El País

Buscador
VIAJEROS URBANOS

‘Shopping’ selecto a la japonesa

Tokyo Midtown, en Roppongi, es mucho más que un simple centro comercial

Pasarela que conecta el parque Hinokicho con el Midtown Plaza, dentro del complejo comercia Midtown Tokyo, en el distrito Roppongi de la capital japonesa. / Corbis

Roppongi, en Tokio, es el infierno para unos y el cielo para otros. Hogar de embajadas, empresas extranjeras y de los más importantes centros de reordenación urbana, Roppongi Hills y Tokyo Midtown, es un distrito internacional, conocido por ser zona de negocios de día e infinito lugar de ocio por la noche. Aquí uno puede encontrar algunos de los mejores restaurantes indios de la ciudad, tailandeses, de fusión y otras comidas del mundo. O tomarse un kebab en la calle. Pero lo que no debe dejar de hacer es darse un paseo por el exclusivo y lujoso centro comercial Tokyo Midtown.

Inaugurada en 2007, la galería Tokyo Midtown es mucho más que un simple centro comercial. Gracias a su diseño y al uso de materiales tradicionales adaptados a las necesidades contemporáneas, tanto el interior como las zonas exteriores fueron proyectados para representar la sensibilidad japonesa. Cuenta la empresa encargada del plan de diseño que les pidieron que la galería ayudara a los turistas, pero sobre todo a los residentes, a reconectar con la esencia de Japón.

Vista aérea de la torre Tokyo Midtown, en Tokio, y el complejo comercial que la rodea.

El complejo Tokyo Midtown, con más de 550.000 metros cuadrados, está situado sobre 7,85 hectáreas que, hasta el año 2000, albergaron la sede de la Agencia de Defensa japonesa. Sus seis edificios incluyen la galería comercial, tres bloques de oficinas, dos museos, el primer hotel Ritz-Carlton de Tokio, apartamentos de lujo, la sede de la empresa de videojuegos nipona Konami y un parque que ya existía, Hinokicho. Un lugar mágico construido en el siglo XVII como jardín privado de una de las familias más poderosas de Edo, nombre que Tokio recibía en esos tiempos. Precioso enclave de paz y belleza que hace las delicias de todos en cualquier época del año por su lago, sus plantas y sus árboles minuciosamente cuidados. Es, además, lugar de actividades al aire libre: ponen la iluminación en Navidad, una pista de hielo de enero a marzo, hacen yoga en verano y se convierte en lugar de peregrinación para amantes del lujo y el arte contemporáneo durante la primavera y el otoño.

La galería se dibuja con acabados de madera, agua, ikebana (arte de los arreglos florales) y estructuras tradicionales para afianzar el wa, concepto japonés para describir la armonía social y la sensibilidad. El cristal de los escaparates está arropado por madera para retrotraer a la arquitectura tradicional japonesa, y para rendir tributo al bosque de cipreses que una vez inundó esta zona. Una cascada, que se eleva más de 18 metros, evoca el uso tradicional del agua en las entradas de los templos japoneses. La entrada principal también es especial. La forma de un torii (puerta que marca la entrada a los templos sintoístas) anuncia el inicio del centro comercial. La luz también juega un papel importantísimo en la armonía del lugar. El washi, papel japonés hecho de arroz, cáñamo, bambú o trigo, filtra la luz de la oscuridad y separa los espacios públicos de los privados. En el patio principal hay árboles de bambú que filtran la luz de una claraboya, y, durante la noche, hay pantallas que tamizan la luz solar. Otra de las delicadezas es la existencia de materiales que absorben el sonido exterior, tales como alfombras o tratamientos específicos en el techo diseñados para crear un entorno acústico armónico y agradable.

Bosque de bambú urbano en el complejo comercial Tokyo Midtown, en el distrito tokiota de Roppongi. / Hidehiko Sakashita

Tokyo Midtown alberga tiendas de moda (uno de los diseñadores japoneses más prestigiosos, Issey Miyake, tiene aquí una de sus tiendas más grandes), espacios de decoración y diseño de interiores, restaurantes, bistrós, cafés, pastelerías donde degustar los más exquisitos postres e, incluso, una frutería con aires de boutique. La planta baja está repleta de tiendas de comida delicatesen y maravillosas salas de té. Incluso esta planta tiene un diseño particular, pues, debido a la devota relación de amor que los japoneses tienen con la comida, esta parte está ideada siguiendo los trazos de una caja bento (una especie de tartera muy usada en Japón para la comida, hecha de madera y lacada en negro con una capa de brillo).

Es, en definitiva, un lugar envuelto en un aura de lujo y exclusividad, que supone, sin duda, una de las visitas más curiosas para el viajero. Un oasis de ocio de alto nivel, alejado de la dudosa imagen que ofrece Roppongi, y que pretende encajar con el comprador global.

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Hallados los cuerpos de once jóvenes decapitados en Guerrero

Otras 14 personas murieron en la localidad en dos choques entre bandas rivales en julio

Nuestra mesa, víctima silenciosa del cambio climático

Cada vez más latinoamericanos están modificando su dieta en función de los granos que han sobrevivido la degradación del suelo

Conexión en directo con la Valencia de 1982

Un libro recupera el fanzine 'Estricnina', en el que el periodista Rafa Cervera reflejó la naciente escena valenciana de los 80

Cámara recibe el Premio Librería Cultural 2014

El jurado descata "la dimensión global de su proyecto cultural" y "la originalidad de sus propuestas

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana