Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

En Salamanca, arte hasta en el garaje

Una Galería Urbana sobre puertas de garaje y cierres de comercios es la última iniciativa del dinámico Barrio del Oeste

Ver fotogalería
Este mural de Jorge Merino (Nego) forma parte de la iniciativa Galería Urbana de Salamanca.

El Barrio Oeste es uno de los más dinámicos y sorprendentes de Salamanca. Dinámico por la variedad de actividades culturales que ofrece. Sorprendente por su espíritu alternativo. Su último desafío: sacar el arte a la calle. O más exactamente, crearlo in situ.

Galería Urbana es una iniciativa de la asociación de vecinos ZOES y del colectivo Lemarte que se encuadra dentro del plan de revitalización del barrio. La idea parte de un triple objetivo, explica Inma Cid, presidenta de ZOES: reactivar el pequeño comercio de la zona, transformar espacios poco atractivos mejorándolos estéticamente y ofrecer una oportunidad a jóvenes creadores —estudiantes de Bellas Artes muchos de ellos— para darse a conocer.

Obra de Fernando de Uña.

María Crisóstomo y Elena Gómez, integrantes de Lemarte y comisarias de esta particular exposición, seleccionaron a los 23 artistas que en junio de 2013 comenzaron a intervenir en las puertas de garajes de la zona. Luego se convocó el Primer Concurso Galería Urbana dentro del programa de fiestas de la ciudad. Participaron 32 jóvenes que durante tres días siguieron cambiando el panorama del barrio, pintando en cierres de comercios, muros y puertas de garaje.

La galería se ha visto ampliada además en los últimos meses con obras de creadores ya consagrados como Antonio Feliz - Parsec!, Pablo S. Herrero o David de la Mano. Sus intervenciones atraen cada vez más visitantes, por lo que se están  organizando rutas guiadas por el barrio que pretende ser un referente del arte urbano en Castilla y León.

Además de la galería urbana, ZOES organiza otras muchas actividades como las veladas de Urban Knitting (donde se utiliza el punto y el ganchillo para decorar mobiliario urbano), la puesta en escena de piezas de microteatro, la celebración en torno al Día del Libro de una velada de lectura "a la luz de la luna" o un concurso de pintura rápida en la calle. Por tener, el barrio cuenta hasta con su propia banda, la roquera Baden Bah, cuyo local de ensayo, situado en una antigua carnicería de los años cuarenta, aspira a convertirse en centro cultural, galería de arte y sala de actuaciones.

Más información