Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Rutas urbanas

Brilla Chicago

Dura y fascinante, en la ciudad de los Obama soplan aires nuevos

Seis protagonistas locales nos descubren los rincones más vibrantes

La escultura 'Cloud Gate', de Anish Kapoor, en el Millennium Park de Chicago (EE UU). Ver fotogalería
La escultura 'Cloud Gate', de Anish Kapoor, en el Millennium Park de Chicago (EE UU).

Frank Sinatra cantó que era su tipo de ciudad. Contradictoria, obstinada, cruda como sus gélidas temperaturas invernales e irresistiblemente bella. Cuenta con un apabullante patrimonio arquitectónico que abarca más de 30 edificios de Mies van der Rohe, los primeros rascacielos de Sullivan, las Prairie Houses de Frank Lloyd Wright o las torres circulares Marina City de 65 plantas, cuyo sofisticado diseño —firmado por el despacho de Bertrand Goldberg en los años sesenta— dedica los 19 pisos inferiores a aparcamiento y combina oficinas, viviendas y espacios de ocio. Desparramada en suburbios como Oak Park, donde creció Hemingway y vivió Lloyd Wright, Chicago (2,7 millones de habitantes) empieza a escapar de su larga historia de segregación, corrupción política y violencia. Epicentro comercial desde su fundación en 1779 por un comerciante de pieles, a orillas del lago Michigan, la ciudad de los Obama vive un buen momento. Al frente de su alcaldía está el demócrata Rahm Emanuel. Seis voces desde Chicago hablan de la ciudad y sus mejores rincones.

La fuente del artista catalán Jaume Plensa en el Millennium Park  de Chicago proyecta las caras de ciudadanos anónimos de la ciudad  estadounidense. ampliar foto
La fuente del artista catalán Jaume Plensa en el Millennium Park de Chicago proyecta las caras de ciudadanos anónimos de la ciudad estadounidense.

Seguir al presidente

La historia de amor del matrimonio que hoy ocupa la Casa Blanca arrancó en el despacho donde se conocieron, Sidley & Austin, ubicado en la Chase Tower (10 S. Deaborn St.); avanzó a las puertas de la heladería —hoy cerrada— Baskin Robbins (1400 East 53rd St.), donde se dieron su primer beso, y quedó sellada en 1993 en la Trinity United Church of Christ (entonces ubicada en 532 W. 95th St.). Celebraron la boda en el antiguo South Shore Country Club, hoy un centro cultural (7059 South Shore Drive), y se instalaron en un apartamento en el 5450 South Eastview Park Unit de Hyde Park-Kenwood, donde vivieron hasta 2005, cuando se mudaron a su actual casa muy cerca de allí (5046 Greenwood Avenue), en el mismo barrio donde se encuentra la legendaria Robie House de Frank Lloyd Wright. Por aquí están las canchas de baloncesto (Hayes Drive y South Lake Shore Drive) donde el presidente jugaba con su cuñado; su barbería, Hyde Park Hair Salon and Barber —donde Spike Lee y Muhammad Ali también se cortaban el pelo—; el restaurante que sirve sus desayunos favoritos, Valois (1518 East 53rd St.), y la librería predilecta de la familia, 57th Bookstore (1301 East 57th St.). Bike and Roll organiza el llamado paseo presidencial en bicicleta por esta zona.

Brilla Chicago ampliar foto

Más allá de los confines de este barrio, la exclusiva boutique Ikram (15 East Huron St.), donde Michelle se preparó para la campaña y cuya dueña la asesoró en cuestiones de imagen al llegar a la Casa Blanca, es otra parada interesante. También lo son los restaurantes Table 52 (52 West Elm St.), en las cocheras de la Biggs Mansion junto a Lake Shore Drive (donde la pareja ha celebrado su San Valentín); el italiano Spiaggia (980 North Michigan Avenue), donde acudieron el día después de su primera victoria, y el mexicano Topolobampo (445 Nort Clarke St.), de uno de los chefs predilectos del presidente, Rick Bayless. Y para terminar, un paseo por Grant Park, donde la noche del 4 de noviembre de 2008 la multitud rugió al conocer la victoria y Obama sobre el escenario saludó a su ciudad: “Hola, Chicago”.

