El País

Buscador

Diez grandes fenómenos meteorológicos

Arcoíris, auroras boreales, temperaturas extremas y otros caprichos del tiempo que esperan al viajero

Arcoíris en las cataratas Victoria, en Livingston (Zambia). / Yvette Cardozo

Relámpagos eternos, arcos iris espectaculares, auroras boreales, escalofriantes tornados casi al alcance de la mano, el lugar más frío del globo, y el más caluroso… La meteorología proporciona impresionantes espectáculos por todo el planeta que, en algunas ocasiones, son el verdadero destino del viajero.

01 Noches de colores

ARCOÍRIS LUNAR, CATARATAS VICTORIA (ZAMBIA y ZIMBABUE)

La Mosi-oa-Tunya (el humo que truena), las cataratas Victoria, no es un salto de agua cualquiera. Además de su espectacularidad, ante ellas puede contemplarse uno de los fenómenos meteorológicos más bellos del planeta. En las Victoria, de 1.700 metros de anchura, el río Zambeze se precipita más de 100 metros al vacío hasta la garganta inferior. De día los rayos de sol se refractan en el vapor de agua, asegurando casi permanentemente un arcoíris por encima de la cascada, pero en las noches de luna llena y cielo raso ocurre lo mismo, aunque los colores son apenas perceptibles; la luz es mucho más débil. Para tener mejores condiciones para observarlo hay que situarse en el lado zambiano, tras la salida de la luna. El complemento perfecto son los búfalos y elefantes que a veces se pueden contemplar cerca de la catarata.

La mejor época para ver arcoíris lunares es de abril a julio, cuando el nivel del agua es mayor y hay suficiente vapor de agua. La entrada al parque de las Cataratas las noches de luna llena está permitida, durante dos horas

02 Danzas celestiales

AURORAS BOREALES (SUECIA)

Auroras boreales en Abisko, en la Laponia sueca. / Kim Walker

2012 y 2013 han sido los años de mayor actividad de auroras boreales en 50 años. Las auroras boreales son las bailarinas del mundo meteorológico: elegantes luminiscencias verdes, amarillas y rojas que describen piruetas en el cielo con una deslumbrante danza en un escenario celestial. Pueden verse en latitudes altas por todo el hemisferio norte, pero Abisko, en la Laponia sueca, está siempre despejado, y es uno de los mejores lugares para contemplar este espectáculo casi cada noche. Abisko está 100 km al oeste de Kiruna, donde hay un aeropuerto. La mejor época para ver auroras boreales es de diciembre a marzo.

En Noruega se pueden contemplar en cualquier lugar al norte del Círculo Polar Ártico, como Tromso o las Lofoten.  Islandia, Groenlandia o en el norte de Finlandia son otras zonas donde es fácil observar auroras boreales.

03 El faro de Maracaibo

RELÁMPAGO DEL CATATUMBO (VENEZUELA)

Relámpagos en la noche de Maracaibo (Venezuela). / Simon Podgorsek

El Parque Nacional Catacumbo está en una situación muy poco habitual, entre las elevadas cumbres de los Andes (a más de 5.000 metros) y las aguas del lago Maracaibo (a nivel del mar). Una de las consecuencias más espectaculares de esta inusual posición son unas condiciones climáticas extrañas que provocan una de las lluvias de relámpagos más largas y constantes del mundo. Y aunque su fuerza ha disminuido, todavía es posible ver tormentas eléctricas 160 noches al año con hasta 40 relámpagos por minuto, que pueden durar hasta 9 horas y se pueden ver desde 400 kilómetros de distancia. Por ello se conoce este fenómeno como el Faro de Maracaibo, ya que los barcos podían navegar a vela durante la noche gracias a esta potente iluminación. Además, como los truenos no se pueden escuchar, el espectáculo resulta escalofriantemente silencioso.

A Catacumbo se llega desde Mérida. Si queremos contemplar este fenómeno hay que ir durante la estación de lluvias (de mayo a diciembre).

