Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Surf en la playa de la Zurriola

Este deporte generó para San Sebastián 14 millones de euros en 2013

Primera clase de un curso de surf en la playa de la Zurriola, en San Sebastián. Ampliar foto
Primera clase de un curso de surf en la playa de la Zurriola, en San Sebastián.

San Sebastián siempre ha sido un referente del surf y son muchos los aficionados que tradicionamente se han acercado a la playa de la Zurriola para probar sus olas. Sin embargo, hasta hace unos pocos años la ciudad no se decidió a apostar por el tremendo tirón turístico que este deporte supone. Así, en 2011 se creó el Cluster Surf City Donostia, una especie de agrupación de comercios, escuelas, clubes y emprendedores relacionados con el mundo del surf que promocionan conjuntamente esta actividad en la capital donostiarra. Según su último balance anual, en 2013 el surf movió en San Sebastián 14 millones de euros.

Cada año son miles los surferos que pasan por la ciudad guipuzcoana en busca de las mejores olas. Muchas de las guías turísticas incluyen esta actividad entre las más destacadas, y de hecho hay un gran número de escuelas para practicar este deporte, o para alquilar el material necesario para ello, en la citada playa de la Zurriola. Como Pukas Surf (Paseo de la Zurriola, 54; +34 943 320 068), una de las pioneras (comenzó a dar clases en 1996), o Surfing San Sebastian (Calle Ramón y Cajal, 3; +34 943 102 398), otra de las escuelas de referencia de San Sebastián. Ambas ofrecen cursos para todos los niveles.

Para todos aquellos interesados en realizar un curso de varios días, lo más recomendable es buscar algún alojamiento cercano a la playa, por el barrio de Gros o en la Parte Vieja. Tanto en la zona de la Zurriola como en la Parte Vieja existen un gran número de apartamentos en alquiler, así como varios hostales y hoteles. En la zona de Sagües, al final de la playa, siempre se puede encontrar un gran ambiente para terminar una jornada de surf con algunas cervezas. No hay que dejar de pedir (para llevar) el mítico Campero, el bocadillo con todo que vende el bar del mismo nombre, y comérselo en el muro, con las mejores vistas de la playa.

Además del Cluster, San Sebastián es la impulsora y líder principal de la red World Surf Cities Network, una agrupación de ciudades de todo el mundo en las que el surf es una actividad destacada e impulsora de la economía local. Actualmente, la red está integrada por otras ocho localidades de todo el mundo -Hossegor (Francia), Ericeira (Portugal), Las Palmas de Gran Canaria (España), Arica (Chile), Santos (Brasil), Durban (Sudáfrica) y las australianas Gold Coast y Newcastle-, número que se incrementará posiblemente en el futuro ya que otras ciudades surferas han solicitado formar parte de la red y están a la espera de que se apruebe su ingreso.