El mapa 'gourmet'

El chef Rick Bayless.
El chef Rick Bayless.

El aterrizaje o la apertura de nuevos restaurantes a cargo de reconocidos chefs como Jean George y su Pump Room (1301 North State Parkway) o Grant Achatz, al frente de Alinea (1723 North Halsted), con tres estrellas en la Guía Michelin, ha calentado la escena gastronómica de altos vuelos de Chicago. Pero lo cierto es que aquí no han faltado grandes nombres en las últimas décadas, siendo el de Rick Bayless uno de los más recurrentes. Con tres restaurantes (Xoco, Topolobampo y Frontera Grill),varios libros de cocina, un programa de televisión y una legión de fans entre los que se cuenta el presidente estadounidense Barack Obama, Bayless ha logrado reivindicar la cocina mexicana y aportar un giro moderno.

Sin perder de vista la restauración, pero con una perspectiva mixta que incluye la idea de mercado o tienda de alimentación, también ha surgido una interesante cosecha de locales multiespacio como Publican Quality Meats (825 West Fulton Market St.), una carnicería-charcutería-restaurante donde además de servir comidas y cenas en 32 mesas venden cortes ejemplares, especias y aliños. En esta línea, en la tienda del restaurante Bread & Wine (3732 West Irving Park Road) preparan cestas de pic-nic con muchos de los productos del restaurante y otras delicatessen.

Calles magistrales

Interior del Art Institute de Chicago.
Interior del Art Institute de Chicago.

Jackie Koo
ARQUITECTA

“La arquitectura es para Chicago lo mismo que la industria del cine para Los Ángeles”, explica Jackie Koo, autora de The Wit Hotel, un nuevo rascacielos en el histórico barrio de The Loop. “Hay muchas más oportunidades aquí que en otras ciudades”, dice. Han pasado tres décadas desde que llegó a esta meca para estudiar y aún recuerda lo deprimida que estaba gran parte de la ciudad. “El centro ahora se ha desplazado al sur”, explica. Con su flamante edificio trató de abrirse a la calle. “Quería que estuviera conectado, que los turistas pudieran ver el paisaje urbano a nivel de calle. ¡Estás en Chicago! La mezcla de glamour, urbanismo y rudeza es bastante única”, exclama. Uno de sus lugares favoritos en la ciudad es el jardín al sur del Art Institute, perfecto para comer al aire libre en verano. Hasta el 12 de mayo se puede ver en el interior de este museo una gran exposición de Picasso con 250 obras.

En la lista de edificios predilectos de Jackie Koo está el Monadnock, el apabullante y sobrio inmueble de oficinas de 1893, donde tiene ubicado su despacho, y el Hospital Prentice, proyectado por Bertrand Goldberg y cuya demolición, tras una ardua batalla, ha sido aprobada.

» The Wit. 201 N. State St.
» Monadnock Building.
» The Art Institute Chicago. 111 South Michigan Avenue. Abre a diario de 10.30 a 17.00. Entrada: adultos, 18 euros; niños hasta 14 años, gratis.

Arte en Pilsen

Las piezas de Colifichet, en el mercadillo Fête de Chicago.
Las piezas de Colifichet, en el mercadillo Fête de Chicago.

Christine Sisson
DISEÑADORA DE JOYAS

Fête, un nuevo mercadillo-bazar, reunió el pasado diciembre a un grupo de nuevos diseñadores, artesanos y cocineros. Allí presentó Christine Sisson las piezas vintage de joyería y bisutería que comenzó a reunir cuando vivió en Praga y que comercializa bajo el sello de Colifichet. Los amantes del diseño y la comida que estén este fin de semana en Chicago podrán asistir a una nueva editión de Fête. Bloguera y apasionada de las joyas, Sisson lleva más de una década en Chicago y siente que la llegada de Obama a la Casa Blanca ha situado a esta ciudad en un nuevo plano. “Hemos estado bajo la sombra del Este y del Oeste, de Los Ángeles y Nueva York, pero ahora ha vuelto un soplo cosmopolita y sofisticado. La escena gastronómica es buena prueba de ello”, asegura. Sisson destaca el barrio de Pilsen, que se ha convertido en el epicentro de la escena artística en los últimos cinco años, con un considerable número de galerías que el primer viernes de cada mes organizan fiestas e inauguraciones. Su paseo favorito, sin embargo, nos lleva por el Old Town Triangle, un puñado de calles que sobrevivieron al incendio que arrasó la ciudad de Chicago a finales del siglo XIX. El clásico Teatro Riviera es uno de sus lugares favoritos para escuchar música en directo. Para tomar una copa y picar algo recomienda The Tiny Lounge y Maude’s, y si es verano, la terraza de Estate Ultra Bar junto al río. Christine Sisson aún tiene pendiente ir a la nueva coctelería speakeasy The Aviary, que requiere no solo reserva, sino también aprobación y correo de confirmación para poder cruzar sus puertas. “Me muero por ir”, dice.

En la cuna del 'blues'

Exterior de Double Door, un lugar ideal para quienes busquen música en directo en Chicago.
Exterior de Double Door, un lugar ideal para quienes busquen música en directo en Chicago.

Autumn Merrit
'BOUTIQUE' SIR & MADAME

Clásico, pero con un punto de modernidad o twist; así imaginaron Autumn Merritt y su esposo, Brian, el proyecto en el que se embarcaron hace apenas tres años. Con su tienda Sir & Madame querían expandir la idea de boutique y abarcar un estilo de vida. Es centro de tertulia y un buen lugar donde descubrir marcas y diseñadores locales. La idea que les inspiró, según Autumn, también encaja con el espíritu de su ciudad: “Chicago está en el Medio Oeste, es clásica, pero tiene mucha influencia internacional, un guiño distinto”. Apostaron por el llamado Ukranian Village, una zona residencial encajada entre dos barrios más comerciales que está cobrando nueva vida, aunque mantiene su carácter. Autumn se declara devota de Hyde Park, el barrio donde creció y en el que los Obama aún mantienen su casa, y recomienda un paseo por esa zona al sur de Jackson Park. Para un buen plan nocturno, propone arrancar en Violet Hour, un bar-lounge algo escondido y sin cartel en la puerta donde sirven cócteles y está prohibido hablar por teléfono. La siguiente parada para escuchar música en directo debería ser Double Door o The Shrine, dos de las mejores salas de conciertos en la cuna del blues. Para tomar café la mañana siguiente, el lugar ideal es Sip Coffee House, y si se busca algo más consistente, los cupcakes de Molly’s son los favoritos de Autumn. ¿Un secreto para fashionistas? “El vintage de Hoarder Antiques (4710 North Damen Avenue) en Andersonville es el mejor de la ciudad”.

Rodeando el lago Michigan

Heritage Bicycles es un café, taller y tienda de bicicletas en el barrio de Lakeview de Chicago.
Heritage Bicycles es un café, taller y tienda de bicicletas en el barrio de Lakeview de Chicago.

Michael Salvatore
HERITAGE BICYCLES

Chicaguense de tercera generación, a Michael Salvatore le picó en Nueva York el tan extendido virus ciclista. De vuelta en Chicago, abrió hace un año las puertas de Heritage, un taller-tienda-café en Lakeview, el barrio al norte del barrio de The Loop en el que se multiplican las pequeñas boutiques y cafés con vocación indie. “Siempre se ha dicho que Chicago es una gran ciudad con espíritu de lugar pequeño, y yo quería crear una comunidad, acercar a la gente”, explica. Aunque no faltan los llamados “ciclistas 365”, esos que no se amilanan ante el viento o las bajas temperaturas, para el resto Heritage sigue siendo un punto de encuentro donde sirven café, repostería e imparten clases de reparación de bicis. También montan fiestas. Salvatore recomienda una parada en Gaslight, uno de los nuevos cafés donde tuestan a diario el grano; una comida informal en Antique Taco, o una cena en el flamante restaurante Trenchermen a base de cerdo asado y verduras de temporada. Para los ciclistas que lleguen a Chicago, su consejo es claro: “Siempre ir hacia el Este. La ruta alrededor del lago Michigan es impresionante, son cerca de 30 kilómetros”, asegura. La topografía de la ciudad favorece este medio de transporte, y el nuevo alcalde, Rahm Emanuel, ha prometido aumentar los carriles y mejorar las infraestructuras para ciclistas. ¿Su rincón favorito? “El zoo; es gratis y tiene una ubicación maravillosa”.

'Brunch' en Lula Café

Escaparate de la librería The Book Cellar.
Escaparate de la librería The Book Cellar.

Teresa Kirschbraun
LIBRERÍA CITY LIT

Lleva 25 años asentada en el barrio conocido como Logan Square, en la parte norte de Chicago, y allí fue donde Theresa Kirschbraun decidió abrir las puertas de su flamante librería City Lit hace apenas cuatro meses. Cuenta con una selección de libros en español —dirigida a la población hispana que durante décadas dominaba esta zona de la ciudad— y un amplio catálogo de libros para niños, para quienes organiza lecturas y actividades una vez por semana. Logan Square es una de las zonas en ebullición, y Theresa Kirschbraun recomienda un paseo por el mercado de comida, el Farmer’s Market, que se celebra cada domingo (del 19 de mayo al 27 de octubre) y donde se organizan conciertos para todos los públicos del clásico Logan Square Auditorium. El brunch con menú creativo de Lula Café es su favorito, y en cuestión de moda frecuenta la boutique Turley Road, de la firma Studio 90, donde también se puede encontrar ropa de otros diseñadores y artesanos de Chicago. ¿Dónde continuar la ruta libresca de la ciudad? “En The Book Cellar, una librería café con mucho encanto donde también se puede tomar vino”.

Con ojos de niño

Una calle del barrio de Andersonville, en Chicago.
Una calle del barrio de Andersonville, en Chicago.

Chris Huizenga
NOBLE TOYS

“Chicago cuenta con una increíble comunidad de diseñadores, una de las mejores del mundo”, sostiene Chris Huizenga. Eso y el niño que lleva dentro le llevaron a montar hace un año una empresa de juguetes artesanos, Noble Toys, diseñados y producidos en Estados Unidos. Sus jugueterías favoritas de la ciudad son Building Blocks y Lollie, que también vende ropa infantil. Chris Huizenga recomienda una visita al Museo de la Ciencia e Industria (entrada: adultos, 14 euros; niños, 8,50.), cuya colección incluye hasta un submarino del ejército nazi capturado durante la Segunda Guerra Mundial. El Museo de Arte Contemporáneo (entrada: 8,50 euros; niños hasta 12 años gratis), con entrada gratuita los sábados, es otro de los lugares que a menudo frecuenta con su hijo. “La ciudad está llena de parques, perfectos para estar con niños en verano. En invierno, pequeños y grandes pueden patinar sobre hielo en la pista que instalan en Millenium Park”, explica. El antiguo barrio sueco de Andersonville, hoy resucitado en parte gracias a la comunidad gay, es uno de sus favoritos. Aquí se encuentra la cervecería Hopleaf, con su amplia carta de cervezas, y también Scout, un exquisito anticuario, que encantará a los amantes del diseño, donde además de vender se dedican a restaurar muebles.

Más información