El País

Buscador
24 horas en... La Seu d'Urgell

Huevos de dinosaurio por docenas

Una nidada fósil de 28 huevos gigantes, hidromasajes con vistas a la montaña, bicis eléctricas

con alforjas y un menú de 20 platos por 20 euros en la ciudad obispal del Pirineo leridano

El Museo de los Dinosaurios, en Coll de Nargó, Lleida. / Andrés Campos

A nosotros, en otra vida, nos gustaría ser obispos de La Seu. El celibato es un rollo, sí, pero qué seguridad ver los toros de la crisis desde poltrona tan sólida, la única sede obispal catalana que no ha vacado nunca, ni cuando la invasión musulmana. Ser los pastores de un valle donde hay 100 iglesias románicas, ¡qué bonito! Y solo 21.000 almas, menos que vacas, ¡qué tranquilidad! Para ganarnos al pueblo, iríamos a la catedral en burricleta (que luego se dirá lo que es) y haríamos rafting con sotana de neopreno. Y por la noche, después de cenar, nos fumaríamos un cigarrillo de contrabando, porque algún vicio hay que tener y para algo ha de servir ser copríncipes de Andorra.

9.00 Despertares de lujo

Debe de dormirse bien en el palacio obispal, pero tampoco es mal lugar para despertarse El Castell de Ciutat (1) (973 35 00 00), un lujoso relais & châteaux con spa y cocina de gran altura que se alza sobre una colina a las afueras de La Seu, al arrimo de un viejo castillo codiciado por la hiedra. La habitación doble no baja de 170 euros. Bastante menos (desde 105 euros) cuesta el parador (2) (www.paradores.es; 973 35 20 00), que no ofrece hidromasajes con vistas a las montañas como aquel, pero tiene su piscinita cubierta y su sauna, y está al lado de la catedral.

10.00 Románico de quita y pon

Claustro de la catedral románica de La Seu d'Urgell, en Lleida. / Andrés Campos

La catedral de La Seu (3) (973 35 32 42) puede presumir de ser la única 100% románica de Cataluña. Al claustro —precioso, con capiteles historiados— le falta un ala que, según dicen, el obispo vendió a unos franceses en el siglo XVII. En 1996 también fue robado (pero enseguida la Guardia Civil lo recuperó) el Beato de La Seu, una de las contadas copias del famoso códice lebaniego que hay en el mundo, de valor incalculable. Solo el facsímil que nos muestran en el museo diocesano para que le hagamos fotos cuesta 4.600 euros. Por cierto, que la mejor foto de la catedral es la que se obtiene desde los balcones del vecino Espai Ermengol (4), el museo de la ciudad, en la calle Major, 8 (973 35 30 57).

11.00 Compras tradicionales

Los martes y los sábados, tenderetes de frutas y de productos artesanales abarrotan la calle Major y la paralela de los Canónigos, ambas porticadas y de fuerte sabor medieval. Es una buena ocasión para comprar el queso y la mantequilla del Alt Urgell (ambos con denominación de origen), así como el pa de fetge (pan de hígado, o sea, paté), el bull de llengua (una oronda butifarra de lengua de cochino) y mil otras exquisiteces. Haya o no mercado, se pueden adquirir más de 200 quesos distintos en Eugene (5) (Major, 58), embutidos en Cal Bernadí (6) (Major, 18) y vinos y productos selectos del Pirineo en La Posella (7) (Regència d’Urgell, 45).

11.30 Rafting con remonte

Al final de la calle Major descubrimos la biblioteca de Sant Agustí (8), un moderno edificio que ha cristalizado, como una geoda, en las tripas de una iglesia en ruinas del siglo XVI; y bajando por las escaleras de L’Adobería, el Parc Olímpic del Segre (9) (973 36 00 92), que se construyó para los Juegos de Barcelona, con un canal de aguas bravas para descender en raft o kayak y un remonte mecánico. Tres descensos de rafting salen por 32 euros. Aguas arriba del parque, la ribera del Segre es bastante llana y arbolada, idónea para ir de pic-nic en burricleta, una bici eléctrica con alforjas y GPS que se alquila desde 25 euros en la avenida de Garriga y Massó, 15 (10) (www.burricleta.com; 973 10 90 04).

12.30 Ruta de los Oficios de Ayer

Embutidos tradicionales en el mercado sabatino de La Seu d'Urgell (Lleida). / Andrés Campos

La alternativa, para los menos activos, es hacer en coche la Ruta de los Oficios de Ayer, visitando ocho pequeños museos que hay en la comarca, dedicados a los almadieros, a los molineros, a los neveros y a otras profesiones que se llevó la riada del progreso. En la oficina de turismo de La Seu (Major, 8; 973 35 15 11) dan el folleto y las indicaciones necesarias. Dos de los museos, el del Acordeón (620 61 08 79) y la Fábrica de Lanas (973 38 40 09), están en Arsèguel (11), un pueblo-postal en la sierra del Cadí. Otro museo, el del Payés, se halla en Calvinyà (12). Forma parte de Cal Serni (973 35 28 09), un complejo de turismo rural con restaurante donde se sirven 20 platos por 20 euros, y colmado a la vieja usanza en el que se venden 70 artículos elaborados en la casa.

14.30 Donde comen los golfistas

Si el menú maratoniano de Cal Serni no nos seduce, podemos probar otro restaurante campestre más fino, Mas d’en Roqueta, en Aravell (13) (973 35 19 95), donde van los jugadores del cercano campo de golf (973 36 00 66) a comer ensalada de achicoria, sopa de bolets, pollo relleno de frutas... No sale caro: 25-30 euros. También es un cuidado hotel rural, y tiene pistas de pádel.

17.00 Titanosaurios en el Segre

La tarde la dedicamos a recorrer la mitad sur de la comarca siguiendo el encañonado curso del Segre. En Organyà (14) bordeamos el Cogulló, conocido como la montaña mágica por los aficionados al parapente. Los profanos, además de mirar, podemos volar en parapente biplaza por 80 euros (www.parapentorganya.cat; 639 33 04 06). En Coll de Nargó (15), donde ya va siendo hora de merendar, compramos unas magdalenas borrachas bañadas en chocolate y nos sentamos a ver cómo el penúltimo sol dora la torre —medio mozárabe, medio románica— de la iglesia de Sant Climent. Las magdalenas son de Forn Reig (973 38 31 79), un viejo horno de leña donde hacen panes de payés de tres kilos y cocas dulces de un metro de longitud, quizá en homenaje a los titanosaurios que poblaron la zona hace 70 millones de años y de los que es testigo la nidada de 28 huevos fosilizados (la mayor hallada en Europa) que se exhibe en el Museo de los Dinosaurios (636 41 76 78).

Javier Belloso

21.00 Cena con queso

De vuelta en La Seu para la cena, se nos ofrecen tres interesantes opciones. En PKtus (16) (Carrer de la Creu, 16; 973 35 08 46) podemos catar excelentes quesos en plato o en fondue. En Andria (17) (Joan Brudieu, 24; 973 35 03 00), arroces de montaña y platos tradicionales como la paletilla de cordero a las ocho horas o el gallo rojo del Alt Urgell. Y en Arbeletxe (18) (Sant Ermengol, 22; 973 36 16 34), cocina estacional con guiños vascos: chuletón a la brasa, ravioles de changurro, canelones de perrechicos… Después, a La Crem (19) (Josep de Zulueta, 3), a bailar hipnotizados con los vídeos que se proyectan en una pantalla gigante. O a tomarse una cervecita en plan más formal, sentados en los sillones de ratán de La Colonial (20) (Sant Ermengol, 28). Aquí, ni el obispo desentonaría.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Cuatro colegios de ingenieros, contra la homologación de títulos

Industriales, aeronaúticos, agrónomos y navales creen que el plan de Educación no soluciona sus problemas para contratar fuera

Gala de los Premios Ondas 2014

Los mejores momentos de la gran gala de entrega de los Ondas desde el Gran Teatre del Liceu de Barcelona

Una magia para todos los públicos

'Magia por Benín', una convocatoria solidaria con el país africano, de ofrece la posibilidad de ver actuar juntos a jóvenes ilusionistas

Otro modelo de autenticidad

La texana Annie Clark presenta hoy en Madrid su cuarto disco en solitario

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana