellos de Arrecife, capital de la isla, gracias a las espectaculares imágenes del fotógrafo portugués Juan Francisco Vilhena.

La exposición Lanzarote, la ventana de Saramago es un homenaje al autor de Ensayo sobre la ceguera mediante las imágenes con las que Vilhena retrató al escritor portugués en diversos parajes de Lanzarote al recibir el premio Nobel, en 1998. La emoción de Saramago al contemplar estos espacios fue captada en estas singulares fotos.

Imagen del paisaje volcánico de Lanzarote incluida en la muestra 'Lanzarote, la ventana de Saramago'. ampliar foto
Imagen del paisaje volcánico de Lanzarote incluida en la muestra 'Lanzarote, la ventana de Saramago'.

Juan Francisco Vilhena volvió a Lanzarote en 2013 para recorrer los mismos lugares de la isla en los que el escritor se fijó. El fotógrafo ha establecido un diálogo con las fotos tomadas en 1998 (algunas inéditas) y las actuales, fruto del cual surge esta muestra y un libro recién presentado en Matosinhos (Portugal).

La exposición incluye una serie de textos de Saramago extraídos de los Cuadernos de Lanzarote, escritos entre 1993 y 1997, y, como complemento a dichas palabras y fotografías, también se proyecta un vídeo grabado en Estocolmo con motivo de la entrega del Nobel al escritor luso.

28ºN 13ºO, Fuerteventura

También se puede cruzar en barco la Bocaina, nombre con el que se conoce el trayecto que separa Lanzarote de Fuerteventura (de Playa Blanca a Corralejo dos ferries cubren el trayecto de 7 de la mañana a 8 de la tarde en apenas media hora; navieraarmas.com y fredolsen.es), para descubrir otra experiencia sobre la emoción que transmite el paisaje. En este caso, gracias a la pintora Greta Chicheri y sus obras sobre Fuerteventura, la isla más anciana y erosionada de Canarias.

Un paisaje de Majanicho, en Fuerteventura, pintado por Greta Chicheri. ampliar foto
Un paisaje de Majanicho, en Fuerteventura, pintado por Greta Chicheri.

Desembarcamos desde Lanzarote y nos dirigimos hacia el sur. A 12 kilómetros de Corralejo se encuentra Lajares, la villa más cosmopolita de Fuerteventura, donde reside la mayor parte de los surferos venidos de medio mundo. En el centro del pueblo, en la vía principal, se encuentra el estudio y sala de exposiciones de Chicheri, una joven pintora amante de las olas. Uno de sus últimos trabajos es un bello Diario de un viaje por la isla del viento, 28º N 13º O, donde la artista capta la esencia de los páramos majoreros.

La pintora dialoga con la esencia del paisaje de Fuerteventura y se detiene en cada uno de los rincones más íntimos de la isla. La frase escogida para abrir el libro guía de Chicheri, “...La aulaga es una expresión entrañada y entrañable, la aulaga dice frente al cielo y a ras de la tierra, ceñidos de mar, la sed de vida, la sed de inmortalidad de las entrañas volcánicas de la tierra”, corresponde a Miguel de Unamuno, desterrado en la isla en 1924, y sintetiza su enlace con este espacio. Algo que también reflejan sus demás trabajos, como Poesía muda, Océano Mar, Surf Art Fuerteventura, entre otros.

Más planes para una escapada a Lanzarote y Fuerteventura