Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La gran biblioteca pública de Bogotá

El Luis Ángel Arango es uno de los centros de lectura más visitados de Latinoamérica

El exterior del centro.
El exterior del centro.

La Biblioteca Luis Ángel Arango de Bogotá (Calle 11 # 4 - 14, La Candelaria; +57 13431224) cumplió el pasado mes de febrero 55 años y lo hizo en su momento de máximo esplendor. Porque el centro, situado en el popular distrito de La Candelaria, es uno de los más más grandes de toda Latinoamérica y se ha convertido en una de las bibliotecas públicas más visitadas del continente. Un referente en todo el mundo.

Lo que empezó como una pequeña sala de lectura en el Banco de la República, especializada en economía, finanzas, hacienda pública, política e historia, recibe hoy alrededor de 5.000 personas al día. Los visitantes se mueven por los 44.000 metros cuadrados que componen el centro que presume de tener el récord mundial en número de consultas al año. La Luis Ángel Arango ofrece un novedoso sistema virtual de consultas, una red de bibliotecas por todo el país, 13 salas especializadas y un catálogo de dos millones de títulos.

Aquí no hay quien se aburra: hay salas de ensayo para músicos, algunas de ellas hasta con piano de cola incluido, otras donde se proyectan audiovisuales, cabinas para investigadores, acceso gratuito a Internet, sala de manuscritos y libros raros, espacios dedicados a la literatura infantil y juvenill, de ciencia y tecnología, de economía, de ciencias jurídicas, de idiomas y lugares para el préstamo de libros y material audiovisual. Además el centro posee un moderno auditorio en forma de caracol con un sistema acústico único.

La biblioteca ofrece un sinfín de posibilidades para perderse en su interior durante todo un día sin aburrirse un minuto. Un plan perfecto empezaría en la sala de proyecciones de la Sección de Música, en la que se puede ver una de las 300 óperas disponibles o escuchar una pieza de vallenato clásico. De ahí pasaríamos a la Sala de Lectura, donde llama la atención su increíble bóveda, y después a la Hemeroteca Luis López de Mesa. La Sala de Audiovisuales permite disfrutar de una buena película y la Mapoteca ofrece una curiosa forma de viajar por todo el mundo.

La sala de colecciones básicas.
La sala de colecciones básicas.

Antes de volver a casa se puede hacer una parada en la Sala de Préstamos si queremos llevarnos alguno de los múltipes ejemplares con los que cuenta el centro: ser afiliado de la Biblioteca Luis Angel Arango cuesta entre 30.000 y 100.000 pesos anuales (11,67 y 38,92 euros). El precio varía en función de los servicios a los que puede tener acceso cada socio.