El País

Buscador
CItas

Rondas y alfares

Zarzuela de Jadraque, en Guadalajara, celebra el 19 de octubre el Día de la Sierra con un curso de alfarería, una exposición sobre la arquitectura negra y otras actividades

Edición anterior del Día de la Sierra celebrado en Majaelrayo (Guadalajara). / José Antonio Alonso

Los anfitriones, el sábado 19 de octubre, son los apenas medio centenar de habitantes de Zarzuela de Jadraque, en la sierra Norte de Guadalajara. El extraordinario paisaje, rico en pizarra, ha proporcionado la materia prima que da forma a una singular arquitectura de “pueblos negros”. Negros por fuera, cálidos y acogedores por dentro. Otros antes (Arbancón, Galve de Sorbe, Hiendelaencina, Jadraque y Majaelrayo) protagonizaron este popular Día de la Sierra, que cumple ahora su VI edición, organizado por la Asociación Serranía de Guadalajara.

La alfarería, la arquitectura tradicional y el folklore son el hilo conductor. Desde primera hora, los dulzaineros, cual flautista de Hamelin, convocarán a los presentes, conduciéndoles hacia el desayuno con rosquillas y vino dulce, ilustradores del pasacalles. Después, en la plaza Mayor, demostración de alfarería, animando a los más pequeños a que disfruten manchándose bien las manos en un taller de iniciación. Luis Larriba, profesor de cerámica y alfarería, ofrece sus sabios consejos.

El oficio del barro tuvo gran arraigo en la comarca del Alto Rey y muy especialmente en este pueblo. A él dedicaron un libro, La alfarería de Zarzuela de Jadraque, María Ángeles Perucha y Miguel Ángel Rodríguez, quienes protagonizarán un coloquio sobre el tema.

Una casa de arquitectura negra en Zarzuela de Jadraque, en Guadalajara. / José Antonio Alonso

Arquitectura y urgencias

A lo largo de la jornada se puede contemplar también una muestra sobre Arquitectura serrana tradicional en peligro, acompañada, en otra exposición, de un asunto igualmente vital: la reivindicación en torno a las urgencias médicas. Las señas de identidad unidas a la más perentoria cotidianeidad.

La mañana se completa con una demostración de oficios tradicionales en la plaza Mayor, a cargo de la muy activa Escuela Provincial de Folklore. Tras ella, en las eras, exhibición de deportes serranos: chito, calva, tirasoga y tiro al botijo, para disfrute de todos y asombro de algunos. También hay un mercadillo de artesanía local.

Por cinco euros, comida popular a base de paella y limonada, para acudir después al festival de folklore serrano, con las rondas del Ocejón, El Ordial, Horche y Zarzuela: laúdes, guitarras, triángulos y voces. Todos los presentes pueden matar el gusanillo del baile incorporándose al picadillo de jotas castellanas.

Ya lo dice el cantar:

Tres días hay en el año

que relumbran más que el sol:

la matanza, el esquileo

y el día de la función.

En el Día de la Sierra, en medio de hermosos parajes, se juntan todos ellos.

 

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Ventura cortó un rabo y Lea Vicens, por la Puerta de los Cónsules

EFE Nimes

Gran tercio de varas de los toros de Dolores Aguirre en Vic-Fezensac

La violencia que llena hospitales

El País Sudán del Sur

La nueva oleada de ataques entre tribus en Sudán del Sur ha vuelto a poner en alerta al personal médico de MSF en la zona, ante la llegada masiva de pacientes

Huéspedes en su propia tierra

Los indígenas misquitos de Honduras por fin son dueños del suelo que han pisado durante siglos, pero no sin haber luchado por él

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana