Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Viaje a ‘Apocalypse Now’

Desde Manila se pueden visitar los diferentes escenarios del mítico film de Francis Ford Coppola

'Charlie´s point', en Baler (Filipinas), una de las localizaciones de 'Apocalypse Now'. Ampliar foto
'Charlie´s point', en Baler (Filipinas), una de las localizaciones de 'Apocalypse Now'.

Apocalypse Now (1979), rodada en Filipinas, es una de las películas bélicas más duras de todos los tiempos. Su rodaje fue toda una odisea: sufrió un sinfín de contratiempos e incluso se cambió al actor principal (Harvey Keitel) por Martin Sheen, quien incluso sufrió un infarto durante la filmación. Su director, Francis Ford Coppola adelgazó casi 30 kilos en la selva y estuvo sometido a fuertes presiones durante los cerca de dos años de rodaje, amenazado por la bancarrota y por la idea del suicidio.

Una de las escenas más emblemáticas, el ataque en helicópteros de una tranquila aldea costera fue rodada en la provincia de Aurora, al norte de Manila. Allí se produce el mítico discurso del coronel Kilgore sobre el napalm. Justo antes, el coronel incita a sus hombres a disfrutar de una sesión de surf en medio de un bombardeo, con el Vietcong contraatacando: "O luchas o haces surf", dice en la película. El capitán Willard (Martin Sheen), confundido y protegiéndose de los bombazos le pregunta; "¿Coronel, no es demasiado peligroso hacer surf aquí?”. El Coronel responde: "¡Si yo digo que es seguro hacer surf en esta playa, es que es seguro!". Esta batalla, así como las escenas de surf fueron tomadas en la playa de Baler, situada a unos 100 kilómetros de Manila, en la costa este del Pacífico. Desde entonces, ha ganado fama mundial gracias al rodaje de la película y se ha convertido en la capital del surf filipino (deporte hasta entonces casi desconocido). Cerca de la desembocadura del río está el hoy denominado Charlie´s point, donde cientos de turistas manileños acuden los fines de semana para deslizarse por sus olas.

Los escenarios tienen hoy poco que ver con el horror mostrado en el film.
Los escenarios tienen hoy poco que ver con el horror mostrado en el film.

El otro gran escenario del filme es el río Pagsanjan, situado al sur de Manila, donde el capitán Willard (Martin Sheen) viaja en barca a través de la selva para cumplir su misión: asesinar al coronel Kurtz (Marlon Brandon). Durante el recorrido, se suceden impactantes escenas: la atroz matanza de la embarcación campesina, la fiesta nocturna de los soldados, el asedio del Vietcong desde las orillas del río, el ataque del tigre y la secuencia final del búfalo. El río muestra la locura, la transformación psíquica del capitán en una mortífera jungla repleta de enemigos.

Desde Manila se puede navegar el río que recorre la densa selva (1 hora y 30 minutos) y disfrutar de un agradable paseo en barco, con visita incluida de la famosa cascada Magdapio. Miles de manileños, especialmente los fines de semana, visitan y reman en canoas sus aguas. La vida de este lugar se transformó profundamente tras el rodaje, sabiendo aprovechar la fama mundial de la película tras el estreno. Curiosamente, la zona elegida para el rodaje no era esta, pero la inicialmente seleccionada en Iba (Zambales), al norte de Manila, quedó destrozada por un violento huracán, lo que forzó el cambio.