Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIAJEROS URBANOS

México DF repinta la Alameda

Este parque ahora remodelado es el escenario de un famoso mural de Diego Rivera

La nueva Alameda tras su remodelación. Ampliar foto
La nueva Alameda tras su remodelación.

Hace tan sólo un año, muy pocos habitantes de México DF le hubieran recomendado a los turistas pasear por ahí. Poco quedaba de la alegría que alguna vez pintó Diego Rivera en su mural Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central. Incluso cuesta trabajo reconocer este parque tras su remodelación. "Tenía muchos años así. Desde que yo era joven se empezó a llenar de vendedores y gente que dormía en las bancas. Olía muy feo. Qué bueno que ya la dejaron bonita", dice una señora mientras pasea. Ella, como muchos otros defeños, salió a las calles para reestrenar el parque más antiguo de la ciudad de México, cuya construcción comenzó a finales del siglo XVI.

La Alameda Central conecta el Centro Histórico del D.F. con el Paseo de la Reforma. Ubicada entre las avenida Juárez e Hidalgo, comienza en un costado del Palacio de Bellas Artes y termina en el vanguardista Laboratorio de Arte Alameda (ubicado en un ex convento que antes albergaba la Pinacoteca Virreinal). Sus calles están llenas de estatuas mitológicas y personajes históricos, como Venus, Neptuno, Alejandro de Humboldt, Beethoven y Benito Juárez.

La restauración fue obra del Gobierno del Distrito Federal y duró más de siete meses. Es un tiempo considerable tomando en cuenta que a su alrededor transcurren cuestiones vitales para la vida de la ciudad. Por ahí atraviesan las manifestaciones que van hacia el Zócalo, se hospedan algunos visitantes distinguidos en hoteles como el Hilton, se organizan las exposiciones artísticas más relevantes, y además es un paso natural al caminar por el centro histórico.

Algunos de los lugares imprescindibles dentro y alrededor de la Alameda son:

-Palacio de Bellas Artes: Casa de los grandes montajes escénicos y las presentaciones literarias más prestigiosas del país. Tiene además un museo que expone la arquitectura mexicana de inicios del siglo XX, así como grandes pinturas de la época del muralismo mexicano.

-Laboratorio de Arte Alameda: El inmueble colonial es un ex convento que contrasta con las exposiciones que guarda en su interior. Continuamente tiene exposiciones de arte in situ, instalaciones y performances de todo tipo.

-Museo Mural Diego Rivera: El mural Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central solía estar ubicado dentro del prestigiado Hotel del Prado, hasta que el terremoto de 1985 hizo necesario derribar por completo dicho edificio. El original fue rescatado y ahora puede verse en el museo que lleva su nombre. Pero para los fanáticos de la gastronomía mexicana también existe la opción de apreciar una reproducción del mural en el restaurante El Cardenal, ubicado dentro del Hotel Hilton y erigido en el mismo predio donde se encontraba el Hotel del Prado.

-Hemiciclo a Juárez: Como si se tratara de un dios olímpico, este monumento es un homenaje a Benito Juárez, el Benemérito de las Américas y artífice de la Reforma política en México durante el siglo XIX. La inmensa estatua muestra a Juárez sobre unas columnas dóricas siendo coronado con un laurel por la Patria. Fue inaugurado en septiembre de 1910 con motivo de los festejos del centenario de la independencia de México.

-Museo Memoria y Tolerancia: Justo frente al Hemiciclo a Juárez se construyó el nuevo edificio de la Secretaría de Relaciones Exteriores en un complejo que aglomera una plaza comercial, tribunales, oficinas y éste museo. Sus salas están dedicadas a difundir la diversidad sociocultural de México, así como servir como un memorial de las violaciones a los derechos humanos en todo el mundo.