Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
rutas urbanas

Pistas madrileñas para los Segway todoterrenos

Rutas por la Casa de Campo y Madrid Río se unen a los recorridos

más urbanos en el vehículo personal

Ruta en Segway por Madrid Río, con el puente de Dominique Perrault de escenario. Ampliar foto
Ruta en Segway por Madrid Río, con el puente de Dominique Perrault de escenario.

La primera vez que te subes a un Segway sientes que eres un dedo índice probando torpemente cómo funciona un iPod. Empuja adelante, avanza, quieto, para, hacia atrás, inclínate hacia un lado, uy, uy, uy, que se va... Es muy raro, y sin embargo, exactamente 10 minutos después de arrancar, cuesta creer que uno no lleva toda la vida montado en el artilugio. Igual que el reproductor musical, el diseño del Segway, por aparatoso que parezca desde fuera, es completamente intuitivo. Este patín eléctrico giroscópico consiste en un manillar y dos ruedas y se controla usando el equilibrio del cuerpo. Cada Segway pesa unos 50 kilos, alcanza 20 kilómetros por hora y cuesta entre 6.000 y 7.000 euros. Aunque ya existen copias made in China, la casa del Segway original, inventado en 2001 por Dean Kamen, está en New Hampshire (Estados Unidos), desde donde se bendicen todos los tours oficiales en Segway. Porque, aunque se suponía que el “transportador personal” iba a transformar el mundo (los grandes gurús dijeron que sería tan revolucionario como Internet, y la fábrica se preparó para construir decenas de miles de unidades al mes), el Segway ha quedado prácticamente reducido a ser un vehículo de ocio (aunque cada vez más viveros y fábricas lo usan para que sus trabajadores se muevan por las instalaciones).

Flamenco Tapas Tour

Segway Trip es uno de esos concesionarios que ofrecen circuitos oficiales en Madrid. El más codiciado es el que recorre el Madrid de los Austrias, pero junto a los paseos urbanos más tradicionales, como el Flamenco Tapas Tour (que visita la plaza Mayor o el mercado de San Miguel, e incluye un show en el tablao Carboneras), o el Tour de Compras (que recorre Preciados, Gran Vía, Fuencarral... ) están surgiendo recorridos más agrestes. En el Tour de Madrid Río (2,5 horas, 65 euros) es muy divertido deslizarse por las cuestas y los puentes del parque, y en el recorrido por la Casa de Campo (también 65 euros) se utiliza un modelo de Segway todoterreno (el ×2, con neumáticos de tacos más anchos y guardabarros) para recorrer pinares y bosques de ribera de la mano de un biólogo y que se detiene en lugares como las trincheras de la Guerra Civil. La última tendencia es el turismo enológico en Segway, por ejemplo, una excursión (normalmente, organizada por empresas) a los viñedos El Cigarral de Toledo, ideales para visitar a bordo de un Segway todoterreno. “Este es un mercado emergente”, dice Daniel Ouro, de Segway Trip, que destaca “la sensación de libertad y contacto con la naturaleza” de estos paseos, donde uno se puede deslizar con mayor velocidad y soltura, “sin tener que estar pendiente del peatón, el coche y el bolardo”.

» Segway Trip Madrid.

Más información