04 Cazando tormentas en el Oeste americano

TORNADO ALLEY (EEUU)

Una mujer retrata una nube poco antes de formarse un tornado en Jayton, Texas (Estados Unidos). / RICHARD SENNOTT

Tornado Alley significa literalmente “callejón de los tornados” y así es como se conoce en Estados Unidos un enorme territorio en el Medio Oeste donde se reúnen las condiciones idóneas para la formación de tornados. En realidad no es una zona que pueda ubicarse con precisión en un mapa, pero incluye estados como Oklahoma, Kansas, Texas y Dakota, donde se producen tornados con especial fuerza y frecuencia: el 90% de los tornados de EEUU suceden aquí cuando el frío y seco aire de las Montañas Rocosas choca contra las húmedas brisas del golfo de México. La mejor época para verlos es en mayo y junio: lo mejor es instalarse en la ciudad de Oklahoma o Denver y estar listo para salir corriendo cuando se escuche la predicción meteorológica… Existen personas especializadas en seguimiento de tornados y “safaris” para perseguir tornados.

Storm Chasing Adventure Tours ofrece pequeños viajes de seis días por Tornado Alley.

05 Nubes enrolladas

GLORIA MATUTINA (AUSTRALIA)

La formación de nubes conocida como gloria matutina vista desde el río Albert cerca de Burketown, en Queensland (Australia). / Auscape

En la zona interior del norte de Queensland se dice que si en Burketown ha estado soplando una fresca brisa marina y las neveras de los pubs se han cubierto de escarcha, hay muchas posibilidades de que al día siguiente haya una gloria matutina. Puede que no sea muy científico, pero el golfo de Carpentaria es el único lugar donde estas enormes nubes enrolladas -a menudo pueden extenderse hasta más de 1000 kilómetros de largo, de entre 1 y 2 kilómetros de altura, a solo 100 metros del suelo y a una velocidad de hasta 60 km/h – se pueden ver de manera predecible. Y, pronosticado científicamente o no, vale la pena celebrarlo con una cerveza.

Las glorias matutinas se forman a primera hora de la mañana en septiembre y octubre (primavera australiana); hay vuelos panorámicos desde Burketown para disfrutarlas.

06 El desierto blanco

EL LUGAR MÁS FRÍO DEL MUNDO (ANTÁRTIDA)

Un viajero mira a través del hielo en Mummy Pond, en la Antártida. / Galen Rowell

Todos imaginamos la Antártida como el lugar más frío del planeta. Y es cierto: en este continente se ha registrado la temperatura más baja del mundo (concretamente en la estación rusa de Vostok, -89,2º C, el 21 de julio de 1983). Lo que no solemos imaginar es que además es el continente más elevado de la tierra (con una altitud de 2000 metros) y alberga el 80% del agua dulce. También resulta sorprendente el hecho de que el continente blanco sea un desierto debido a la falta de lluvia. Son los científicos los que sufren las condiciones más extremas, ya que visitan los confines más fríos y oscuros en las épocas más frías y oscuras, mientras que los viajeros hacen cruceros a la península antártica en verano, cuando hay una suave temperatura de 0º C.

Casi todas las expediciones antárticas salen de Ushuaia, Argentina: la temporada estival de cruceros va de noviembre a marzo.

07 Nieblas en el desierto

CAMANCHACA, DESIERTO DE ATACAMA (CHILE)

Niebla sobre la carretera Panamericana en el desierto de Atacama (Chile). / Joel Sartore

El desierto de Atacama es un lugar increíblemente seco. Recibe una lluvia media anual de menos de 1 mm y en algunas zonas apenas ha llovido en 400 años. Aquí hay llanuras desérticas, el suelo se parece al de Marte y los cadáveres quedan momificados por el aire seco. Y aún así hay vida gracias, sobre todo, a las camanchacas: enormes bancos de niebla marina costera que se desplazan tierra adentro desde el Pacífico y proporcionan un poco de agua a organismos ingeniosamente adaptados como guanacos, zorros y cactos espinosos. Si uno se sienta y contempla cómo llega la niebla quizá vea a algún animal tomando un gratificante sorbo de agua. En algunos lugares de la costa chilena se usan dispositivos, llamados atrapanieblas, para captar agua de la camanchaca obteniendo excelentes resultados.

San Pedro de Atacama es el centro turístico de la región.

08 El hogar de las nubes

MONZÓN (INDIA)

El puente de Mawkdok, en Meghalaya (India). / Getty

En hindi, Meghalaya significa “hogar por las nubes”, muy apropiado para el estado más lluvioso de la India, donde hay un par de aspirantes a lugar más lluvioso del planeta. La aldea de Mawsynram, en el frondoso distrito de East Khasi Hills, recibe una media anual de 11.872 mm de lluvia, toda una bendición para las cascadas que resuenan con fuerza más abajo en las laderas circundantes. Pero es la cercana Cherrapunjee la que se autoproclama el lugar más lluvioso del mundo con 9.360 mm de lluvia en Julio de 1861, y con la mayor precipitación anual jamás registrada por un observatorio en la tierra, con 26.460 mm entre agosto de 1860 y julio de 1861. En Cherrapunjee los lugareños usan “puentes vivientes”: puentes naturales hechos con raíces de árboles de caucho que la lluvia no puede arrastrar.

La mayor parte de la lluvia cae durante el monzón de verano, desde la tercera semana de mayo a octubre.

09 Calores infernales

CALIMA EN DEATH VALLEY (EE UU)

Tormenta de arena en Death Valley, en California (EEUU). / Ian Shive

Azizia, en Libia, es oficialmente el lugar más caluroso del planeta, donde han llegado a registrar 57,8ºC. Pero Death Valley le pisa los talones. La temperatura más alta registrada en esta depresión californiana (en Furnace Creek) fue de 56,7ºC; además, es el lugar del mundo con una calima más persistente (y en la cercana Baker está el termómetro más grande del mundo). Aún así aquí logran sobrevivir crótalos cornudos, ratas canguro e incluso una especie de pez. Y si se visita tras una rara y pequeña bajada de temperaturas incluso se pueden ver flores silvestres.

Entre noviembre y abril hay varios circuitos por el Parque Nacional de Death Valley guiados por los guardas.

10 Temporales espectaculares

FURIA OCEÁNICA, ISLA DE VANCOUVER (CANADÁ)

La isla de Vancouver, en Canadá. / Christopher J. Morris

En muchos lugares no se menciona su mal tiempo, pues los turistas se asustan. No es el caso de la isla de Vancouver, que se regodea con las olas de ocho metros y los violentos vientos que la azotan. Desde octubre, un sistema de baja presión se acumula en el golfo de Alaska y empuja hacia el sur el tempestuoso frente de aire ártico, que choca con los frentes subtropicales. Y esto coloca a esta isla de la Columbia Británica en el trayecto de las tormentas resultantes de noviembre a febrero muchos temporales azotan la costa oeste. En invierno se puede contemplar toda la furia del Pacífico en Tofino. Cuando amaina, se puede ir a la playa a ver qué tesoros ha arrastrado las tormentas.

Tofino, cerca del parque nacional Pacific Rim, está en la costa suroeste de la isla de Vancouver, a cinco horas de la capital, Victoria.

 

Estas experiencias y otras 990 están recogidas en el libro 1000 experiencias únicas de Lonely Planet (GeoPlaneta).

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Kroos: “Empiezo a cansarme”

El alemán, insustituible en este Madrid, confiesa que siente la acumulación de partidos

Una voz mimada

Memorable concierto de Philippe Jaroussky en el Auditori

Una Nadala de paja llameante

La Fundación Miró encarga a Fina Miralles la tradicional instalación de Navidad

"Bailar es habitar el cuerpo con la mente y el corazón"

El artista estrenará en el TNC una obra sobre fútbol con apoyo del Barça

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana